y otros nueve a francisco gómez

Banco Santander reclama a Ángel Ron la devolución de 13 millones de su prejubilación

El Santander quiere recuperar la prejubilación millonaria de los principales ejecutivos del Banco Popular. Reclama 13 millones a Ron y nueve a su número dos, Francisco Gómez

Foto: El expresidente del Banco Popular Ángel Ron. (EFE)
El expresidente del Banco Popular Ángel Ron. (EFE)

Ángel Ron y su consejero delegado, Francisco Gómez, salieron del Banco Popular con un buen zurrón: el primero se llevó 12,8 millones en concepto de prejubilación y el segundo, nueve. Ahora, el comprador de la entidad resuelta, Banco Santander, les reclama la devolución de estas cantidades porque entiende que no cumplieron los objetivos que les daban derecho a cobrarlas. No pide lo mismo para su pensión de jubilación, de 3,4 millones en el caso del expresidente, como adelantó El Confidencial.

Así se recoge en el informe anual del Popular remitido este lunes a la CNMV. En concreto, el Santander refleja que abonó 12,8 millones en concepto de "otros compromisos a largo plazo" de Ángel Ron, que se corresponden con su prejubilación hasta que alcance la edad de retiro. Este dinero se externalizó en una póliza de seguros con Mapfre El banco que preside Ana Botín "ha decidido aplicar a estos conceptos cláusulas de ajuste, reducción y recuperación ['malus' y 'clawback'] del 100% de las cantidades correspondientes, de conformidad con la política de remuneraciones de la entidad y la normativa vigente de remuneraciones de consejeros de entidades de crédito".

El exconsejero delegado del Banco Popular Francisco Gómez. (EFE)
El exconsejero delegado del Banco Popular Francisco Gómez. (EFE)

Como no es público si la aseguradora ha abonado esa cantidad ya al expresidente, "el banco ha formulado la oportuna reclamación al consejero afectado y a la aseguradora". Lo mismo ha procedido a hacer en el caso de los nueve millones de Francisco Gómez. En cambio, el Santander no va a solicitar la devolución de los 3,4 millones con que el Popular dotó el año pasado al plan de pensiones de Ron, al entender que ese dinero sí le corresponde por sus años como consejero y presidente.

Lo que sí va a solicitar el comprador del Popular es la restitución del bonus en efectivo recibido en 2016 por Ron, Gómez y el exsecretario del consejo Francisco Aparicio, por un total de 138.000 euros. Los tres debían recibir una cantidad similar en 2017 que el Santander se ha negado a abonarles, y lo mismo ocurrirá con los 92.000 euros que tenían derecho a percibir en 2018. El plan de retribución variable de la entidad contemplaba la entrega de un importe similar en acciones, pero estas pasaron a valer cero con la resolución de junio, como es bien sabido.

En 2017, Ron cobró también un salario de 218.000 euros por el periodo en que ocupó la presidencia antes de que el 20 de febrero tomara el relevo formalmente Emilio Saracho. En 2016, su sueldo había sido de 1,6 millones, según se recoge en este documento. Como informó El Confidencial, el juez Andreu ha ordenado el embargo de otros tres millones que debía abonarle Allianz de su plan de pensiones (jubilación) por su posible responsabilidad civil si se le encuentra culpable de algún delito al frente del banco.

4,7 millones para Saracho... y uno para Larena

En cuanto al último presidente del Popular como banco independiente, cobró los famosos cuatro millones de su 'prima de fichaje' (que exigió para cubrirse de los riesgos que conllevaba ponerse al mando de una entidad tan difícil de salvar) más otros 477.000 por el salario del periodo en que ocupó la presidencia, entre el 20 de febrero y el 7 de junio.

Menos conocido es que también cobró 'prima de fichaje' el último consejero delegado de la era Ron, el sucesor de Gómez: Pedro Larena. Este ejecutivo, que procedía de Deutsche Bank, ingresó un millón de euros en 2016 también como salvaguarda ante la incertidumbre que rodeaba ya entonces al Popular. Larena cobró un sueldo de 365.000 euros en 2017 y de 1,36 millones en 2016.

El Santander no va a reclamar las primas de fichaje ni de Saracho ni de Larena porque se consideran "variable obligatorio" y no están sujetas al cumplimiento de objetivos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios