Es noticia
Menú
Santander admite otra amenaza judicial por un posible caso de corrupción en Brasil
  1. Empresas
ADMITE EL RIESGO EN UN FOLLETO

Santander admite otra amenaza judicial por un posible caso de corrupción en Brasil

El banco admite el riesgo en un folleto en la CNMV por la posible solicitud de acusación contra un directivo de Santander Brasil por un presunto soborno para beneficios fiscales

Foto: Ana Botín. (Reuters)
Ana Botín. (Reuters)

Nuevo frente judicial para Banco Santander. La entidad admite el riesgo de que se acuse a un directivo de la filial brasileña por un presunto soborno de un auditor fiscal local para obtener beneficios fiscales de más de 20 millones de euros. La entidad presidida por Ana Botín admite el riesgo en un folleto, y se suma a otros frentes abiertos en el mercado brasileño, el más importante para su cuenta de resultados.

El folleto incluye riesgos de que "no sea capaz de detectar o prevenir en tiempo y forma el blanqueo de capitales y otras actividades delictivas de tipo financiero, lo que podría exponerle a contingencias con un efecto adverso material". La alerta es habitual en este tipo de documentos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pero en este caso incluye una novedad sobre Brasil por un posible caso de corrupción, tal y como ha avanzado 'Vozpópuli'. Se trata de un caso antiguo —explotó en 2015—, bautizado como Zelotes, pero aún no resuelto, por lo que el Santander lo ha incluido en un folleto de emisiones de cédulas hipotecarias.

Foto: Ana Botín, presidenta del Santander. (EFE)

En concreto, el informe señala que, "según informes en medios de comunicación y otras fuentes extraoficiales, el Ministerio Público Federal de Brasil (MPF) presentó ante un juez federal de Sao Paulo una solicitud de acusación contra varias personas, incluido un directivo de Banco Santander Brasil, filial del grupo, en relación con el presunto soborno de un auditor fiscal brasileño para garantizar decisiones favorables en casos fiscales, lo que resulta en beneficios por créditos fiscales de 83 millones de reales [aproximadamente 25 millones de dólares —más de 20 millones de euros—] para Santander Brasil".

En este sentido, Santander añade que, según la legislación brasileña, "la solicitud de acusación debe ser aprobada por el juez". Por ahora, agrega, "ni a Santander Brasil ni a los directivos relevantes se les ha notificado oficialmente la acusación propuesta o si la solicitud de acusación ha sido aceptada o rechazada". Asimismo, indica que "Santander Brasil está cooperando plenamente con las autoridades brasileñas y ha renunciado al beneficio de ciertos créditos fiscales a los que se refieren las acusaciones para demostrar su buena fe. Si la acusación fuera aprobada, la reputación del grupo podría verse afectada".

Foto: Logo del Banco Santander.

Brasil es el mercado más importante para el Santander. En el primer semestre, obtuvo un beneficio en el país de 1.482 millones, lo que supuso el 37% de las ganancias del grupo. En ocasiones, por la incertidumbre política y económica del país, o por la volatilidad de la divisa, también tiene frentes judiciales o reputacionales. Recientemente, 'El País' publicó el resultado de una investigación conjunta con 'The Intercept' en la que analizó mensajes de fiscales que muestran que Santander realizó donaciones a campañas del Gobierno del Partido de los Trabajadores (cuando gobernaba Lula), según el exministro Antonio Palocci. Según el artículo, citando lo que contó Palocci, este se comprometió a mantener la cuenta de los funcionarios de la localidad Ribeirão Negro a cambio de donaciones al partido para la campaña de 2002. La donación alcanzó los 2 millones de reales. Santander ni hizo comentarios al respecto.

También en Brasil, Santander lleva tiempo incluyendo en sus informes periódicos de situación un riesgo relacionado con que antiguos empleados de Santander Banespa (Santander compró Banespa en el año 2000) tienen una reclamación iniciada en 1998 por la asociación de jubilados de Banespa "solicitando el pago de una gratificación semestral contemplada en los estatutos de la entidad, para el caso en que esta obtuviese beneficios y su reparto fuese aprobado por su consejo de administración". Este bonus no fue abonado en 1994 y 1995 por falta de beneficios, y solo se pagó parcialmente entre 1996 y 2000. El 20 de marzo de 2019, el Supremo Tribunal Federal rechazó el recurso extraordinario de apelación presentado por el banco, aunque la decisión no define una cantidad específica a pagar por el Santander, explica a los inversores en el último informe semestral el banco cántabro.

Nuevo frente judicial para Banco Santander. La entidad admite el riesgo de que se acuse a un directivo de la filial brasileña por un presunto soborno de un auditor fiscal local para obtener beneficios fiscales de más de 20 millones de euros. La entidad presidida por Ana Botín admite el riesgo en un folleto, y se suma a otros frentes abiertos en el mercado brasileño, el más importante para su cuenta de resultados.

Brasil
El redactor recomienda