EXIGE ACTIVAR LA CLÁUSULA DEL CONTRATO

Qatar pide por carta al consejo de El Corte Inglés que active ya la salida a bolsa

El jeque del emirato, dueño del 10% del capital, ha solicitado la contratación de dos bancos de inversión que hagan un análisis para saber cuánto vale el grupo de distribución

Foto: La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez (c), en la junta de accionistas de la empresa. (EFE)
La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez (c), en la junta de accionistas de la empresa. (EFE)
Adelantado en

La calma dura poco en el consejo de administración de El Corte Inglés. Tras el relevo de Jesús Nuño de la Rosa por Marta Álvarez Guil, el jeque Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani, propietario del 10% del capital, ha pedido por carta que se inicien los trámites para activar la salida a bolsa. Una operación que no cuenta con la aprobación de las hijas herederas, dueñas del 14% del capital y las máximas responsables de la gestión de la cadena de distribución.

Según han confirmado fuentes próximas al consejo de administración, el jeque de Oriente Medio ha solicitado la contratación de dos bancos de inversión que hagan un análisis de la situación interna de El Corte Inglés y un estudio de los competidores para conocer si el grupo español estaría en disposición de salir a bolsa y, sobre todo, con qué valoración. Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani ha hecho este requerimiento en virtud del contrato firmado en 2015, cuando el inversor catarí prestó al 'holding' de grandes almacenes 1.000 millones de euros convertibles en acciones.

Aquel acuerdo incluía una cláusula según la cual, a partir del quinto año, el accionista de Qatar podía reclamar la recuperación de su inversión mediante la salida a bolsa de la compañía. Como los cinco años se cumplen en 2020, Shahzad Shahbaz, su representante en el consejo, ha exigido que se empiece ya a trabajar de cara a tomar las medidas oportunas respecto a gobierno corporativo para dar el salto a los mercados de valores. El millonario inversor se ha puesto en contacto oficialmente con todos los tenedores de acciones de El Corte Inglés para que hagan pública su opinión, incluida la Fundación Ramón Areces, que es dueña del 37% del capital.

Para cumplir con este requerimiento, el consejo de El Corte Inglés nombrará dos bancos que harán el estudio preliminar de cómo cotizan las empresas similares a la española, a qué múltiplos y si sus perspectivas son buenas para concretar cuál sería la valoración a la que el 'holding' —presidido desde finales de agosto por Marta Álvarez Guil— podría debutar en bolsa. El objetivo de Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani es monetizar su inversión, siempre y cuando la tasación sea superior a cuando entró en el capital.

En 2015, cuando Primefin, la sociedad del catarí, prestó 1.000 millones a El Corte Inglés con un interés del 5,25%, la compañía se valoró en 10.000 millones de euros brutos. Una cifra que contrastaba con la tasación que el grupo hacía de sus inmuebles, a los que otorgaba una suma total de 17.000 millones. Desde ese momento, los resultados del 'holding' han mejorado de forma sostenida, con crecimientos en ventas y aumentos del beneficio operativo o ebitda. Pero las empresas del sector han sufrido mucho en bolsa, con desplomes como el de la estadounidense Sears, que cayó en bancarrota por el impacto de la competencia de las plataformas 'online' frente a las tiendas físicas.

Rothschild es el banco que habitualmente trabaja como asesor de El Corte Inglés, ya que ha participado en las dos grandes refinanciaciones de la cadena, y el que sigue monitorizando los números de la compañía. Según distintas fuentes, la entidad dirigida en España por Íñigo Pañeda ya ha realizado varios análisis similares para una potencial salida a bolsa, aunque sin que el inversor catarí lo hubiera solicitado.

Las hermanas

Según otras fuentes, los informes que realicen los dos bancos de inversión que se contraten no son vinculantes. Porque la última palabra la tiene el consejo de administración. Y, siguen distintas fuentes, ni Marta Álvarez Guil ni su hermana Cristina están a favor de la salida a bolsa. Dado que las dos herederas tienen ahora el control del poder real en El Corte Inglés, el millonario de Qatar tendría que conseguir la complicidad de algunas de las familias históricas de la casa para obtener un apoyo mínimo a su propuesta.

Algunos accionistas, como los que se agrupan en Cartera Mancor, con el 7%, y Corporación Ceslar, con el 9%, formadas ambas por distintos hermanos, podrían ser sus cómplices debido a que algunos de ellos también quieren hacer liquidez.

Otras fuentes señalan que Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani conoce su inferioridad en el consejo. Por tanto, con la solicitud de contratar dos bancos de inversión para activar la cláusula de la salida a bola, lo que pretende es hacer saber a la nueva presidenta que el futuro de la compañía es cotizar en los mercados de valores. En consecuencia, aunque apoyó su nombramiento, le quiere transmitir el mensaje de que la gestión debe ser profesional y alejada de cualquier interés personal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios