la acción no estaba tan barata desde 2006

El mercado enfría el verano de Telefónica con la acción en mínimos desde 2006

La cotización amarga el verano a Telefónica. La acción ha llegado a caer por debajo de los seis euros y recientemente entidades como JP Morgan y Bank of America han enfriado sus perspectivas

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, la directora de Finanzas y Control, Laura Abasolo, y el CEO, Ángel Vilá Boix (i). (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, la directora de Finanzas y Control, Laura Abasolo, y el CEO, Ángel Vilá Boix (i). (EFE)

No está siendo el mejor año de Telefónica en bolsa. Desde enero hasta hoy, la compañía acumula una caída bursátil del 15,88% y el pasado viernes cerró con un precio de seis euros por acción tras una jornada en la que se asomó a los cinco euros. Hay que remontarse hasta junio de 2006 para encontrar un coste así en el histórico de cotización de la teleco. El porcentaje de caída se agranda si se amplía la fotografía a los últimos cinco años: un 31,14% menos, según los datos de Bloomberg.

Si en los veranos de 2014 y 2015 un título de Telefónica se movía con comodidad por encima de los 12 euros, ahora la compañía tiene que pelear para mantener los seis euros. "Quiero mandar a los accionistas un mensaje de gratitud y confianza en el futuro. Estamos seguros de que la acción responderá", dijo el presidente, José María Álvarez-Pallete, durante la última junta general de accionistas.

Desde comienzos de año, la acción ha experimentado una evolución de dientes de sierra, siempre por encima de los siete euros, hasta que el pasado 25 de julio la compañía presentó los resultados del primer semestre: 1.787 millones de euros de beneficio (+2,8%) y una facturación de 24.121 millones (-0,9%), lastrada principalmente por la caída de ingresos en Latinoamérica.

Desde entonces, la acción está en caída libre (-16,83%) y el pasado 14 y 15 de agosto llegó a bajar de los seis euros. Fue precisamente en esos días cuando JP Morgan publicó un nuevo informe en el que rebajó de 6,60 a 5,80 euros el precio de cada título, al tiempo que advirtió de los desafíos que tiene la teleco, desde la fuerte competencia del sector a la depreciación de las divisas en Latinoamérica. Si se observa la evolución de los últimos años, la cotización de Telefónica está en los niveles más bajos prácticamente de los últimos 15 años.

Evolución de la cotización de Telefónica en 2019. (Bloomberg)
Evolución de la cotización de Telefónica en 2019. (Bloomberg)

Previamente, tanto UBS como Bank of America Merrill Lynch ya habían dado un 'toque' a la compañía que preside Pallete. Hace una semana, el banco de inversión suizo anunció un 'tijeretazo' del precio objetivo desde los 9,1 euros a los 6,4. ¿El motivo? La elevada deuda y la debilidad de los ingresos de la compañía.

Dos días después, el banco estadounidense hizo lo propio y dejó de recomendar la compra de acciones para adoptar una posición neutral, amén de recortar un 32% el precio objetivo hasta los siete euros. Bank of America también apunta al deterioro de las divisas, la guerra de precios con la competencia y la dificultad para rentabilizar los millonarios derechos del fútbol.

Suma y sigue, porque el pasado 7 de agosto Barclays también sacó las tijeras y ajustó el precio objetivo desde los 8,70 a los ocho euros por acción. Al igual que JP Morgan, la entidad financiera advierte de la feroz competencia a que se enfrenta la teleco.

No obstante, el panel de analistas consultado por Bloomberg se muestra más optimista. Al cierre de la sesión del viernes, 15 analistas apostaban por comprar, 18 por mantener posiciones y solo dos recomendaban vender. Además, los registros de Bloomberg revelan que desde la presentación de resultados el número de analistas que se inclinan por comprar se ha reducido en favor de los que apuestan por mantener posiciones.

La deuda, el gran problema de la teleco

De acuerdo con los resultados del primer semestre, Telefónica tiene una deuda viva de 40.230 millones de euros, un 5,7% menos con respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra se reduce hasta los 38.700 millones si se incluyen ventas pendientes de formalizar. En total, la compañía ya encadena nueve meses consecutivos de reducción de deuda.

Desde hace meses, la compañía está inmersa en un fuerte plan de desinversiones para deshacerse de algunos activos que permitan aliviar su elevado endeudamiento. Algunas de las operaciones cerradas en los últimos meses han sido la venta de 11 'data centers' a Asterion Industrial Partners por 550 millones de euros (con una plusvalía de 260 millones), la venta de sus negocios en Centroamérica (Costa Rica, Panamá y Nicaragua) al grupo Millicom por 1.450 millones y el traspaso de sus filiales en Guatemala y El Salvador a Carlos Slim por 570 millones, entre otras.

'Deals' aparte, la teleco también ha recibido buenas noticias de Hacienda. En febrero, el Tribunal Económico-Administrativo Central inclinó la balanza a favor de Telefónica en su histórico pleito fiscal con Hacienda por unos impuestos mal contabilizados. La sanción por entonces fue de más de 200 millones y ahora es Telefónica quien ha logrado una victoria en los tribunales que va a suponer unos ingresos de 702 millones en concepto de devolución por impuestos pagados de más. En julio, Hacienda le pagó 201 millones más en concepto de intereses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios