más de 100 millones de euros en juego

De Ana Obregón a Andrea Orcel: así es el juez que dirimirá el caso

Javier Sánchez Beltrán fue el juez del pleito que enfrentó a Ana Obregón con la revista 'Interviú' y dictó una sentencia histórica a favor de los afectados por el amianto

Foto: El financiero Andrea Orcel y Ana Botín, presidenta del Banco Santander. (EFE)
El financiero Andrea Orcel y Ana Botín, presidenta del Banco Santander. (EFE)

Andrea Orcel y el Banco Santander ya saben quién tiene la última palabra en su pleito de 112 millones. Se trata de Javier Sánchez Beltrán, magistrado-juez del Juzgado de Primera Instancia nº46, juzgado en el que ha recaído la demanda presentada por Orcel contra la entidad cántabra. La demanda fue presentada el 27 de mayo y se admitió a trámite el 25 de junio.

De origen vasco, esta no será la primera vez que Sánchez Beltrán tiene un caso mediático en sus manos. En 2008, cuando era titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº7 de Alcobendas, desestimó una demanda que presentó Ana Obregón contra la revista 'Interviú' en la que pedía el secuestro de una de las ediciones. La revista había publicado una información en la que afirmaba que la conocida bióloga había ordenado dar una paliza al presentador Jaime Cantizano. Según recogen las crónicas de por entonces, el juez consideró que la información publicada era "veraz y contrastada" y no aceptó la petición de medidas cautelares.

Un par de años más tarde, este magistrado volvió a las portadas tras dictar una sentencia histórica a favor de los afectados por el amianto. Ya desde su actual plaza en Madrid, Sánchez Beltrán fijó una indemnización de casi 4 millones de euros para 45 vecinos de Cerdanyola del Vallès y de Ripollet afectados por el tratamiento de amianto de la planta que la empresa Uralita tenía en ambos municipios. Fue la primera sentencia que estableció responsabilidades respecto a los vecinos de unas instalaciones.

Tras ese pleito con 'Interviú', el juez volvió a inclinarse a favor de la prensa en un juicio que afectó al periódico 'El Mundo' en 2015. Dos periodistas del diario fueron demandados por el empresario marroquí Ahmed Charai por una presunta intromisión al honor. En concreto, los periodistas publicaron que el citado empresario era un estrecho colaborador del servicio secreto de Marruecos. A ojos del juez, la información era de interés público y ambos periodistas habían cumplido los requisitos de veracidad y diligencia en el contraste de la información.

Además, esta no será la primera vez que el juez lidie con un tema bancario, aunque no de este calado —112 millones de euros— ni de este tipo. En 2018 falló en contra de Bankinter y condenó al banco a una indemnización de 3.771,6 euros a un cliente tras una demanda a través de Asufin. El magistrado consideró que la entidad no informó adecuadamente de los riesgos en un contrato de gestión de riesgos financieros firmado en 2008 por un importe de 150.000 euros.

Testigos

Salvo un cada vez más improbable acuerdo extrajudicial, será este juez el encargado de determinar quién tiene razón en el que ya es uno de los pleitos más importantes de la historia de la entidad que preside Ana Botín.

Entre los asuntos que tendrá que resolver de esta causa, el magistrado deberá decidir en una primera vista previa qué pruebas se usan durante el juicio. Es probable que la defensa de Orcel solicite la declaración de Botín como testigo, algo que intentará evitar el banco.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios