huelga también en argentina

Amianto: qué es y qué riesgos tiene este cancerígeno hallado en el Metro de Madrid

Durante varios días, desde el Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid han convocado paros por la presencia de este cancerígeno en algunos vagones

Foto: Los paros en Metro de Madrid empezaron el 8 de marzo | EFE
Los paros en Metro de Madrid empezaron el 8 de marzo | EFE

Durante los días 9, 13 y 15 de marzo, el Metro de Madrid ha sufrido varios paros parciales, convocados por el Colectivo de Maquinistas a raíz de la presencia de amianto en algunos vagones del subterráneo. Esto, sumado al diagnóstico de asbestosis de un trabajador, provocado precisamente por este material, ha encendido un serio debate y ha levantado la preocupación en la población española por este material, prohibido en nuestro país desde 2002 por su carácter cancerígeno. Actualmente, se cree que todavía quedan 2,9 toneladas en toda España, y según los expertos, el amianto seguirá matando hasta 2040.

Tal es la crisis que hasta en Buenos Aires han retirado varios vagones de los trenes CAF5000 de la Línea B del Subterráneo, ejemplares que se compraron de segunda mano a España. Los trabajadores de la red de Metro de la capital argentina también han realizado paros por culpa de la presencia del amianto en los vagones.

Desde luego la del Metro madrileño​ no es la primera vez que se habla del amianto, pero su extendido uso en la construcción —fundamentalmente entre 1960 y 1990—, la ausencia de un registro de los edificios en los que se encuentra y sobre todo las dificultades para relacionar directamente la exposición a la sustancia con las enfermedades que puede provocar, lo han convertido en un material poco visible y sobre el que persisten numerosas dudas.

Este es un intento de despejar alguna de ellas con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto de Salud Carlos III, la Asociación de Víctimas del Amianto (AVIDA) y del catedrático de la Universidad de Granada Alfredo Menéndez Navarro, director del proyecto 'Los riesgos del amianto en España (1960-2002)'.

¿Qué es el amianto?

El término amianto designa a un grupo de fibras minerales naturales de gran fortaleza, flexibilidad y gran resistencia al calor y las sustancias químicas. No en vano, el término amianto proviene del griego "asbesto" que significa lo que no se puede extinguir.

Amianto
Amianto

¿Dónde se encuentra?

Debido a esas características de fortaleza y su carácter ignífugo ha sido ampliamente empleado como material aislante y puede encontrarse en paredes, tejados, conducciones eléctricas, de agua, de calefacción o de gas. Entre los años 60 y 90 podía encontrarse en multitud de productos manufacturados debido al bajo coste de su fabricación. Se cree que hay unos 3.000 tipos de productos lo contenían. En España se calcula que hay 2,6 toneladas de amianto instaladas por todo el país, aunque no existe un mapa de edificios en los que puede estar presente este material.

¿Qué riesgos tiene?

El amianto está prohibido en España desde 2002 ante el consenso de la comunidad científica internacional de que se trataba de un material cancerígeno. La exposición al amianto provoca distintas enfermedades, como cáncer de pulmón, mesotelioma y asbestosis (fibrosis pulmonar), así como placas, engrosamientos y derrames pleurales. También se ha demostrado que provoca cáncer de laringe y, probablemente, otros tumores malignos.

El mesotelioma es el más peligroso porque puede aparecer ante dosis mínimas y tiempos cortos de exposición, lo que explica la incidencia de este tipo de cáncer en personas que no han estado expuestas laboralmente.

¿Cómo se produce la infección?

La principal vía es la inhalación de las fibras suspendidas en el aire contaminado, bien en el entorno laboral donde se manipulan esos materiales como en el interior de viviendas o locales construidos con ellos. La Asociación de Víctimas del Amianto (AVIDA) explica gráficamente el riesgo: "Una hebra de asbesto aumentada mil veces se ve un poquito más grande que un cabello humano. Debido a su tamaño estas fibras pueden permanecer en el aire por mucho tiempo y pueden respirarse".

Trabajar con protección para evitar la inhalación de fibras
Trabajar con protección para evitar la inhalación de fibras

¿Quienes tienen más riesgos?

Hay varios grupos de personas:

  1. Trabajadores de los sectores en los que se manipulaba el amianto: fabricación de microcemento, construcción naval, tejados, depósitos, conducciones, cableado, o vagones de trenes.
  2. Trabajadores de los sectores de mantenimiento y demolición: fontaneros electricistas, mecánicos.. ya que no existe un mapa de los edificios en los que está instalado este material.
  3. Familiares de trabajadores expuestos al amianto. Algunas mujeres se han contaminado por el contacto con las ropas de sus maridos que trabajaban con amianto.
  4. Afectados por exposiciones ambientales: residentes en zonas propias a centros de trabajo en los que se manipulaba amianto.

¿Cómo relacionar una enfermedad con el amianto?

Las fibras quedan en el sistema respiratorio y la enfermedad puede tardar años en desarrollarse; algunos especialistas sostienen que hay muchas patologías provocadas por el contacto con el amianto que se han atribuido erróneamente al consumo de tabaco. El catedrático Alfredo Menéndez Navarro asegura que el tiempo transcurrido entre la exposición y el desarrollo de la enfermedad puede ser de entre 10 y 20 años en el caso de las asbestosis, y de entre 20 y 40 en el de la cánceres.

¿Cuántos afectados hay en España?

Es imposible saberlo. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo estimó en 1991 que había unos 60.000, pero fuentes sindicales elevan esa cifra a más de 200.000, solo en caso de afectaciones laborales. Internacionalmente se utiliza el dato de afectados por mesotelioma como referencia, ya que Menéndez explica que este tipo de cáncer únicamente es atribuible a la exposición al amianto.

Entre 2007 y 2011, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), 1.297 personas fallecieron por esa causa (925 hombres y 372 mujeres). Además, las estimaciones señalan que el 4 por ciento de las 101.906 personas fallecidas en el mismo período por cánceres de pulmón lo contrajeron por exposición al amianto.

Un estudio del Instituto de Salud Carlos III, siguiendo el índice de mortalidad por mesotelioma pleural, calculaba 1.319 víctimas mortales entre 2016 y 2020, año para el que vaticina un pico de la enfermedad y un paulatino descenso hasta 2040.

¿Cuándo se pondrá fin a la amenaza?

Para responder a esta cuestión, AVIDA cita el caso de Suecia, donde el uso de amianto está prohibido desde 1982; llevan desde entonces retirando amianto y calculan que les quedan más de 10 años para eliminar el riesgo de que se desprendan fibras al medio ambiente. El resto de los países adoptaron más tarde la prohibición.

En España, los expertos calculan que, en función del momento de la prohibición y con los adecuados planes de retirada ya en marcha, el amianto no dejará de ser un porblema de salud pública hasta 2040.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios