INCENTIVARÁ LA INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA

La banca recibirá del BCE un espaldarazo a su capital de hasta el 1% por su 'software'

La EBA trabaja en una guía sobre la deducción de la inversión en tecnología en el cálculo de la ratio de capital. Sabadell será el banco español más beneficiado

Foto: José Manuel Campa. (EFE)
José Manuel Campa. (EFE)

Los bancos tendrán el año que viene un alivio en la creciente presión regulatoria. No es lo habitual, entre las críticas del supervisor especialmente a la banca española por tener niveles de capital inferiores a sus pares europeos. Pero el ‘lobby’ financiero obtuvo premio en su reclamación por que la inversión en tecnología se tenga en cuenta en el cálculo de sus niveles de solvencia, y a partir de 2021 tendrán una mejora adicional por esta vía.

El Banco Central Europeo (BCE) decidió hace unos meses que se tenga en cuenta el ‘software’ y otras inversiones en tecnología de la banca a la hora de calcular sus niveles de activos ponderados por riesgo (APR) y capital, que son las variables usadas para estimar el colchón de solvencia de las entidades. Para ello, dio un mandato a la Autoridad Europea de Banca (EBA), que está en proceso de análisis para determinar cómo se computará.

La guía de la EBA tendrá que estar lista a mediados del año que viene, y su implementación está prevista para 2021, pero ya hay analistas que incorporan este futuro cambio a sus modelos. Varios bancos de inversión han calculado ganancias de hasta más del 1% en las ratios de capital de máxima calidad (CET1 ‘fully loaded’) con la liberación de las deducciones de intangibles.

La norma CRR2 permitirá que los intangibles de software "prudentemente valorados" sumen parcialmente al capital. El argumento que usaba el entramado europeo supervisor para negarse a tener en cuenta positivamente la inversión tecnológica, como sí ocurre en Estados Unidos, es que en caso extremo de resolución, el software no es un activo del que sacar rendimiento, como sí ocurre con el activo inmovilizado -edificios, por ejemplo-. Sin embargo, los bancos han convencido al supervisor de que el ‘stock’ tecnológico sí tiene valor incluso después de una quiebra. Por ejemplo, Santander ha estado dos años usando la plataforma de Banco Popular tras su resolución.

Actualmente, la inversión en tecnología es dinero gastado por el banco sin efectos en los parámetros de solvencia. La institución que preside José Manuel Campa estudia contabilizar una parte en los APR y en el capital, con lo que el impacto dependerá del recorte aplicado a la deducción. Si es del 50%, por cada 100 euros invertidos bajo determinados parámetros podrá aplicar 50 a los APR y al capital, incrementando la ratio de solvencia.

La diferencia es sustancial. Un banco que tenga unos APR por valor de 10.000 millones y capital por 1.100 millones cuenta con una ratio del 11%. Si invierte 500 millones en ‘software’ y se contabilizan 250 millones (recorte del 50% en la deducción), pasará a tener APR de 10.250 millones y capital de 1.350 millones, lo que supone una ratio del 13,2%.

Primer alivio

“A menudo los inversores preguntan sobre potenciales ‘headwinds’ (vientos en contra) en el capital. Ahora vamos a tener un potencial ‘tailwind’ (viento de cola)”, apuntan fuentes financieras. Los bancos se han llevado numerosos reveses regulatorios, y además el supervisor presiona para que mejoren sus niveles de capital hasta el 12%. Algunos bancos recibirán un importante espaldarazo a futuro.

En realidad, todas las entidades tendrán un impacto positivo con la contabilización del 'software', aunque muy heterogéneo en el mapa sectorial, según los primeros análisis de los bancos de inversión. Banco Sabadell sale como el más beneficiado entre las entidades españolas y uno de los que más en Europa, con un efecto al alza sobre la ratio CET1 de entre 24 y 60 puntos básicos según si el recorte en la deducción es del 50% o del 80%, según Morgan Stanley, que estima un impacto en promedio de 10 a 20 puntos básicos.

El banco de inversión norteamericano sitúa a CaixaBank con un efecto también superior a la media. Exane (BNP Paribas) también destaca entre los bancos españoles a Sabadell y CaixaBank, con impactos mayores al contabilizar en mayor grado el 'software' que podría tener en cuenta la EBA. La firma de ‘research’ Autonomous (comprada por AllianceBernstein) también sitúa a la cabeza al Sabadell, y a cierta distancia señala a BBVA y Santander.

Los análisis coinciden en situar a Deutsche Bank, que anunció una profunda reestructuración con un recorte de 18.000 empleos, como uno de los bancos europeos más beneficiados, lo que supondría un alivio para el gigante alemán, cuya crisis parece perpetua. Julius Baer, Nordea, Barclays o Lloyds son otros bancos que aparecen en los primeros puestos en todos los casos.

Las autoridades europeas han alentado a los bancos para invertir en tecnología y, de esta forma, poder competir con las 'fintec'h o con los gigantes tecnológicos que empiezan a ofrecer servicios financieros además de poder mejorar sus niveles de eficiencia. Al favorecer la inversión en los cálculos de la solvencia, se empuja esta apuesta. Este año, por ejemplo, Banco Santander y Crédit Agricole han anunciado inversiones en tecnología para los próximos años de 20.000 millones y 15.000 millones de euros respectivamente. La digitalización es más fácil si mejora el cálculo del colchón de capital.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios