NUEVA CRÍTICA DEL BANCO DE ESPAÑA

La banca española es la que menos mejora solvencia en el ciclo de recuperación

Las entidades redujeron su colchón de capital en 2018 y lo han incrementado desde 2014 mucho menos que sus pares europeos, que lo han aumentado en 2 puntos porcentuales

Foto: Pablo Hernández de Cos. (Efe)
Pablo Hernández de Cos. (Efe)

El Banco de España (BdE) insiste en su cruzada sobre el capital de los bancos españoles, que están a la cola de Europa al haber sido los que menos han aprovechado el ciclo de recuperación desde 2014 para reforzar su solvencia. Al menos, si se mide por la ratio de capital de máxima calidad (CET1 ‘fully loaded’), que se deterioró en 2018 y se alejó aún más de los estándares europeos.

El informe anual del supervisor, el primero con Pablo Hernández de Cos al frente, vuelve a poner el acento en ello. “En términos de la ratio CET1, su nivel medio apenas ha aumentado para las entidades españolas desde 2014, y en 2018 se situaba por debajo de los valores observados en otros países de la UEM, en los que ha crecido de media cerca de 2 puntos porcentuales”, advierte el Banco de España, que también recuerda que menor capital implica más coste en las necesidades de emisión de deuda anticrisis (MREL).

El organismo venía mostrando gráficos en los que dejaba claro que la banca española está en el farolillo rojo en capital, aunque esté muy por encima de los requisitos regulatorios. Ahora, ha añadido uno nuevo en el que pone énfasis en que las entidades locales son las que menos han aprovechado el ciclo de recuperación económica desde 2014 para fortalecer este colchón.

De hecho, el BdE recuerda que se redujo en 43 puntos básicos hasta un promedio del 12,2%, variación negativa que se debe principalmente a la desaparición de ajustes transitorios en las deducciones de capital que introdujo la regulación europea con Basilea III, explica el informe anual.

Evolución de las ratios TIER1 y CET1. Fuente: BdE
Evolución de las ratios TIER1 y CET1. Fuente: BdE

Este mismo mes, el informe de estabilidad financiera de primavera del BdE cuestionó la política de dividendos de la banca española, al considerar que el 50% de reparto de beneficios entre los accionistas ha sido muy generoso y ha restado 180 puntos básicos de solvencia en los últimos cuatro años. Añadiendo ahora la nueva crítica, quiere decir que sin esta retribución de 25.000 millones de euros el capital habría crecido en línea con la media del resto de entidades europeas.

Hay más críticas recientes. Margarita Delgado, subgobernadora del BdE, aseguró que la banca española ha alargado un 50% su brecha en capital respecto a los bancos europeos en los últimos cuatro años, ampliando el diferencial de 200 puntos básicos a 300 puntos básicos. Básicamente, es la otra cara de la moneda respecto al rapapolvo anterior.

Delgado también aseguró que hay “presión sobre las entidades para mejorar la ratio de capital”, tanto desde el mercado como desde el supervisor, y que hay medidas posibles como “aumentar el capital, que es el numerador, o incidir en el denominador, persiguiendo limitar o reducir los activos ponderados por riesgo (APR)”.

La banca responde

Su crítica llegó en el XXVI encuentro del sector financiero organizado por Deloitte y ABC, en el que esta vez la banca sacó las uñas, de la mano del presidente de la patronal AEB, José María Roldán: “Más capital no siempre es mejor, puede poner en riesgo el crecimiento”, aseguró, al tiempo que también avisó de que “los bancos con presión para tener más capital tendrán que restringir el crédito. El BCE y otras instituciones tienen políticas contradictorias, con tipos bajos para que se preste más pero presión regulatoria”.

Roldán criticó que “las exigencias regulatorias son las mismas para modelos de negocio como los españoles, que han demostrado estabilidad, que para el resto, con banca de inversión”, y lamentó que desde hace años hay “una subasta al alza de los elementos regulatorios”. “Antes la posición más dura estaba entre el 7% y el 8% en Basilea, pero ahora parece el nuevo 7% es el 12%, y hace poco era el 10%. Los mercados acaban pensando que la subasta al alza es porque los supervisores ven un riesgo o daño que los inversores no están viendo, y por ello cotizan con el valor en libros actual (valor en bola por debajo del valor en libros)”, arguyó.

En cualquier caso, el Banco de España admite avances, ya que “en 2018 continuó el proceso de reforzamiento de la situación financiera del sector bancario español, en términos tanto de la calidad de su cartera como de su rentabilidad”, dice el informe anual, gracias a la venta de activos y a la fase de crecimiento del ciclo.

La recuperación de los activos que señala se debe a la caída de la morosidad, de 2,1 puntos porcentuales hasta el 5,8%, así como el descenso del 29% en 2018 en el volumen de créditos dudosos del sector privado residente. Por otro lado, el importe de los activos adjudicados cayó un 30% hasta los 43.000 millones.

Evolución de los dudosos y del ROE. Fuente: BdE
Evolución de los dudosos y del ROE. Fuente: BdE

La rentabilidad media de los recursos propios (ROE) se incrementó en 1,2 puntos porcentuales hasta el 7,3%, “impulsada fundamentalmente por la reducción de las pérdidas por deterioro de los activos asociada a la mejora de la calidad de estos”. “La rentabilidad media del sector bancario español, en términos de rentabilidad financiera, se ha ido recuperando durante los últimos años, situándose actualmente por encima de la media de la zona del euro, pero por debajo del nivel previo a la crisis”, sostiene el supervisor.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios