PROYECTO LOEB

PSA y Santander venden una cartera de fallidos con 13.000 coches 'subprime'

La financiera participada al 50% por Banque PSA y Santander encarga a Alantra la venta de 19.000 créditos impagados respaldados por coches vendidos hace casi 15 años

Foto: Flota de coches de PSA en Alemania. (EFE)
Flota de coches de PSA en Alemania. (EFE)

Las entidades financieras han vendido todo tipo de activos durante la crisis: pisos, promociones inmobiliarias, suelo, edificios de oficinas... Pero hasta ahora no habían vendido carteras garantizadas por coches. PSA Financial Services, la financiera de consumo de PSA (50%) y Santander (50%), será la primera en intentarlo, con una cartera valorada en 100 millones que ha puesto recientemente en mercado, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Se trata del Proyecto Loeb (en referencia al campeón de 'rallies'), que está siendo dirigido por el banco de inversión Alantra. Esta cartera se compone de 19.000 préstamos fallidos concedidos de media en 2003, mientras que el promedio de la fecha de fallidos es de 2005. La particularidad de la cartera es que están garantizados por 13.000 coches, que siguen en propiedad de los deudores morosos. Asimismo, más de la mitad de la cartera está en fase de gestión amistosa con los deudores.

Coches antiguos

Fuentes consultadas de los fondos que están examinando la cartera señalan que el último de los objetivos sería adjudicarse el coche. Más allá de que estos inversores están especializados en gestionar deuda y no vehículos, en su mayoría se trata de automóviles de hace más de 15 años, algunos de los cuales tienen restricciones para circular en ciudades como Madrid.

Citroën Xsara de 2003. (Wikipedia)
Citroën Xsara de 2003. (Wikipedia)

Cuatro de los 10 coches más vendidos en 2003 fueron de las dos principales marcas que forman PSA: los Citroën Xsara y C3 y los Peugeot 307 y 206. De hecho, teniendo en cuenta que son créditos tan antiguos, los fondos consideran que las opciones de recuperar los créditos son medias-bajas, por lo que disminuye su potencial interés.

Un punto a favor de este proyecto es que es la primera cartera que pone en mercado PSA Financial Services, una de las principales financieras del país. Ocurre como cuando salió al mercado en 2017 la Financiera El Corte Inglés, que hizo que los fondos sobrepagaran para ser el primero en abrir negocio con el grupo de distribución.

Beneficio de 55 millones

PSA y Santander Consumer Finance se aliaron en 2014 para desarrollar el negocio de financiación para la compra de coches y la venta de seguros en 11 países. El acuerdo supuso un desembolso de capital de unos 1.300 millones de euros. La filial española ganó 54,5 millones en 2018 y gestionaba una cartera de créditos de más de 3.500 millones. En este sentido, es la segunda financiera por volumen de préstamos del mercado español de automóvil, según datos de Asnef, tras los 4.600 millones de Volkswagen Finance. Supera así los 1.523 millones de Mercedes, los 880 millones de FCA Capital España (Fiat Crysler) o los 143 millones de Scania Finance.

Las financieras han extendido la venta de carteras de morosos durante los últimos años, una vez que han llegado fondos extranjeros al mercado español en una segunda oleada después de los oportunistas, que se hicieron con el grueso del ladrillo de los bancos. En este caso, son empresas o fondos especializados en la recuperación de deuda, con equipos de abogados y de teleoperadores dedicados a tratar de recuperar parte del crédito moroso. Buscan rentabilidades de dos dígitos, al comprar carteras con importantes descuentos y tener mayor capacidad que estas financieras para incrementar el porcentaje de préstamos recuperados.

Otras carteras de este tipo, con créditos al consumo o comercial para pymes, se han vendido con descuentos superiores al 90%. Entre las últimas, están una cartera de El Corte Inglés de 93.000 créditos por valor bruto de 100 millones vendidos al fondo sueco Intrum o la cartera de 20.000 préstamos impagados en gran parte sin colateral ('unsecured', en la jerga) que ING vendió por una cantidad de entre cuatro y cinco millones al fondo Axactor, con un 95% de descuento, según fuentes conocedoras. No obstante, en este caso, el portafolio de PSA tiene la particularidad de que el colateral son vehículos cuyo valor tiende a depreciarse, lo que complica el cálculo a los fondos.

Son empresas o fondos especializados en la recuperación de deuda, con equipos de abogados y de teleoperadores para recuperar parte del crédito

Algunos de los especialistas en recuperación de deuda que suelen quedarse con este tipo de carteras han descartado acudir por la dificultad precisamente de valorar los coches que se han usado como garantía, mientras que algunos ven una opción de apretar al deudor para que pague ante el riesgo de que se pueda ejecutar la garantía. No obstante, los fondos admiten que es un extremo al que será difícil llegar por la complejidad de gestionar vehículos que pasen a su propiedad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios