PROYECTO SILEX

ING vende su primera cartera de fallidos 'made in Spain' a Axactor

La entidad holandesa se desprende de 20.000 créditos impagados valorados en 77 millones al fondo noruego Axactor, uno de los mayores del segmento en España

Foto: Sede de ING en Bruselas (Reuters)
Sede de ING en Bruselas (Reuters)

Nueva entidad que se suma a la venta de activos problemáticos en España. La filial española de ING está cerrando el traspaso de una cartera de 20.000 créditos fallidos al fondo noruego Axactor, según fuentes financieras consultadas por este medio. Ninguno de los dos protagonistas hicieron comentarios.

Se trata de una operación asesorada por PwC bajo el nombre de Proyecto Silex. Agrupaba créditos personales o de tarjetas sin garantía inmobiliaria con un valor nominal de 77 millones. Axactor habría pagado entre 4 y 5 millones por la cartera, en torno a un 6% del valor total.

Desde que estalló la crisis, las entidades españolas han vendido decenas de miles de millones en carteras problemáticas de tres tipos: de pisos adjudicados, créditos dudosos inmobiliarios y fallidos. Estos últimos proceden de préstamo al consumo impagados que las entidades dan por irrecuperables, y son los que vende ahora ING, ya que su agujero inmobiliario fue casi nulo frente al resto de bancos.

La entidad holandesa es dirigida en España por el banquero César González-Bueno. ING cosechó un beneficio neto de 163 millones en España y Portugal durante 2018, casi el doble que un año antes. El banco se dio a conocer en España hace dos décadas como una entidad de ahorro, aunque en los últimos años ha crecido en gran medido en activo, empresas y banca corporativa. Un símbolo de ello es la desaparición del gancho de la Cuenta Naranja.

Noruego de sangre española

Por su parte, Axactor es un grupo noruego con gran implantación en España. De hecho, sus dos socios para el país, Andrés López y David Martín, son accionistas de la matriz y han conseguido que España represente más del 60% de la deuda gestionada del grupo.

El fondo llegó a España con la compra de ALD Abogados, una firma especializada en recuperación legal, en 2015. Un año más tarde se expandió al resto de los segmentos del recobro con la adquisición de Geslico, de las antiguas cajas. Desde entonces no ha parado de crecer con la compra de grandes carteras como la de Sabadell del año pasado -Proyecto Galerna-; la firma de una alianza inmobiliaria con Unicaja; o la adquisición de una cartera de CaixaBank de 900 millones a finales del año pasado.

Este fondo tiene ya unos 700 empleados en España y prevé obtener un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de más de 50 millones este año, según sus presentaciones a la bolsa noruega. El beneficio neto del grupo fue de 4,4 millones en 2018 y la facturación de 239 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios