unidad con 157 trabajadores

Bronca entre ING y sindicatos por la externalización del único ‘call center’ propio

El banco ha transferido la propiedad de su ‘call center’ interno, con 157 trabajadores, a la empresa Servinform. La preocupación ha cundido entre sus empleados

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Nuevo episodio de tensión entre un banco y sus empleados. ING ha decidido externalizar la última unidad de ‘call center’ que le quedaba en España, con la transmisión a Servinform SA. Se trata de un equipo de 157 empleados de atención al cliente, el 15% de los trabajadores dedicados a este segmento.

No obstante, los otros 900 están distribuidos en cuatro equipos ya externalizados, a través de diferentes empresas. ING ha optado por equiparar los parámetros laborales de todos estos empleados al transferir la unidad productiva, manteniendo beneficios sociales, salarios y antigüedad, siguiendo el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores. Servinform ya es proveedor de ING Bank España.

Entre los trabajadores, ha cundido la preocupación, por el cambio de empleador y el riesgo de que haya modificaciones sobre sus contratos o recortes. La nueva compañía. de la que dependerán los trabajadores que hasta ahora están en ING, tiene su centro de operaciones en Torrejón de Ardoz, con lo que otro malestar surgido en la plantilla es la posibilidad de que se tenga que trasladar desde la calle Jacinto Benavente de Las Rozas.

La decisión, que se ejecutará este mes, ha provocado tensión entre el banco y los sindicatos, que llegaron a amenazar con huelga. Finalmente, han evitado esta posibilidad y están en conversaciones con el banco para tener más garantías e información sobre el proceso y sus plazos. La preocupación se ha traducido también en una campaña de firmas en change.org.

Desde el banco se descarta un cambio de estrategia en el negocio en España. “La relación con nuestros clientes a través del 'call center' ha sido clave para ING desde el principio. Hoy, más del 90% de las llamadas recibidas se atiende a través de nuestros colaboradores externos. Este es un paso más que busca estar mejor organizados y ser más eficientes, con la voluntad de seguir prestando el mejor servicio”, aseguran fuentes oficiales de la filial en España del gigante holandés, que en 2018 incrementó su beneficio en la península Ibérica un 90%, hasta los 163 millones de euros.

La práctica habitual de los bancos durante los últimos años ha sido la externalización de este tipo de servicios. De hecho, Banco Santander y el fondo PAI Partners vendieron hace un mes la firma de ‘call centers’ de Grupo Konecta, tal y como adelantó El Confidencial. La empresa cuenta con 65.000 trabajadores, se fundó hace dos décadas y presta servicio a bancos, aseguradoras, telecos o ‘utilities’. Su presidente y fundador, José María Pacheco, el resto de la cúpula directiva y el fondo Intermediate Capital Group (ICG) fueron los compradores. JP Morgan, Deutsche Bank, HSBC, BNP Paribas y Calyon aportaron 350 millones de financiación para la compra del mayor ‘call center’ español, operación que se concretó por unos 700 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios