DIMITIÓ EN FEBRERO POR UN PROBLEMA CARDÍACO

El exconsejero de Hacienda de Juanma Moreno regresa a su puesto directivo en EY

El experto en fiscalidad empresarial y funcionario de la Agencia Tributaria goza de la máxima confianza de Federico Linares, que presidirá la antigua Ernst & Young en España desde julio próximo

Foto: Alberto García Valera (centro), durante su toma de posesión en enero. (EFE)
Alberto García Valera (centro), durante su toma de posesión en enero. (EFE)

Alberto García Valera ha vuelto a asumir los galones del sector privado como director de la consultora EY en Andalucía. Galones a los que renunció a final de 2018 para incorporarse en enero al nuevo Gobierno andaluz que preside Juanma Moreno como consejero de Hacienda. Tras dimitir 20 días después de asumir esa responsabilidad por un problema cardíaco que le obligó a guardar reposo, el directivo ha decidido reincorporarse paulatinamente a su antiguo puesto en la firma de servicios profesionales, según ha podido saber El Confidencial por varias fuentes empresariales.

García Valera, director general de Tributos en el Gobierno de Mariano Rajoy, goza de la máxima confianza de Federico Linares, quien presidirá EY desde julio próximo sustituyendo a José Luis Perelli. Linares, gaditano, comparte la especialización en fiscalidad empresarial con García Valera y ha sido clave para que el exconsejero vuelva al sector privado tres meses después de dejar Hacienda. El propio Valera ha acudido este lunes a la Feria de Abril de Sevilla acompañado de altos cargos de EY a escala nacional para oficializar su vuelta públicamente. Un retorno que se produjo formalmente la semana pasada y que no choca con la Ley de Incompatibilidades de la Junta, ya que Valera no llegó a tomar en sus escasas tres semanas en el cargo ninguna decisión que afectara a EY.

En distintos ámbitos, incluida la propia estructura de EY en Andalucía, se ha recibido con cierta sorpresa esta ida y vuelta del cargo en un plazo tan corto de tiempo. Inicialmente, debido a que la dolencia cardíaca que se le manifestó mientras practicaba ciclismo parecía seria (dos amagos de infarto en 10 días), se contaba con que Valera volvería a su puesto en la Agencia Tributaria, donde tiene plaza de funcionario. Pero la tardanza en adoptar esa decisión, junto al respaldo de Linares para que vuelva al puesto poco a poco y al ritmo que pueda ir asumiendo, ha inclinado la balanza hacia este lado.

En cualquier caso, García Valera ya ejerció de forma singular la dirección de EY en la comunidad durante los apenas cuatro meses que ocupó el cargo entre septiembre y finales de 2018. Mantuvo su especialización en fiscalidad internacional y no fue, por decirlo así, un director dedicado a la apertura de nuevo negocio o a las relaciones públicas. El otro hombre fuerte de EY en la comunidad, responsable del área de Auditoría en Andalucía y director de la oficina de Sevilla desde finales de 2016, es Luis Rosales. La intención ahora es que Valera mantenga esa dualidad como director andaluz y experto fiscal.

Tanto García Valera como su sucesor en la Junta, Juan Bravo, fueron previamente directores de la Agencia Tributaria en Andalucía. Bravo, sin embargo, tiene un perfil más político y procedía de la comisión de Hacienda y Presupuestos del Congreso. Su peso específico dentro del Gobierno andaluz se está consolidando, especialmente merced a las competencias de Industria y Energía. Está asumiendo el papel de interlocutor preferente dentro de la Junta para las grandes empresas y sectores clave de Andalucía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios