veinte días después

Juan Bravo será consejero andaluz de Hacienda tras la primera renuncia

El equipo que había formado García Valera continuará de momento al frente de la consejería y el titular dimitido comunica que deja el cargo por problemas de salud

Foto: El popular Alberto García Valera, durante el acto de toma de posesión como consejero de Hacienda, Industria y Energía. (EFE)
El popular Alberto García Valera, durante el acto de toma de posesión como consejero de Hacienda, Industria y Energía. (EFE)

El consejero de Hacienda del Gobierno andaluz, Alberto García Valera, ha presentado su dimisión al presidente Juan Manuel Moreno tras unos días “difíciles” en los que, según confirman fuentes cercanas, ha tenido que meditar si podía continuar en el cargo por problemas de salud y en los que ha pesado la petición de su familia de que diera un paso atrás. García Valera sufrió un desvanecimiento la pasada semana y le han detectado una patología cardíaca que le obligará a guardar reposo, lo que es “incompatible con todo lo que se viene por delante”, informan desde su equipo.

Según ha podido saber El Confidencial, el Gobierno andaluz designará este martes a Juan Bravo, diputado del PP por Ceuta, para que tome las riendas de Hacienda en Andalucía. Este diputado popular es actualmente portavoz en las comisiones de Hacienda y Presupuestos del Congreso. Como su antecesor, fue delegado de la Agencia Tributaria.

García Valera fue uno de los fichajes estrella del Gobierno de Andalucía y deja el cargo 21 días después de llegar. Elegido por el PP, el consejero de Hacienda formó parte del Ministerio de Hacienda con Cristóbal Montoro y fue responsable estatal de la Agencia Tributaria en Andalucía. Antes de incorporarse al Ejecutivo andaluz, formaba parte de Ernst & Young, su último destino profesional. De perfil técnico, fue elegido por su experiencia y por conocer parte de la gestión que le fue encomendada en la Junta de Andalucía. El PP nunca ocultó que Hacienda estaba llamada a ser la consejería estrella y aseguró que haría descansar sobre esta cartera gran parte del peso del flamante Ejecutivo andaluz.

El objetivo de los populares era protagonizar una revolución fiscal en Andalucía y el primer Consejo de Gobierno aprobó dar los pasos para la supresión al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía. También Hacienda tiene por delante la tarea de elaborar el Presupuesto autonómico para 2019, que el presidente andaluz ha comprometido que llegará a la Cámara antes de verano.

El Ejecutivo explicó en una nota que la renuncia de García Valera se produce después de que los médicos le hayan prescrito "reposo absoluto", lo cual es "incompatible con la intensa labor que requiere el nuevo Gobierno andaluz en sus primeros 100 días de andadura". El Consejo de Gobierno nombrará este martes a su sucesor, que ha sido un estrecho colaborador del consejero dimitido. Fue delegado especial de la Agencia Tributaria en Ceuta cuando García Valera ocupaba ese cargo para Andalucía, Ceuta y Melilla. Fuentes de Hacienda aseguran que ha sido el consejero dimitido quien sugirió el nombre de su sucesor a Juanma Moreno.

Bravo Baena tomará posesión este martes en un relevo exprés y el Consejo de Gobierno continuará con los nombramientos para el organigrama de Hacienda que había sugerido el anterior titular de la cartera. El nuevo consejero es licenciado en Derecho por la Universidad de Jaén, es funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado y desde 2015 es diputado en el Congreso. Experto en Derecho Tributario y lucha contra el fraude fiscal, la mayor parte de su vida profesional ha estado ligada a la Agencia Tributaria, como técnico en Córdoba y delegado especial en Ceuta. Nacido en Palma de Mallorca, el nuevo miembro del Gobierno andaluz se trasladó a vivir a Jaén en 1997 como jugador del equipo de fútbol de la ciudad. Allí estudió Derecho y fijó su residencia hasta 2012.

En un comunicado, García Valera quiso mostrar su agradecimiento a Moreno Bonilla. "Valoró mi perfil técnico e independiente y ha sido en todo momento muy respetuoso con las decisiones que he adoptado, tanto en la elección del futuro equipo de la consejería como en las líneas estratégicas que le he planteado para los próximos meses", señaló. El viceconsejero, Joaquín Ramírez, continuará en su puesto en la Junta.

Fuentes próximas al consejero dimitido auguran que pedirá su reincorporación como funcionario a la Agencia Tributaria y descartan que vuelva a Ernst & Young. Su prioridad ahora es, explican, guardar el reposo que le han aconsejado los médicos tras sufrir dos amagos de infarto hace unos 10 días. Aunque al principio pensó que eran problemas de tensión, ya que el exconsejero es deportista y muy aficionado al ciclismo, deporte que practica con frecuencia, finalmente ha sido diagnosticado de una cardiopatía que le lleva a su renuncia en el cargo.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios