Valera y velasco, dos expertos para reactivar andalucía

Un inspector de Hacienda y un profesor del IE: dupla económica de Moreno en la Junta

Alberto García Valera, con solo cuatro meses en EY tras toda su vida en el ministerio de Hacienda, hará la reforma fiscal. Rogelio Velasco, hombre de Cs, racionalizará la política de incentivos e I+D

Foto: Juanma Moreno, en Sevilla antes de anunciar su Gobierno. (EFE)
Juanma Moreno, en Sevilla antes de anunciar su Gobierno. (EFE)

Regeneración ha sido unos de los mantras repetidos por los socios de Gobierno en Andalucía, PP y Ciudadanos. Y, en lo que a economía se refiere eso se va a aterrizar mediante una reforma fiscal y una reordenación de toda la política de incentivos empresariales a la inversión y la I+D. Los dos hombres clave para ello ya tienen nombre y apellidos en el Gobierno de Juanma Moreno. Primero, Alberto García Valera, inspector de Hacienda y auditor que ha desarrollado toda su carrera en el ministerio de Hacienda excepto los últimos cuatro meses, cuando salió de la dirección general de Tributos tras la moción de censura y recaló en la dirección andaluza de EY. Segundo, Rogelio Velasco, catedrático de Economía con experiencia en EEUU en varios puestos académicos, una década en Telefónica como alto directivo y ahora ligado al MBA del Insituto de Empresa como profesor de Emprendimiento.

El primero, hombre del PP muy cercano a los exministros Cristóbal Monotor y Fátima Báñez, tendrá su primera prueba de fuego el próximo sábado. Ese día se celebra en Antequera el primer consejo de Gobierno de la nueva Junta y se prevé aprobar la supresión del impuesto de Sucesiones. La materia en la que PP y Cs ya se pusieron de acuerdo la pasada legislatura, obligando el PSOE a moverse y aceptar una reforma que dejaba ya fuera del alcance de este tributo a todas las herencia por debajo del millón de euros. La inmensa mayoría. Más allá de esa supresión que será pues más cosmética que efectiva, Valera tiene varios frentes que él mismo ha detallado en un artículo publicado el mes pasado en Abc de Sevilla justo tras las elecciones. ¿Premonitorio?

Alberto Garcia Valera, nuevo consejero de Hacienda e Industria. (Efe)
Alberto Garcia Valera, nuevo consejero de Hacienda e Industria. (Efe)

En resumen, el consejero que gestionará los 33.000 millones de presupuesto de la Junta quiere usar la fiscalidad para atraer tanto empresas como talento profesional. En este último caso, tanto para atraer a jóvenes que se fueron en la crisis como a otras personas de otros lugares de España atraídas por proyectos empresariales. También tiene en mente desburocratizar el uso de las ayudas para la I+D, y facilitar el pago de los impuestos simplificando la relación con las empresas. Considera que hay margen para subir impuestos en la vertiente medioambiental, aunque ahora tendrá que cuadrar esa idea con las competencias de Industria que también ha asumido. Los ingenieros andaluces que pedían que este sector volviera a lo más alto del escalafón estarán satisfechos, más aún si se recuerda que ya pedían mejoras fiscales para atraer más fábricas a la comunidad.

Persona de trato afable y cercano, con capacidad para pactar con políticos de otras tendencias (conocida ha sido su cercanía y entendimiento con los partidos catalanes, por ejemplo), García Valera no ha desaprovechado tampoco sus cuatro meses en EY en Sevilla. Le ha servido para testar el pulso a importantes empresarios andaluces, conocer mejor el mundo corporativo y tener muy claro qué necesitan las empresas y los emprendedores. Y qué margen real, que es escaso, tiene un gobierno autonómico para actuar fiscalmente. Y lo mismo que es liberal en cuanto a que los tributos no deben constreñir la actividad económica, también es implacable a la hora de exigir el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Veinte años en distintos cargos en la Agencia Tributaria en Sevilla curten.

Perfil internacional y engarce local

Velasco, prestigioso economista nunca afiliado a ningún partido y ligado el veterano think tank Observatorio Económico de Andalucía, tiene la pátina de académico fajado en organismos multinacionales y universidades en Nueva York (centro Stern de emprendimiento, a quien seguía ligado), Washington (consultor del Banco Mundial) o California (investigador de la universidad de Berkeley en la década de los '90). Pero con un fuerte engarce local vía su trabajo como profesor de Emprendimiento en el MBA del Instituto de Empresa en Madrid, sus artículos en los diarios del Grupo Joly en Andalucía y su ligazón hace años a las universidades de Málaga (profesor y doctor) y Granada (profesor), además de a la Pablo de Olavide de Sevilla como miembro actual de su consejo social.

Rogelio Velasco, nuevo consejero de Economía. (IE)
Rogelio Velasco, nuevo consejero de Economía. (IE)

Bajo su cargo recae la tarea hercúlea de redefinir y reorientar los ingentes, y mal gestionados por su escaso uso hasta ahora, recursos para apoyar la inversión empresarial. La agencia Idea, núcleo de algunos de los mayores fraudes investigados por la justicia como los ERE o Invercaria, es uno de sus grandes melones por catar. También la política universitaria, sobre la que está por ver si seguirá ahora defendiendo crear una universidad de élite centrada en tecnología en Málaga como expresaba el año pasado. Las sensibilidades regionales habrán de casar con las ideas con que Velasco llega al cargo.

Hombre cercano a Luis Garicano, Velasco ha accedido al cargo pese a que Juan Marín, el líder andaluz de Cs y vicepresidente de la Junta, apostaba por que fuera consejero de Economía el vicerrector de la universidad Loyola, y catedrático de Economía, Manuel Alejandro Cardenete. Este último ha entrado finalmente en el Ejecutivo como viceconsejero del macrodepartamento que ha asumido Marín -Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local-.

"Velasco tiene experiencia académica y profesional, durante su trabajo en Telefónica tenía que tomar decisiones de gestión diarias. Destaca además porque no es común, echando la vista atrás y sin señalar a nadie, un perfil de tan alta cualificación en una consejería de la Junta de Andalucía. Puede poner bases para que las cosas funcionen de otra manera, pero que nadie espere que le dé la vuelta como un calcetín a la situación en unos meses o un año. Es una persona moderada, seria e independiente", resume un economista andaluz cercano al ya consejero.

En definitiva, una dupla de expertos en sus respectivas áreas cuyas primeras pruebas de fuego serán los nombramientos de los segundos niveles y cómo gestionar los entes instrumentales que dependen de cada departamento, en especial de Economía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios