para tener un diagnóstico real

Moreno abre ciclo en Andalucía con una auditoría a toda la Junta

Si en algo coinciden PP, Cs y Vox, es en la necesidad de terminar con "las redes clientelares" y "los enchufados del PSOE"

Foto: El líder del PP-A, Juanma Moreno, es felicitado por la hasta ahora presidenta del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, tras ser investido presidente de la Junta de Andalucía. (EFE)
El líder del PP-A, Juanma Moreno, es felicitado por la hasta ahora presidenta del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, tras ser investido presidente de la Junta de Andalucía. (EFE)

"Andaluces, el cambio ha llegado", proclamó Juan Manuel Moreno. Ahora toca demostrarlo. Andalucía abre ciclo político de la mano del primer presidente del Partido Popular después de 37 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas. "He trabajado mucho y la suerte me ha sonreído", declaró Moreno cuando ya 59 de los 109 diputados del Parlamento andaluz habían dado el sí a su investidura y los suyos le habían improvisado una salida del pleno entre multitudes, palmas y vítores.

Moreno abre ciclo en Andalucía con una auditoría a toda la Junta

Esa 'suerte' tiene nombre, Cs y Vox, las dos fuerzas que le permitieron sumar a la primera una mayoría absoluta de 59 diputados. Con el partido de Albert Rivera, gobernará. Con el de Abascal, negociará en el Parlamento. Llega para cuatro años, dijo, aunque sabe que su tabla de salvación es el diálogo y lograr el cambio político en Andalucía, el pegamento que ha unido a dos fuerzas políticas que ni se hablan, ni se entienden ni se gustan.

El viernes, el presidente electo toma posesión en un multitudinario acto donde estarán Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, Alberto Núñez Feijóo y Pablo Casado. Moreno se convertirá en el barón del PP con más poder institucional del partido, al frente de una comunidad con 8,4 millones de habitantes, un presupuesto de 34.759 millones de euros y una plantilla de 270.101 trabajadores.

Moreno abre ciclo en Andalucía con una auditoría a toda la Junta

El martes, cuando tome posesión el nuevo Gobierno, cesarán automáticamente 660 altos cargos, eventuales y directivos del sector público. La Junta señala que existen 295 entes instrumentales que suman 27.297 trabajadores. El miedo a los recortes está ahí, entre el personal de la Junta, porque si en algo coinciden PP, Cs y Vox, es en la necesidad de terminar con "las redes clientelares" y "los enchufados del PSOE".

Moreno apuntó que su primera medida será encargar una auditoría de toda la Junta de Andalucía y lo que llaman su "administración paralela" para tener un diagnóstico real. A partir de ahí, tendrá que materializar su compromiso de recortes y de desmantelamiento de parte de la Junta de Andalucía. Es, junto a la derogación total del impuesto de sucesiones y donaciones, una de las primeras medidas que pasarán la prueba del algodón del futuro Gobierno. Ahora toca demostrar que ese cacareado cambio político es posible y se va a notar y que no será, como insinúan los adversarios, un simple cambio de unos por otros, de 'quito a los tuyos para poner a los míos'.

El Gobierno saliente, que ya ha puesto en marcha el traspaso de poderes, asegura que todo será transparente y advierte de que el nuevo Ejecutivo no va a tener margen para recortar tanto como ha prometido. Aseguran que ni hay enchufados ni sobra personal en el sector público, y que en este cómputo entran médicos, profesores o bomberos del Infoca. Está por ver el resultado de esa auditoría.

Moreno y Marín, en la vicepresidencia, asumen el reto de pasar de la palabra a la acción. Será la primera vez que Cs esté en un Gobierno autonómico. El viernes toma posesión el presidente y el martes lo hará el futuro Ejecutivo andaluz. Se conocen pocos nombres. Se da por hecho que Elías Bendodo, mano derecha de Moreno, será su consejero de Presidencia y se señala a otra persona de su equipo, Ana Mestre, como consejera de Salud. El presidente electo asegura que aún no ha comunicado a los elegidos las carteras que ocuparán y que queda "mucho tiempo" para que termine de organizar su Gobierno. Por Cs se conoce que Javier Imbroda ocupará Educación, Deportes y Turismo, y que harán fichajes de independientes.

La cartera más codiciada, la de Hacienda, que quisieron Cs y PP, quedará en manos de este último. Tendrá encomendado el otro gran proyecto pendiente, la Ley de Presupuestos de Andalucía. Las actuales cuentas están prorrogadas y Moreno tiene margen para elaborar las nuevas. Asegura que las presentarán, pero que técnicamente no llegarán a la Cámara hasta junio. Ahí, de nuevo, tendrá que lidiar con Vox, que con 12 diputados ha dejado claro que piensa cobrarse en políticas de su programa no solo la investidura de Moreno sino cualquier medida que vaya a aprobar el futuro Gobierno.

¿Daría su apoyo Vox a un Presupuesto donde haya partidas para la Ley de Violencia de Género, la de igualdad o para que se siga prestando asistencia sanitaria sin delatar a los inmigrantes irregulares? Atendiendo a las declaraciones de Francisco Serrano, diputado de Vox, no. Pero para ese momento aún queda mucho. En mayo hay municipales y autonómicas, así que el Gobierno andaluz, que está en minoría y en una posición débil en el Parlamento regional, se estrena casi en campaña y con tres fuerzas aliadas en Andalucía, PP, Cs y Vox, peleando por el mismo espacio electoral.

"Juanma, tú lo has querido", le dijo Mariano Rajoy a Moreno en 2014 cuando le entregó la presidencia del PP andaluz e ignoró las directrices de María Dolores de Cospedal, imponiéndose el criterio de Soraya Sáenz de Santamaría. Moreno es un hombre moderado, de centro, alejado de esa "nueva derecha sin complejos" que Casado quiere imponer en el PP. Es el último sorayista y tendrá mando en plaza. Aunque tampoco es político de enfrentamientos internos ni de desafiar al aparato. Con gobernar, avisó a los suyos, tiene bastante. Aunque, eso sí: "El que manda en el PP andaluz soy yo", dejó escrito en el Diario de Sesiones. Se verá en los nombres y perfiles de su Gobierno.

Todos a Antequera

El presidente de la Junta anunció que el primer Consejo de Gobierno se celebrará el próximo 25 de enero en Antequera. Juan Manuel Moreno cumple así su compromiso de sacar la Junta de Sevilla. Es el primer presidente de Andalucía Oriental, de Málaga, y siempre ha criticado la centralidad política sevillana.

Aspira además Moreno a recuperar el espíritu político que inspiró el Estatuto de Autonomía de Andalucía. Fue en Antequera, marcado geográficamente como el centro de Andalucía, donde se reunieron los 11 partidos que redactaron el texto estatutario. Moreno apeló a ese consenso para su Gobierno y lo hizo además cuando depende de un partido, Vox, que defiende la supresión del Estado de las autonomías.

También en Antequera celebrará el PSOE andaluz el próximo lunes su comité director. No es nada habitual que el partido saque estas reuniones de Sevilla. Lo hace también como una declaración de intenciones, avisan los socialistas. Susana Díaz quiere quedarse de jefa de la oposición pero viajará, avisan, por toda Andalucía. Su reto es recuperar todo el apoyo orgánico en Andalucía cuando sabe que Ferraz le ha señalado ya la puerta de salida. Díaz sabe que a partir de ahora, fuera del poder, cada vez serán más las voces que duden de su liderazgo.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios