ubs no apoya de momento esta fórmula

Botín ofrece a Orcel un consejo asesor bien remunerado para evitar el juicio

Para que Orcel pueda aceptar esta propuesta del Santander, necesita el visto bueno de UBS, el banco del que era consejero delegado hasta su fichaje frustrado por la entidad española

Foto: Andrea Orcel y Ana Botín. (EFE)
Andrea Orcel y Ana Botín. (EFE)

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, y Andrea Orcel, su fallido consejero delegado, continúan con las conversaciones para intentar arreglar por lo civil un desencuentro de 50 millones de euros que amenaza con acabar en los tribunales. Según han confirmado fuentes próximas a las negociaciones, la entidad española le ha ofrecido al banquero italiano incorporarse a un consejo asesor del grupo con una remuneración superior a la de este tipo de cargos para compensarle por la pérdida del sueldo que hubiera percibido si se hubiera incorporado al Santander.

Las negociaciones están siendo lideradas por Rodrigo Echenique, vicepresidente del banco y mano derecha de Ana Botín, junto con Jaime Pérez Renovales, secretario general de la institución con sede en Cantabría. Pero para que Orcel pueda aceptar esta propuesta del Santander, necesita el visto bueno de UBS, el banco del que era consejero delegado hasta su fichaje frustrado por la entidad española el pasado mes de septiembre. Y, según otras fuentes, el grupo helvético no está por la labor de ponérselo fácil.

Fuentes próximas al Santander reiteran que la voluntad de Ana Botín es, pese a haber renunciado a su fichaje y al revuelo mediático que provocó la decisión del consejo del Santander el pasado 15 de enero, “contar con Andrea Orcel”. Además, admiten que se está trabajando en una solución que evite que las diferencias entre las partes acaben en los tribunales, como ha dejado caer el banquero italiano, el asesor aúlico de la familia Botín en las últimas grandes operaciones corporativas del banco, primero desde Merrill Lynch y últimamente desde UBS.

Banco Santander cuenta desde 2016 con un nuevo consejo asesor internacional, que sustituyó al que hizo desaparecer Ana Botín a los dos meses de hacerse con la presidencia del banco en septiembre de 2014 para edulcorar el despido de Rodrigo Rato —era miembro destacado de ese consejo de ilustres— tras el escándalo del caso Bankia. Dicho órgano está ahora compuesto por grandes figuaras internacionales como Larry Summers, exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Sheilla Bair, presidenta del Washington College, Charles Phillips, consejero delegado de Oracle, o Blythe Masters, número dos de Digital Asset Holding.

Aunque Santander no hace público el sueldo que reciben estos miembros del consejo asesor internacional, las remuneraciones anuales por este tipo de cargos suelen oscilar entre los 150.000 y los 300.000 euros por celebrar un par de reuniones al año. Además, actúan como representantes del banco en actos institucionales y puntualmente como consejeros cuando la entidad trata algunos temas de los que son especialistas. El puesto de Orcel tendría unas características especiales y una retribución de más de siete cifras.

Sin embargo, desde UBS todavía no han dado su visto bueno a está fórmula de compensación propuesta por Banco Santander a Andrea Orcel, que en teoría tenía derecho a una remuneración basada en acciones por valor de 50 millones de euros por su desempeño en el banco suizo.

Las negociaciones siguen abiertas y la predisposición es alcanzar un acuerdo que esquive verse en los tribunales. Pero otras fuentes indican que, en estos momentos, las posiciones siguen distanciadas y la posibilidad de que sea finalmente un juez el que resuelva el conflicto es más grande que la probabilidad del pacto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios