Grifols quiere el nuevo Camp Nou para hacer de bróker y revenderlo en EEUU
  1. Empresas
le ofrece 200 millones para iniciar las obras

Grifols quiere el nuevo Camp Nou para hacer de bróker y revenderlo en EEUU

La directiva de Josep Maria Bartomeu ha encargado a los servicios jurídicos analizar la propuesta del grupo farmacéutico por si supusiera un potencial conflicto de intereses

placeholder Foto: Vista general del Camp Nou. (EFE)
Vista general del Camp Nou. (EFE)

A Josep Maria Bartomeu se le echa el tiempo encima para acabar su mandato en la primavera de 2021 y poder inaugurar para esa fecha el nuevo Camp Nou. Por ello, la entidad está analizando la propuesta de la familia Grifols para quedarse con los derechos para bautizar el estadio del actual líder de la Liga española con un nombre comercial. Sin embargo, la junta directiva del club azulgrana sospecha que los dueños del primer fabricante de plasma nacional pretenden en realidad revender los conocidos como ‘naming rights’ y quedarse una comisión como bróker.

Según han confirmado fuentes financieras, los servicios jurídicos del Fútbol Club Barcelona están estudiando la propuesta de Víctor Grifols, el empresario catalán que el pasado año sacó al Joventud de Badalona de la desaparición de la liga de baloncesto, que estaría dispuesto a adelantar al menos 200 millones para iniciar las obras del llamado Espai Barça. Es decir, de la remodelación de las instalaciones del Camp Nou, cuya capacidad se incrementaría de los 99.354 asientos actuales hasta los 105.000, así como de la construcción de un nuevo Palau Blaugrana para 12.000 aficionados.

Ese dinero es vital para iniciar las obras del nuevo Camp Nou, cuyo presupuesto está tasado en 600 millones de euros. Una inversión que Bartomeu quería financiar con unos 300 millones por la venta de los ‘naming rights’, con 200 millones de un crédito sindicado organizado por Goldman Sachs y con la venta de los nuevos espacios comerciales de las renovadas instalaciones. Pero, aunque el presidente culé anunció hace ahora casi un año que tendría cerrado el acuerdo con el patrocinador el pasado verano para iniciar las obras en septiembre, lo cierto es que, como le pasó al Real Madrid, el club no ha conseguido que ninguna multinacional le ofrezca los 300 millones esperados.

Foto: El Camp Nou, en el último Clásico. (EFE)

Ante esta contingencia de tiempo, y dado que las obras durarán al menos dos años, el Barça ha aceptado analizar a fondo la oferta de Grifols, que adelantaría el dinero necesario para poner en marcha el proyecto al acabar esta temporada. Pero los asesores jurídicos del Barça han comprobado que el interés real de los empresarios catalanes es revender posteriormente el contrato a un tercero, operación que podría provocar un conflicto de intereses posterior.

Por ese motivo, los abogados del club le han recomendado a Bartomeu que paralice las negociaciones. Sin embargo, al presidente del Barça se le empieza a echar el tiempo encima. Si no arranca ya la remodelación, acabaría su mandato, que finaliza en julio de 2021, sin poder abrir las puertas del Nou Camp Nou, un proyecto de gran envergadura y la mayor inversión del club desde que en 1957 se inauguró el actual estadio, con la presencia incluso del dictador Francisco Franco.

Ingresos récord

Bartomeu quiere disponer del nuevo Camp Nou para incrementar los ingresos de la institución deportiva, ya que en el plan estratégico que acaba dentro de dos años prevé llegar a los 1.000 millones de euros. En la temporada pasada, el FC Barcelona obtuvo una cifra de negocio de 914 millones, la cifra más alta de su historia, y un beneficio de apenas 13 millones, los más bajos desde la campaña 2011-2012 por los esfuerzos en reforzar la primera plantilla.

El Barça consiguió el pasado mes de abril el visto bueno final del ayuntamiento dirigido por Ada Colau después de meses de demoras y obstáculos, por la negativa de algunas de las asociaciones de vecinos y de la CUP. El total de las edificaciones previstas para uso terciario se reduce a un máximo de 28.000 metros cuadrados —en el documento inicial, eran de 30.000— para situar los usos de oficinas, restauración, comerciales y hoteleros. Estos metros cuadrados se trasladarán al inmueble que ocuparán las oficinas del club.

Goldman Sachs FC Barcelona Camp Nou Grifols Josep Maria Bartomeu Palau Blaugrana
El redactor recomienda