apollo prescinde de andrÉs rubio

Dimite el casero del Santander en plena crisis de Altamira y Evo Bank

Andres Rubio, jefe de Apollo, ha dejado el fondo oportunista en plena venta de la inmobiliaria del banco presidido por Ana Botín y de la filial de la antigua Novagalicia

Foto: Andrés Rubio, jefe de la oficina de Apollo en España. (YouTube)
Andrés Rubio, jefe de la oficina de Apollo en España. (YouTube)

Apollo Management International, uno de los fondos oportunistas que más dinero han hecho con la crisis financiera de España, ha decidido relevar a su número uno en Madrid. El ‘hedge fund’ estadounidense ha acordado la salida como jefe de la oficina en España de Andrés Rubio, uno de los actores más relevantes en la compraventa de activos tóxicos de la banca nacional. Así lo han confirmado fuentes próximas a las partes, después de que Rubio negase en persona su salida a finales del pasado mes de julio.

Rubio ha sido socio del equipo europeo de Apollo Managamente International y ha administrado cerca de 4.000 millones de euros. Bajo su gestión, el fondo buitre se hizo con la inmobiliaria del Santander, denominada Altamira Asset Management, una de las primeras operaciones de desguaze realizadas por los bancos para quitarse el lastre del ladrillo. Pagó 664 millones de euros por el 85% del capital de esta filial antes de comprar la red de oficinas de Novagalicia fuera de su zona de origen para crear Evo Bank. En total, invirtió más de 1.000 millones de forma directa al adquirir también carteras de hoteles del Popular y de Sabadell.

Sin embargo, la aventura de Apollo en España se ha ido complicando en los últimos meses tras intentar vender sin suerte Altamira y el propio Evo Bank. El fondo ha tratado de traspasar la inmobiliaria valorándola en más de 1.200 millones tras empeorar sus relaciones con Banco Santander, dueño todavía de los activos y del 15% de la sociedad. De hecho, la entidad presidida por Ana Botín lo ha dejado fuera de la venta de su última gran cartera de ladrillo, tasada en 5.000 millones, y por la que tenía un acuerdo preliminar a principios de agosto.

Lo mismo ha intentado con lo que resta de la parte no gallega de Novagalicia, por la que ha pedido 300 millones de euros que ningún comprador ha aceptado pagar. Pese a haber ofrecido Evo Bank a Crédit Mutuel y a Bankinter, con ninguno de los dos se ha puesto de acuerdo finalmente por las exigencias de precios. Ambas operaciones siguen presuntamente en marcha, pero fuentes del mercado indican que las negociaciones se han enfriado con los potenciales compradores.

Patrono de la Fundación Endesa, Rubio ha sido presidente de Altamira Asset Management y miembro del órgano de gobierno de Evo Bank, así como de Avant Card EFC. Antes de unirse a Apollo en 2011, el estudiante por Georgetown trabajó como analista para Morgan Stanley (1992-2004) en sus oficinas de Nueva York y Tokio. Posteriormente, fue director general de Cerbeus Japan KK (2003-2006), desde donde volvió a Morgan Stanley como jefe de inversiones para Europa y Oriente Medio y miembro del comité de Globalist Capital Management (2009-2011).

Precisamente, Cerberus, su antigua casa, ha sido uno de los competidores de Apollo que más dolores de cabeza le han dado a Rubio en las últimas transacciones para liquidar todos los activos tóxicos aún pendientes en los balances de la banca. Este otro fondo oportunista le venció en la puja por la cartera de activos inmobiliarios de BBVA, que ascendía a 13.000 millones, y de Sabadell, por cerca de 9.000 millones.

Por su parte, Blackstone, otro de los grandes jugadores de estas subastas de créditos, suelos y viviendas a precio de saldo, se quedó con el balance dañado del Santander, que ascendía a 50.000 millones. Apollo se quedó fuera de estos procesos, al presentar ofertas conservadoras por considerar que el ciclo había tocado techo, criterio con el que no estaban de acuerdo todos los socios.


Fuentes del sector han indicado que, tras varios meses de tiranteces, la salida de Rubio, que oficialmente tendrá lugar a finales de septiembre, ha sido amistosa e incluye una sonora indemnización millonaria para el financiero. Apollo ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios