Santander mejorará 0,12 puntos su solvencia

Blackstone cierra la compra del ladrillo tóxico del Popular por 5.100 millones

Santander no ha perdido un segundo, y el mismo día en que las autoridades europeas han autorizado la compra del Popular, ha cerrado la venta del ladrillo tóxico a Blackstone

Foto: Santander ha cerrado la venta a Blackstone del 51% del ladrillo tóxico de Popular.
Santander ha cerrado la venta a Blackstone del 51% del ladrillo tóxico de Popular.

Fumata blanca definitiva a la mayor cartera inmobiliaria vendida en España y una de las más importantes de Europa. Tras recibir el visto bueno de las autoridades de competencia europeas a la compra de Banco Popular por un euro, Santander ha formalizado la venta del 51% de todos los activos tóxicos (inmuebles adjudicados y préstamos fallidos) de su nueva filial.

Como adelantó El Confidencial, el pasado viernes 28 de julio, la entidad presidida por Ana Botín eligió al fondo estadounidense para cederle la mayoría de esta cartera, cuyos activos brutos ascienden a 30.000 millones, pero postergó la firma definitiva hasta tener todas las bendiciones de Bruselas.

Con esta prueba superada, Banco Santander ha completado su plan estrella para sanear el Popular, ya que con esta operación consigue desconsolidar de los balances de sendas entidades todos estos activos tóxicos, lo que permitirá al banco cántabro mejorar en 0,12 puntos su solvencia.

Ruth UgaldeRuth Ugalde

"A ello se suma la recuperación de cinco puntos básicos (0,05 puntos) que se habrían consumido como resultado de la compra del 51% de Aliseda por Banco Popular", ha detallado Santander en un comunicado, en el que también ha señalado que la operación "no genera ni plusvalía ni minusvalía material".

Al haber elevado al 63% las provisiones de los activos adjudicados, y al 75% las correspondientes a los créditos, la valoración neta de esta cartera se sitúa en 9.700 millones. Esta cifra es la misma que ha acordado ahora Blackstone, pero al incluirse en la operación 300 millones en activos fiscales diferidos (DTA), la valoración final de la transacción asciende a 10.000 millones.

Para imponerse a Lone Star y Apollo, Blackstone ha acordado cifrar la compra de su 51% en 5.100 millones, importe que todavía está sujeto a una serie de ajustes, ya que en estos números no está incluida Aliseda.

Ruth UgaldeRuth Ugalde

De hecho, los interrogantes que sigue habiendo en torno al 'servicer' del Popular hacen que todavía pueda haber variaciones en la valoración final del acuerdo, que ha quedado sujeto al "volumen de activos remanente a la fecha del cierre y de la integración de Aliseda".

Blackstone, además de hacerse con la mayoría del capital de la nueva sociedad que se creará con todos estos activos tóxicos, también llevará las riendas de la gestión. Se espera poder concluir esta transacción en el primer trimestre de 2018.

Casi la mitad de los activos traspasados son suelos (12.600 millones), seguidos por residencial (8.000 millones), comercial (2.100), naves industriales (1.500) y hoteles (800), además de haber 4.900 millones entre oficinas, garajes y otros tipos de activos inmobiliarios. Morgan Stanley ha asesorado al banco en todo el proceso de venta, mientras que el fondo ha contado con los servicios de Capital Markets de JLL.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios