transmite dos carteras, 'challenger' y 'coliseum'

Cerberus se hace con el ladrillo del Sabadell (9.100 M) tras ganar la puja a Blackstone

Los activos inmobiliarios objeto de la Operación tienen un valor bruto contable conjunto aproximado de 9.100 M y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 M

Foto: El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (d) y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola (i),
El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (d) y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola (i),

Banco Sabadell ya ha elegido quién se queda con su ladrillo tóxico. Después de un proceso exprés con varias ofertas finalistas, finalmente ha sido Cerberus la que se ha impuesto al resto de interesados, entre los que se encontraban Blackstone, Lone Star y Oaktree. Según ha informado la entidad mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, "los activos inmobiliarios objeto de la Operación tienen un valor bruto contable conjunto aproximado de 9.100 millones de euros y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 millones de euros".

[Siga la cotización de Banco Sabadell]

Se trata de dos de las cuatro carteras de inmuebles adjudicados que había puesto Sabadell sobre la mesa, "Challenger" y "Coliseum" que se transmitirán a una o varias compañías de nueva constitución en la que Cerberus participará de manera directa o indirecta con un 80% del capital y en la que Banco Sabadell se quedará el 20% restante.

En cuanto a Solvia Servicios Inmobiliarios, seguirá estando íntegramente participada por la entidad catalana y continuará prestando servicios de gestión integral de los activos inmobiliarios de ambas carteras incluidas en la operación "en régimen de exclusividad", especifica en el comunicado.

Una vez se cierre la operación, que está sujeta a las correspondientes autorizaciones, se transmitirá el control de dichos activos inmobiliarios y, por lo tanto, saldrán del balance del banco. De esta manera, según ha explicado Sabadell, la venta "contribuye positivamente a mejorar la rentabilidad del grupo, exigiendo el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros", que mejorará la ratio de capital Tier 1 de la entidad catalana de alrededor de 13 puntos básicos.

La operación forma parte del plan de reestructuración diseñado por la entidad a finales de 2017 con el que busca sacar de su balance 12.000 millones de activos tóxicos. Sabadell cerró el pasado ejercicio con 8.023 millones brutos en activos adjudicados y 5.695 millones en préstamos fallidos, según los datos de exposición inmobiliaria remitidos a la CNMV —Comisión Nacional del Mercado de Valores—.

Las otras dos carteras de las que se quería desprender la entidad son las conocidas como el Proyecto Galerna, con 900 millones en préstamos fallidos, que se llevó el noruego Axactor, y el Proyecto Makalu, con 2.500 millones de activos de la antigua CAM. Con ello, la entidad lograría completar su saneamiento inmobiliario como ya han hecho Santander y BBVA.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios