Esta semana son las ofertas definitivas

Apollo quema las naves para quedarse Apple, la última cartera inmobiliaria de Santander

El fondo ha decidido pujar con fuerza por la cartera de 5.000 millones que tiene en venta la entidad, tras quedar fuera de todos los grandes procesos de la banca. Junto a Blackstone, es el favorito

Foto: Altamira está participada por Apollo (85%) y Santander (15%). (Getty Images)
Altamira está participada por Apollo (85%) y Santander (15%). (Getty Images)

Recta final para el 'Proyecto Apple', nombre con el que ha sido bautizada la cartera de 5.000 millones de euros en activos inmobiliarios que ha puesto a la venta Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín ha pedido a los fondos interesados que presenten sus ofertas definitivas esta misma semana, según afirman fuentes conocedoras.

Como adelantó este medio, entre las firmas que se han interesado por esta operación figuran los gigantes Lone Star, Cerberus, Blackstone y Apollo, aunque en el mercado se da como favoritos a estos dos últimos, los cuales tienen un importante pasado reciente con el ladrillo del banco cántabro.

Blackstone se impuso hace justo año en Qasar, cartera de 30.000 millones brutos en activos tóxicos que vendió Santander hace justo un año, mientras que Apollo posee el 85% de Altamira, gestora de activos inmobiliarios que creó la entidad y que actualmente tiene bajo su administración los 5.000 millones en venta.

Tras haber quedado fuera de todos los grandes procesos inmobiliarios protagonizados por la banca, Apollo ha decidido pujar con fuerza por Apple, según afirman las mismas fuentes, movimiento que ha puesto en marcha en paralelo a la posible venta de Altamira, gestora que perdería parte de su atractivo si otro fondo logra hacerse con esta cartera.

Además, la firma dirigida en España por Andrés Rubio acaba de llegar a un acuerdo con Santander para modificar el contrato de gestión de Altamira y para refinanciar la deuda del ‘servicer’, pacto que ha permitido al fondo repartirse un dividendo de 200 millones de euros.

Para Santander, la venta del Proyecto Apple supone terminar de deshacer toda su exposición inmobiliaria, movimiento que dio un paso de gigante el año pasado con el traspaso de la cartera Quasar a Blackstone.

No obstante, y debido precisamente a que ya ha saneado el grueso de su balance, la entidad no tiene ninguna necesidad de vender y, por tanto, si las propuestas son inferiores a sus expectativas, podría decidir no traspasar la cartera en este proceso.

Tras el banco cántabro, BBVA llegó a un acuerdo con Cerberus para venderle el 80% de su ladrillo toxico, cuyo valor bruto asciende a 13.000 millones de euros, operación que prevé tener completada en la recta final de este año.

Más recientes son los movimientos dados por Caixabank, que ha llegado a un pacto con Lone Star para venderle el 100% de Servihabitat y la mayoría de una cartera de 6.700 millones de euros en inmuebles; y por Banco Sabadell, que ha traspasado 12.300 millones de euros en activos tóxicos a Cerberus (9.100 millones), Deutsche Bank (2.300 millones) y Axactor (900 millones).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios