La operación supera los 500 millones de euros

Repsol acuerda la compra de las plantas de gas de Viesgo y su comercializadora

El fondo de inversión australiano Macquarie, que controla la eléctrica cántabra, y la petrolera dirigida por Josu Jon Imaz han pactado los principales términos de la operación, a falta de los últimos flecos

Foto: El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico para el periodo 2018-2020. (EFE)
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico para el periodo 2018-2020. (EFE)

Repsol ya tiene atada la adquisición de las centrales de ciclo combinado de gas y el negocio minorista de comercialización de Viesgo. Según fuentes relacionadas con la operación, la petrolera y Macquarie, el fondo que controla la eléctrica cántabra, han pactado los principales términos del acuerdo. La operación, que ya ha sido elevada al consejo de administración de la petrolera, está a falta de cerrar los últimos flecos.

De esta manera, Repsol entra de lleno en la generación eléctrica en España y el 'retail' eléctrico y gasista, como anunció el pasado 6 de junio el consejero delegado de la firma, Josu Jon Imaz, en la última actualización de su plan estratégico. Repsol, Viesgo y Macquarie Infraestructure han descartado hacer comentarios. No obstante, el propio Imaz ya aclaró la pasada semana que estaban negociando con varias empresas.

La operación, valorada en más de 500 millones de euros, contempla las centrales térmicas de ciclo combinado accionado por gas natural y la comercializadora, que incluye el negocio 'retail' con cerca de 730.000 clientes: más de 657.000 usuarios de electricidad y otros 73.000 de gas, según los últimos datos publicados por la CNMC. Esto convertiría a Repsol en la quinta mayor comercializadora eléctrica de España, solo superada por Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y EDP. El objetivo de la multinacional del petróleo es llegar a 2,5 millones de clientes en electricidad y gas.

Sede de Viesgo en Santander.
Sede de Viesgo en Santander.

Este movimiento estratégico está en línea con los planes anunciados por la petrolera presidida por Antonio Brufau: Repsol quiere negocios que pueda controlar y que no estén regulados. De esta manera, la australiana Macquarie y los kuwaitíes de KIA, propietarios de la eléctrica, trocean la firma que adquirieron en 2014 a la alemana E.ON.

De hecho, las fuentes consultadas creen que, una vez se resuelva la incertidumbre regulatoria respecto a la retribución de las redes y las renovables en 2020, también darán salida a estos activos dependientes en gran medida del BOE. Además, quedarían fuera de este acuerdo las centrales térmicas de carbón de la empresa de origen cántabro. Quedan en el aire las centrales hidroeléctricas de Viesgo, que sí cumplirían con la filosofía de compra de Repsol, por estar en mercado libre.

Repsol prevé invertir hasta 1.000 millones de euros para activos relacionados con gas, a los que habría que sumar otros 1.500 millones de euros destinados a renovables. En total, 2.500 millones de euros hasta 2020 en lo que la petrolera denomina "negocios de bajas en emisiones". Tras estudiar la compra de varios activos de generación verde en operación, Josu Jon Imaz aseguraba que optarán por el desarrollo de renovables, ya que pretenden obtener rentabilidades superiores al 10%, algo que no ven factible en activos ya en operación.

El consejero delegado de Repsol explicó hace unos días que los ciclos combinados de gas tienen a día de hoy unas bajas valoraciones en toda Europa por las pocas horas que consiguen entrar en funcionamiento. Sin embargo, la idea de futuro de Repsol es que el mercado eléctrico se compondrá de renovables respaldadas con las centrales térmicas de gas, donde pueden aportar valor añadido, ya que cuentan con toda la cadena de suministro de gas, lo que le ofrece una ventaja competitiva respecto a sus rivales en España. La idea de respaldar el sistema eléctrico con gas está en línea con la propuesta que antes de llegar al Gobierno de España hizo el PSOE, que pretende ir cerrando tanto las plantas de carbón como las nucleares.

El interés de Repsol por ampliar su negocio de gas se produce tras romper sus lazos accionariales con Gas Natural Fenosa. La petrolera vendió su 20% en el capital social de la gasista al fondo CVC y a Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de la familia March. Esta operación, completada hace pocas semanas, le ha reportado más de 3.800 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios