Total y Shell compiten con Repsol por conquistar el mercado renovable español
La firma de Brufau se reunió con audax

Total y Shell compiten con Repsol por conquistar el mercado renovable español

Grandes multinacionales dedicadas al crudo exploran las posibilidades de entrar en la generación eléctrica con fuentes limpias. El mercado se encuentra actualmente en plena ebullición

Foto: Foto de recurso de un campo con aerogeneradores al fondo. (EFE)
Foto de recurso de un campo con aerogeneradores al fondo. (EFE)

Las petroleras se mueven entre bambalinas para hincar el diente al mercado renovable español. Pese a que por el momento se trata de acciones muy preliminares, estas compañías energéticas están llevando a cabo acciones concretas para tomar posiciones en la generación a través de fuentes limpias. Así, grandes multinacionales como el gigante francés Total, la holandesa Shell o la portuguesa Galp sondean la adquisición de activos dentro de España, según comentan varias fuentes conocedoras de sus movimientos.

Todos ellos juegan a la sombra de Repsol, mucho más en el foco tras anunciar su nuevo plan estratégico para junio y con casi 4.000 millones de euros en caja después de la venta de su participación en Gas Natural. Lleva meses explorando varias compañías de renovables. La última ha sido Audax (Fersa). El consejero delegado de la misma, José Elías Navarro, estuvo reunido con varios ejecutivos de la petrolera presidida por Antonio Brufau, aunque las conversaciones no dieron ningún resultado concreto, tal y como señalan varias fuentes familiarizadas con la negociación. Repsol también mostró interés previamente por Renovalia (Cerberus) o X-Elio (Gestamp y KKR), pero las discrepancias de precio entre las partes enfriaron estas opciones.

Logo en una estación de servicio de Repsol. (Reuters)
Logo en una estación de servicio de Repsol. (Reuters)

El interés de estas multinacionales no solo pasa por compañías ya en fase de explotación sino también por adquirir proyectos en fase de desarrollo. Incluso una petrolera estadounidense está examinando la posibilidad de comprar proyectos de las recientes subastas convocadas por el Gobierno y que deben estar en explotación en 2020.

Cada una sigue su propia estrategia. En el caso de Shell, los trabajos parten de su dueña en España, DISA. La petrolera canaria presidida por Demetrio Carceller, poseedor de una de las mayores fortunas de España, ya cuenta con experiencia en el mundo de las renovables en las islas y ahora también trabaja en esta misma línea en la Península, sobre todo en tecnología eólica.

Repsol se reunió con el CEO de Audax, aunque las conversaciones no pasaron de ese encuentro

También está ya inmersa en renovables Cepsa. La compañía anunció a finales del año pasado su primer desarrollo eólico en Jerez de la Frontera (Cádiz). No obstante, ahora suena menos que otras. Su propietario, el fondo del Estado de Abu Dhabi Mubadala Investment, se encuentra en un proceso de venta de la petrolera española que pasa por un 'dual track' (salida a bolsa o venta) de parte del capital de la empresa dirigida por Pedro Miró. El interés por las renovables también alcanza a BP, otro de los grandes operadores petrolíferos de España.

¿Por qué buscan renovables?

Según explican fuentes del sector, todas las compañías necesitan electricidad para sus negocios, muy vinculados al mundo de la movilidad. Cuentan con una extensa red de estaciones de servicio que quieren adaptar al futuro. Eso pasa también por tener puntos de recarga para el coche eléctrico, que ya está llegando.

Este interés en renovables, que ya no necesitan ayudas estatales, se desarrolla en un contexto donde los combustibles fósiles cada vez están más en el centro del debate por sus problemas de contaminación. De hecho, algunas de estas compañías asumen que a largo plazo su negocio petrolero estará agotado, con lo que tratan de ir adaptándose.

Cada vez resuena más desde diversas instancias que el futuro pasa por la electrificación para cumplir con los objetivos medioambientales. No en vano, el comité de expertos nombrado por el Gobierno proponía una redistribución fiscal que eleve la imposición al gasóleo un 28%. Además, desde los ámbitos municipales de grandes ciudades de Europa están poniendo trabas a la circulación de vehículos con motor diésel.

Mercado en ebullición

Todo ello está provocando que las valoraciones de las compañías de generación renovable se estén elevando con fuerza. Firmas cotizadas como Solaria o la propia Audax están viviendo un explosivo ascenso bursátil en lo que va de año. Otras no cotizadas como Cox Energy están tratando de dar el salto al parqué por el buen momento actual. No es la única. Según explica un alto ejecutivo de una de las principales compañías de renovables en España, "solo la regulación está frenando algunas operaciones".

La caída de la 'rentabilidad razonable' de todas las instalaciones que funcionan con subvenciones anunciada por el ministro de Energía, Álvaro Nadal, hace que la mirada esté puesta en 2020, donde habrá más claridad normativa, y además algunas firmas muy endeudadas se pueden poner muy jugosas y a tiro de los grandes si entregan las llaves de sus parques a los bancos financiadores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios