Resoluciones del TACRC

Aena gana la mano a las ingenierías: la Justicia respalda sus subastas 'a la baja'

Aena ha ganado la mano a las patronales Tecniberia y Aedip en dos recursos que estas asociaciones habían interpuesto contra el operador aeroportuario por licitar ingeniería con subasta electrónica

Foto: Aena defiende el uso de subastas electrónicas para los servicios de ingeniería.
Aena defiende el uso de subastas electrónicas para los servicios de ingeniería.

Aena ha conseguido ganar la mano a las patronales Tecniberia y Aedip en dos recursos que estas asociaciones empresariales interpusieron contra el operador aeroportuario por haber seguido aplicando subastas electrónicas para contratar servicios de ingeniería. El Tribunal Administrativo Central de Recusos Contractuales (TACRC) ha fallado en favor de la empresa pública en dos procedimientos abiertos por haber utilizado este sistema para adjudicar contratos de asistencia técnica de project management en los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Palma de Mallorca.

Entre los principales argumentos que esgrimieron las patronales para oponerse a este sistema destaca la nueva Ley de Contratos del Sector Público, que lo prohíbe para los servicios de ingeniería, y que ya había recibido la luz verde del Congreso, con el consenso de todos los grandes partidos, cuando se lanzaron estas licitaciones, aunque todavía no hubiera entrado en vigor, debido a los largos tiempos de tramitación parlamentarios.

Además, una resolución de la Dirección General de Patrimonio del Estado de 2016 reconoce el efecto directo de las nuevas directivas comunitarias cuando ha expirado el plazo de transposición de la misma. Esto significa que, cuando un Estado no incluye en su ordenamiento jurídico las directrices de Bruselas en el plazo previsto, como ocurrió con la Ley de Contratos del Sector Público, se puede invocar que se sigan las reglas europeas, que pasarán a desplazar a la regla nacional

Aena, por su parte, siempre ha alegado que la normativa actual solo prohíbe el uso de subastas electrónicas en "proyectos de marcado carácter intelectual, como la redacción de proyectos. Pero cuando solo hay control y vigilancia de obra (como en estos dos casos), Aena no lo considera trabajo intelectual, porque no incluye la redacción de proyecto".

Tras analizar las dos posturas, el TACRC ha concluído que "un adecuado entendimiento del art. 2.6 de la LCSE en relación con su contexto y finalidad, no excluye de la subasta electrónica un contrato, aun cuando pudiera considerarse de objeto intelectual, si la subasta electrónica sólo opera sobre la parte de la oferta relativa al precio, como prevé el pliego en nuestro caso", según el fallo relativo a la licitación del aeropuerto de Palma, al que ha tenido acceso este medio.

En el caso de El Prat, el tribunal señala que "el artículo 53.2 de la Directiva 2014/25 establece que, en los procedimientos abiertos, restringidos o negociados con convocatoria de licitación previa, las entidades adjudicadoras podrán decidir que se efectúe una subasta electrónica previa a la adjudicación de un contrato cuando los pliegos de la contratación, en particular las especificaciones técnicas, puedan establecerse de manera precisa. Este Tribunal considera que se dan los requisitos para la aplicación directa del precepto".

Estos fallos cobran especial importante en el momento actual, ya que el PSOE, partido que acaba de hacerse con el Gobierno tras el éxito de su moción de censura al expresidente Mariano Rajoy, ha sido especialmente crítico con este tipo de subastas por parte de Aena e, incluso, tras la interposición de los recursos por parte de Tecniberia, registró una pregunta parlamentaria al anterior Ejecutivo por estas adjudicaciones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios