Noticias de Iberdrola: Galán se reúne con el emir de Qatar en pleno cambio accionarial en Iberdrola. Noticias de Empresas
visita a doha tras el plan estratégico

Galán se reúne con el emir de Qatar en pleno cambio accionarial en Iberdrola

El presidente de la eléctrica ha viajado esta semana a Doha para reunirse con el presidente y el consejero delegado de Qatar Investment Authority (QIA), su mayor accionista

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (Reuters)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (Reuters)

Ignacio Sánchez Galán ha viajado esta semana a Doha (Qatar) para reunirse con el presidente y el consejero delegado de Qatar Investment Authority (QIA), el primer accionista de Iberdrola. Un encuentro que se produce tras presentar el plan estratégico 2018-2022, que no ha sido bien acogido en bolsa, y en plena revolución en el capital de la eléctrica, donde los grandes fondos internacionales han relegado a los bancos españoles y se han hecho con cerca del 15% de las acciones.

Fuentes próximas a Iberdrola han confirmado el viaje de Sánchez Galán a la capital del emirato, que a través de QIA, su brazo financiero, es dueño del 8,57% del capital de la multinacional extranjera. El motivo oficial del la reunión es la intervención del presidente de la compañía española en la convención de directivos del 'holding' catarí, acto en el que protagonizará una de las intervenciones principales para hablar de liderazgo y cómo el cambio climático está impactando en el sector de la energía.

Pero el viaje incluye encuentros privados con Sheikh Ahmed bin Jassim bin Mohamed al-Thani, presidente de QIA, y con Sheikh Abdulla bin Mohammed bin Saud al-Thani, consejero delegado del fondo soberano de Qatar, que dispone de unos 170.000 millones de dólares bajo gestión. Entre sus principales inversiones destacan Volkswagen, Barclays, Canary Wharf, Harrods, Credit Suisse, Heathrow, Glencore, Tiffany & Co y Total. En la eléctrica española ha invertido cerca de 3.000 millones de euros. Galán va acompañado de gran parte de su equipo directivo para exponer con detalle las líneas maestras de la compañía para los próximos cuatro años.

La entrada en Iberdrola data de octubre de 2006, cuando QIA tomó el 6,16% por 2.021 millones de euros. La transacción se ejecutó mediante una ampliación de capital con exclusión preferente por un importe de 1.906 millones de euros, equivalente al 6,17% del capital, a un tipo de emisión de 5,63 euros por acción. Además, Qatar se hizo con autocartera por un importe de 115 millones de euros, un 0,36% adicional antes de la ampliación.

En 2011, Qatar incrementó su participación desde el 6,16% inicial hasta el 8,4%, con lo que se consolidó como segundo mayor accionista, tan solo por debajo de ACS, que en esos momentos tenía el 18,8%. La constructora salió por piernas a mediados de 2012 cuando la banca que le había prestado dinero para intentar hacerse con el control del grupo energético amenazó con ejecutarle los préstamos. La marcha del grupo liderado por Florentino Pérez dejó al emirato como accionista de referencia, posición que en 2014 reforzó al adquirir un 1,2% y llegar hasta el 9,6% del capital.

Actualmente, posee el 8,5% de Iberdrola, de cuyo accionariado han ido desapareciendo inversores habituales como Bankia, que tuvo el 5% hasta 2014, Société Générale y Natixis, ambos con derivados vinculados a ACS, y Unicaja. Kutxabank es la única que aún está presente en el capital de la eléctrica, de la que llegó a controlar el 10% y de la que ahora mismo apenas mantiene el 1,7%.

Inversores exigentes

Por el contrario, en los últimos meses han aflorado las participaciones de cuatro de los mayores fondos de inversión del mundo. El primero es Capital Group, seguido por Blackrock, ambos con paquetes próximos ligeramente superiores al 5%. Por su parte, Norges Bank, el fondo soberano de Noruega, tiene cerca de un 3%, y Vanguard, un 2,7%.

En total, estos inversores institucionales, muy exigentes con los equipos directivos de las compañías en que invierten, acaparan casi el 16% del capital, por lo que Galán, que durante muchos años tuvo un núcleo duro formado por antiguas cajas de ahorros, está obligado a realizar un esfuerzo adicional para convencerles de su plan de negocio de cara a la próxima junta general de accionistas. Especialmente tras la presentación del plan estratégico 2018-2022, que, lejos de animar la cotización, ha sido recibido con caídas en bolsa. Iberdrola se deja este año un 7% y se cambia al nivel más bajo en 15 meses.

El papel, por tanto, de Qatar es clave para asegurar una estabilidad en la gestión. La relación de los responsables de QIA con Galán ha sido muy buena durante los casi 12 años que llevan invertidos en Iberdrola, en que no han solicitado ni un miembro en el consejo de administración, pese a ser el mayor accionista. Hasta la fecha se han conformado con las reuniones vis a vis con el presidente de la eléctrica española y con el mantenimiento de una política de dividendo por la que entre el 65 y el 75% de los beneficios se distribuyen entre los accionistas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios