tienen cerca de 2.700 empleados

Iberdrola pone a la venta cinco empresas de ingeniería tras pérdidas de 400 millones

La eléctrica ha puesto en el mercado cinco filiales de esta división debido a los números rojos registrados por Iberinco y los problemas reputacionales por casos de corrupción

Foto: Sede central en Bilbao de Iberdrola.
Sede central en Bilbao de Iberdrola.

Ignacio Sánchez Galán ha decidido poner en marcha a la carrera el nuevo plan estratégico 2018-2020, que incluye una reducción de costes de 1.000 millones y desinversiones por 3.000 millones. Uno de los primeros activos que el presidente de Iberdrola quiere traspasar son los negocios de ingeniería, concentrados en Iberinco y que en los últimos años han provocado pérdidas de cerca de 400 millones, más que las minusvalías que acumula en sus centrales nucleares. Así lo han confirmado fuentes próximas a la operación, que incluye de momento la venta de cinco filiales de la compañía eléctrica.

Se trata de Adicora, Inecosa, Ghesa, Empresarios Agrupados y Tecnatom. Iberdrola es dueña del 100% de las dos primeras, mientras que en las tres restantes tiene participaciones —mayoritaria en el caso de Ghesa y minoritarias en Empresarios Agrupados y Tecnatom—. La desinversión responde a la intención de la compañía eléctrica de salirse de un negocio que ha dado muchos problemas por los litigios internacionales derivados de reclamaciones propias y de los clientes, el daño reputacional provocado por algunos casos de corrupción y la necesidad de aportar fondos a Iberinco para evitar su quiebra.

Adicora es una empresa especializada en trabajos de ingeniería de subestaciones eléctricas, concretamente en ingeniería civil, electromecánica y control de subestaciones. Se trata de una empresa pequeña, de 27 empleados, que tiene una cifra de negocios de dos millones y un beneficio de apenas 300.000 euros. Un tamaño similar tiene Inecosa, que ofrece servicios en ingeniería de detalle (diseño mecánico, eléctrico y civil) en el sector de generación. Es una empresa bilbaína comprada en 2008 por Iberdrola con una plantilla de 57 trabajadores, unas ventas de seis millones y un beneficio neto de 400.000 euros. De estas dos empresas, la eléctrica posee el 100% del capital.

Ghesa es otra cosa. Tiene una fuerza laboral de 600 empleados. Su cifra de negocio es de 79 millones y su beneficio neto, de 2,8 millones

Ghesa es otra cosa. Dedicada a todo tipo de servicios relacionados con ingeniería en el sector energía, como la consultoría de propiedad, proyectos llave en mano y estudios de viabilidad, tiene una fuerza laboral de 600 empleados. Su cifra de negocio es de 79 millones y su beneficio neto, de 2,8 millones. Iberdrola es propietaria del 41,18% del capital, que comparte con Gas Natural (otro 41,18%) y Empresarios Agrupados (8,7%). El restante 9% es autocartera.

Precisamente, la eléctrica dirigida por Sánchez Galán también ha puesto el cartel de venta a su paquete directo del 11,30% de Empresarios Agrupados, compañía participada en un 43% por Técnicas Reunidas, en un 11,30% por Gas Natural y un 34,4% por Ghesa, controlada por la propia Iberdrola. Enfocada a la energía nuclear, centrales termoeléctricas y energías renovables, tiene una plantilla de 1.000 empleados, factura 67 millones y gana 1,1 millones.

Sede social de Endesa en Madrid. (EFE)
Sede social de Endesa en Madrid. (EFE)

La última filial que ha puesto en el mercado es Tecnatom, de la que Endesa tiene un 50%, Iberdrola, un 30%, y Gas Natural, el 20%. Como la anterior, presta servicios de ingeniería en sector nuclear, principalmente en inspección y adiestramiento de personal, ingeniería. Da trabajo a 1.000 empleados, sus ventas ascienden a 123 millones y sus ganancias rondan el millón de euros.

Limpiar la reputación

Estas decisiones se producen después de que Iberinco registrase en 2017 pérdidas de 250 millones, que se suman a los más de 100 millones de números rojos de 2016 y las inyecciones de capital que Iberdrola ha tenido que hacer en la filial para evitar que entrase en causa de disolución. Galán ya tomó medidas drásticas el pasado año cuando decidió destituir a la cúpula de esta división por tercera vez en los últimos cinco años, integrar a los 1.500 empleados directos en la matriz y congelar la remuneración de todos los trabajadores.

Iberinco llegó a ser sancionada por el Banco Mundial por presuntos sobornos en uno de sus proyectos en Albania y también se vio envuelta en un caso de corrupción en Letonia, en una central de ciclo combinado que fue inagurada por el entonces rey Juan Carlos I y que tenía un presupuesto de 300 millones de euros. Fuentes del mercado aseguran que la venta de todas estas empresas no será fácil dado el mal sentimiento entre los inversores tras los casos de Abengoa, Isolux y Duro Felguera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios