miguel jurado

FCC despide al expresidente del área de Construcción implicado en el caso Acuamed

El pasado 27 de diciembre, un año después de haberle trasladado al cargo de director de Cobros y Reclamaciones, la compañía ha sellado la definitiva resolución de contrato de Miguel Jurado

Foto: FCC logró volver a beneficios el pasado ejercicio. (Reuters)
FCC logró volver a beneficios el pasado ejercicio. (Reuters)

Menos de un año después de relevarle en la presidencia de FCC Construcción y nombrarle director de cobros y reclamaciones, FCC ha prescindido definitivamente de Miguel Jurado, un histórico de la casa, cuya reputación se vio seriamente dañada con el caso Acuamed.

Según reconoce la propia empresa en el informe de gobierno corporativo, fue el pasado 27 de diciembre cuando se rompió definitivamente la relación laboral. Desde la compañía han declinado detallar las condiciones de su marcha, pero fuentes consultadas por este medio aseguran que la salida de Jurado se enmarca dentro de la intensa reorganización directiva que ha sufrido la compañía desde que el empresario mexicano Carlos Slim se hizo con su control.

Miguel Jurado.
Miguel Jurado.

Jurado se incorporó a FCC en 1988 en el área de Construcción y en 2005 fue nombrado director de Desarrollo y Participadas de Aqualia, primero, y poco después subdirector general de Desarrollo e Internacional de la misma filial, hasta que en marzo de 2013 fue nombrado máximo responsable de FCC Construcción.

De hecho, está considerado una de las personas clave del crecimiento de Aqualia, empresa que se ha convertido en uno de los salvavidas de FCC en los últimos tiempos, como quedó subrayado con la emisión de dos bonos, por importe de 700 y 650 millones de euros, respectivamente, el año pasado, que permitió culminar la refinanciación del grupo.

Más recientemente, hace apenas dos semanas, el grupo de infraestructuras anunció que negocia en exclusiva con el fondo IFM la venta del 49% de la filial, operación que permitirá a FCC otra importante inyección de fondos.

Caso Acuamed

Fue en enero de 2016, cuando una redada anticorrupción ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco conllevó la detención de Miguel Jurado, entonces presidente de FCC Construcción, y de otros altos ejecutivos de Acciona y Altyum, en el marco de la investigación por presunto fraude en la empresa Acuamed.

En aquel momento, la compañía cerró filas en torno al directivo y no fue hasta un año después cuando decidió relevarle de la presidencia de FCC Construcción, responsabilidad que fue asumida por Pablo Colio, actual consejero delegado del grupo de infraestructuras y a quien hasta el último momento Jurado ha reportado de manera directa como responsable de Cobros y Reclamaciones.

El pasado ejercicio, la primera fila directiva de FCC vivió tres importantes movimientos con la salida de Carlos Jarque como consejero delegado, el nombramiento de Colio en sustitución y la decisión de Miguel Parra de abandonar sus cargos ejecutivos como director general.

La marcha del primero conllevó una indemnización de 708.000 euros por la cláusula de competencia, emolumento que se sumó a la retribución total de 1,66 millones de euros que tuvo en concepto de sueldo (679.000 euros), dietas (32.000 euros) y variable a corto plazo (234.000 euros).

Además, el directivo, una de las manos derechas de Carlos Slim, se benefició de la aportación de 510.000 euros a un plan de ahorro que, en los poco más de dos años que ha estado al frente de la compañía, ascendió a un total de 712.000 euros.

FCC logró volver a beneficios el año pasado, ejercicio que cerró con un beneficio neto de 118 millones; aunque la cifra de negocios se redujo un 2,5%, hasta 5.802 millones, y un 2,2% su beneficio bruto de explotación (ebitda), hasta 815,4 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios