pide 140 millones de euros

Sacyr reclama a Chile sobrecostes del 40% en Bío-Bío, una de sus autopistas estrella

El grupo exige 140 millones al Ministerio de Obras Públicas chileno por los retrasos a la hora de disponer de los terrenos y de revisar el proyecto, lo que disparó un 40% el periodo de obras

Foto: Junta general de accionistas de Sacyr.
Junta general de accionistas de Sacyr.

Nuevo frente para Sacyr. El grupo presidido por Manuel Manrique se enfrenta al Ministerio de Obras Públicas de Chile por los sobrecostes en que ha incurrido la concesionaria Valles del Bío-Bío, propiedad del grupo español, en las obras de construcción de la autopista Concepción-Cabrero, que puso en servicio en agosto del pasado ejercicio, con año y medio de retraso.

La compañía española acusa a la Administración de Michelle Bachelet de ser responsable tanto de esta dilación como del sobrecoste de la obra, por lo que ahora le reclama 140 millones de dólares, unos 120 millones de euros, disputa que ha sido llevado al Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos mediante acuerdo o arbitraje, aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

La cifra exigida por el grupo español equivale al 40% de toda la inversión realizada en la puesta en marcha de la autopista, ya que, según la propia la constructora, las obras de este gigante de 103,4 kilómetros han requerido unos 360 millones de dólares (303 millones de euros), y generarán una cartera de ingresos de 1.027 millones de dólares a lo largo de sus tres décadas de concesión.

En concreto, Sacyr responsabiliza a las autoridades chilenas de no haber tenido disponibles a tiempo los terrenos, además de demoras en la revisión del proyecto, lo que terminó retrasando un año y siete meses la entrega del mismo, para una obra inicialmente estimada en cuatro ejercicios, es decir, que los trabajos tardaron en completarse un 40% más del tiempo previsto. Además, en su reclamación, la constructora española también recoge los costes financieros y los gastos generales derivados del retraso.

El Ministerio de Obras Públicas tiene hasta mañana viernes, 1 de diciembre, para responder a las acusaciones del grupo español, y se espera que el veredicto del panel se produzca entre finales de este año y principios de enero, ya que lo habitual es que resuelva en un plazo de entre 30 y 60 días. Sacyr todavía está construyendo un tercer carril en la conocida como Rotonda Bonilla, trabajos que desde la constructora niegan que puedan verse condicionados por esta disputa.

La compañía también asegura que un pronunciamiento negativo por parte del panel no tendrá impacto en sus cuentas, ya que estos sobrecostes han sido provisionados, mientras que cualquier cantidad dictada en su favor será una inyección extraordinaria, aunque declinan hacer más comentarios al estar actualmente analizándose el conflicto.

Mercado estratégico

Chile es uno de los principales mercados de Sacyr, donde está presente con todas sus divisiones —construcción, concesiones, industrial y servicios— y donde posee cinco concesiones de autopistas y dos hospitales.

La importancia de Valles del Bío-Bío para la división concesional acaba de ponerse de manifiesto en la presentación de resultados del tercer trimestre, cuyo beneficio bruto operativo (ebitda) se ha incrementado un 19%, principalmente por la mejora de tráficos en España y la puesta en marcha de la autopista chilena, lo que ha permitido disparar casi un 50% los ingresos procedentes de esta vía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios