operación de 500 millones

Hispania suspende la mayor venta de oficinas del momento por la crisis en Cataluña

La socimi ha decidido posponer hasta el primer trimestre de 2018 el proceso de venta de toda su cartera de oficinas, que estaba ya en negociaciones exclusivas con Swiss Life

Foto: Consejo de administración de Hispania el día de su salida a bolsa
Consejo de administración de Hispania el día de su salida a bolsa

Hispania, una de las mayores compañías de inversión inmobiliaria de España, ha decidido paralizar la mayor operación inmobiliaria del momento en el segmento de oficinas por la incertidumbre que ha generado en el mercado el desafío independentista catalán.

Según acaba de anunciar la propia compañía ante la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores-, la socimi ha "decidido posponer el proceso de desinversión de activos de la cartera de oficinas hasta el primer trimestre del año 2018".

La cartera de oficinas de Hispania es la mayor operación de este tipo que hay actualmente en España, ya que sus 25 edificios están valorados en unos 500 millones de euros. Desde el pasado verano, la socimi estaba en conversaciones exclusivas con la aseguradora Swiss Life, que con este movimiento sellaba su desembarco en nuestro país.

A pesar de lo avanzado de estas conversaciones, "las actuales circunstancias de incertidumbre en Cataluña", según lo define la propia socimi, han convencido a la compañía dirigida por Concha Osácar y Fernando Gumuzio sobre la conveniencia de esperar. Un paréntesis que podría terminar jugando en favor del otro finalista en este proceso, el gigante Starwood.

Según fuentes de mercado, esta decisión llega después de que la aseguradora haya presionado a la baja su oferta amparándose en el nuevo escenario que dibuja el desafío catalán, rebaja que ha llevado a la socimi a preferir suspender el proceso.

Aunque la cartera de oficinas que Hispania tiene en venta se ubica mayoritariamente en Madrid (78%), su segundo mercado es Cataluña, que representa una quinta parte de todo el portfolio.

Desde el referendum ilegal del pasado 1 de octubre, los inversores internacionales han pisado el freno de sus operaciones en España, especialmente aquellas con exposición a Cataluña, y aquellos que siguen apostando por comprar es previo descuento del riesgo en el precio que están dispuestos a pagar.

El sector inmobiliario, cuya recuperación está directamente ligada a la inversión extranjera, es uno de los que está sufriendo las consecuencias económicas de la crisis catalana con más virulencia, como se puso de manifiesto recientemente en la feria Barcelona Meeting Point.

En este encuentro, el sector clamó por devolver a Cataluña a la senda de la legalidad y terminar con la incertidumbre que ha provocado no sólo sobre esta comunidad autónoma, sino sobre toda España, los independentistas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios