lo vende al 48% de su valor inicial

Liberbank coloca su ladrillo a Bain con un descuento menor que el del Popular

El banco asturiano cierra la venta de 750 millones de activos inmobiliarios con un descuento inferior al que tuvo que aplicar el Santander para desprenderse de los del Popular

Foto: Liberbank. (C. Castellón)
Liberbank. (C. Castellón)

Liberbank ha acordado la venta de una cartera de inmuebles adjudicados valorada en 750 millones al fondo Bain Capital, tras descartar una oferta competidora de KKR. Según fuentes conocedoras de la situación, la transacción se realizará con un valor de entre el 45% y el 48% del inicial (es el único punto que falta por cerrar), esto es, con un descuento del 52% y el 55% sobre el valor en libros. Este recorte es inferior al 66% que tuvo que aplicar el Santander para colocar el ladrillo del Popular.

Las fuentes citadas explican que esta cartera no incluye finalmente créditos inmobiliarios morosos ('non performing'), sino únicamente activos adjudicados. El precio de venta implica un descuento superior al valor neto de provisiones a que tenía contabilizados estos activos Liberbank (en torno al 40%, si bien sobre el valor de tasación a 2017), lo que implica que sufrirá una pérdida adicional con esta venta. Pero la cubrirá con parte de los recursos de la ampliación de capital de 500 millones que aprobó este lunes y que cuenta con el compromiso de sus principales accionistas.

El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (d).
El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (d).

El hecho de que Liberbank haya tenido que ofrecer menos descuento que el Santander en la venta de los activos del Popular se explica por tres factores. El primero es el tamaño y la urgencia de la operación: el banco que preside Ana Botín vendió una cartera mucho mayor, de 30.000 millones, que quería sacar cuanto antes de su balance y blindarse así ante una posible anulación judicial de la compra del Popular.

El segundo es que el Santander solo vendía el 51%, es decir, que el banco seguirá recibiendo los ingresos generados por el alquiler o venta del 49% restante. Siempre se puede conseguir un mejor precio cuando el comprador se lleva todos los ingresos futuros de estas carteras. El tercero es que "no todos los activos son iguales, y el Popular tenía muchos de muy mala calidad", según una de las fuentes consultadas. Es decir, que los de Liberbank son mejores.

Asegurar su supervivencia en solitario

La operación de la entidad surgida de la fusión de Cajastur (más CCM), Caja Cantabria y Caja Extremadura no se ha visto afectada por la situación en Cataluña, dado que no tiene apenas activos adjudicados en esa comunidad. La incertidumbre tiene más incidencia en el intento de BBVA de vender su ladrillo, ya que esta entidad es líder del mercado catalán.

Como ha informado El Confidencial, tanto esta operación inmobiliaria como la ampliación de capital son consecuencia de la exigencia del Gobierno y del Banco de España de reforzar su solvencia por temor a una repetición del derrumbe del Popular (temor que motivó la prohibición de los cortos en el valor, que aún persiste). Ante el apetito de Abanca, Unicaja y CaixaBank por hacerse con Liberbank, la entidad que dirige Manuel Menéndez decidió emprender estas operaciones para garantizar su supervivencia en solitario.

Además, la entidad vendió en el tercer trimestre otros 215 millones en activos inmobiliarios fuera de esta cartera, en este caso a valor neto contable; es decir, sin pérdidas adicionales. De esta forma, superará ampliamente el objetivo de reducir en 800 millones el ladrillo este año, y aún le queda el cuarto trimestre por delante. Asimismo, en el mismo periodo redujo sus créditos morosos en otros 230 millones gracias a recuperaciones (curas) y ejecuciones de garantías.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios