NUEVA OLEADA DE FUSIONES BANCARIAS

Unicaja y CaixaBank se interesan por Liberbank tras el intento de Abanca

La oferta de Abanca sobre Liberbank ha provocado la reacción de Unicaja y CaixaBank, que también tienen interés por hacerse con la entidad. Pero esta quiere seguir en solitario

Foto: Liberbank. (C. Castellón)
Liberbank. (C. Castellón)

Se ha abierto la veda de Liberbank. Como adelantó ayer El Confidencial, Abanca planteó una oferta por la entidad en julio que fue rechazada por el BCE, pero mantiene a Merrill Lynch como asesor para intentarlo de nuevo ahora. Tras conocer estos planes, otros dos bancos se han interesado por la unión de Cajastur, CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura de cara a una posible operación si finalmente tiene que acometerla: se trata de Unicaja y CaixaBank.

Isidre Fainé (d) y Braulio Medel (i). (EFE)
Isidre Fainé (d) y Braulio Medel (i). (EFE)

Según fuentes al tanto de las conversaciones, Liberbank y Unicaja han mantenido históricamente una muy buena relación debido a que sus culturas bancarias son muy similares y a que serían dos entidades muy complementarias sin apenas solapamientos. De hecho, Liberbank fue una de las entidades con las que habló Unicaja Banco para buscar un plan B por si fracasaba su salida a bolsa (además de Sabadell y Santander, como informó en su día este medio). Finalmente, la entidad malagueña logró realizar su OPV con éxito y esta posibilidad quedó descartada.

Sin embargo, cuando el expresidente y factótum de Unicaja, Braulio Medel, tuvo conocimiento de las intenciones de Abanca, llamó por teléfono al presidente de Liberbank, Manuel Menéndez. Según las fuentes citadas, le transmitió el mensaje de que, si finalmente tiene que embarcarse en una operación corporativa, hablara con él antes de 'casarse' con las antiguas cajas gallegas. Su tesis es que sería mucho más positiva para ambos una fusión con Unicaja. Además, ahora tiene las manos mucho más libres tras devolver al FROB los 604 millones que inyectó en Caja España-Duero y tampoco puede descartar ser objeto de deseo de un banco más grande; así pasaría de comprado a comprador.

Un portavoz de Unicaja Banco niega que se hayan mantenido contactos con Liberbank y asegura que una operación corporativa no está en la hoja de ruta de la entidad, que está centrada en integrar completamente Caja España-Duero y cumplir su plan de negocio para mantenerse independiente.

CaixaBank no quiere fusiones de medianos

En cuanto a CaixaBank, su interés por la entidad con sede en Oviedo ha sido un rumor recurrente en los últimos años, pero con una base de realidad: a su expresidente Isidre Fainé siempre le ha gustado Liberbank y considera que tendría un excelente encaje con la primera entidad española. Hasta ahora, la adquisición del portugués BPI había centrado la atención y los esfuerzos del banco de La Caixa, pero el grueso de esta operación ya está concluido, lo que le permite mirar nuevas oportunidades.

Y el interés de tanta gente por Liberbank ha provocado que su atención se haya centrado en ella ahora. "CaixaBank no quiere que los medianos se fusionen entre sí porque pueden hacerle daño en algunas zonas geográficas donde no cuenta con demasiada presencia, como Galicia, Asturias, Castilla y León o Andalucía Oriental. Por eso, antes que permitir una operación de Liberbank con Abanca o Unicaja, pujará para quedarse con ella", explica una de las fuentes. Este planteamiento cuenta con el apoyo del BCE, que no quiere que las antiguas cajas se fusionen entre sí (le aterra el precedente de Bankia) sino que sean absorbidas por los grandes bancos.

Braulio Medel (2i) y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (2d). (EFE)
Braulio Medel (2i) y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (2d). (EFE)

Liberbank, dispuesta a resistir el asalto

A pesar de todo este interés —hay quien no descarta que el BBVA, siempre dispuesto a crecer en nuestro país, se sume a la fiesta—, Menéndez pretende seguir en solitario, para lo cual ha adoptado las medidas defensivas que le solicitaron el ministro Luis de Guindos y el gobernador del Banco de España, Luis Linde: el 6 de septiembre anunció una ampliación de capital de 500 millones para reforzar sus niveles de solvencia y sanear su balance, y ha puesto en venta una cartera con el grueso de su ladrillo tóxico para sacarlo de balance, por valor de unos 800 millones.

Con estas operaciones y con la adopción de modelos internos para el cómputo del capital, Menéndez está convencido de que Liberbank será el banco más solvente de España, lo que le permitirá esquivar todos estos cantos de sirena sin que las autoridades le presionen para fusionarse. En caso contrario, no le quedará más remedio que acometer una operación, y ahí será cuando comience la batalla entre estas entidades por hacerse con ella.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios