los analistas lo consideran la nueva referencia

Santander mete presión a la banca con las grandes provisiones al ladrillo del Popular

Cuando complete la venta a Blackstone, el peso que tendrán los adjudicados netos en proporción a su tamaño será la mitad que en BBVA y cuatro veces inferior que en CaixaBank

Foto: Imagen de la última junta general de accionistas del Santander.
Imagen de la última junta general de accionistas del Santander.

El ejercicio de saneamiento que ha llevado a cabo el Santander para vender cuanto antes los inmuebles del Popular ha marcado una nueva referencia para el sector en cuanto al nivel de provisiones que exigen los inversores. Estas dotaciones permitirán al banco cántabro convertirse en la entidad con menos ladrillo tóxico en proporción a su tamaño, y sacar varios cuerpos de ventaja al resto de entidades, que, como es lógico, se han tomado bastante mal esta nueva presión sobre sus cuentas de resultados.

A partir del primer trimestre del próximo año, una vez se complete la operación de venta de 30.000 millones de euros en adjudicados a Blackstone, y tras haber elevado el nivel de provisiones (saneamientos de valor por deterioro) al 60%, el banco cántabro solo deberá reconocer unos 6.000 millones en adjudicados netos.

Fuentes cercanas al Banco de España reconocen que el mercado está haciendo un 'read-across' de este nivel de provisiones y que los grandes inversores están presionando al resto del sector para que eleve su cobertura hasta igualar la aplicada al Popular. "Hay gente que piensa que el ladrillo de todos los bancos es como el del Popular y requiere los mismos saneamientos. No distinguen que el Popular tenía muchas cosas mal clasificadas y que el peso del suelo era mucho mayor que en el resto", explican estas fuentes.

Si se pone la cifra del Santander en proporción a su tamaño, ya que en el activo total se recogen todos los recursos con los que cuentan las entidades para hacer frente a posibles agujeros, se comprueba que el ladrillo tóxico apenas representará un 0,41% del activo del nuevo Santander, el cual se ha disparado tras la integración del Popular, frente al 0,76% actual, ya que hasta que se cierre la operación con Blackstone, la entidad cántabra debe reconocer unos adjudicados netos por importe de 11.082 millones.

EntidadAdjudicados netos (mill. €)Activo total (mill. €)Peso adj. sb. activo (%)
Santander+Popular11.0821.445.2610,76
BBVA5.608702.4290,79
CaixaBank6.834378.6841,80
Sabadell6.107217.4572,80
Bankia2.146180.8831,18
Bankinter244,871.1800,34
Unicaja918,256.4721,62
Liberbank2.25539.1655,75
Fuente:CNMV

BBVA es la única entidad que se mueve en los actuales niveles del banco presidido por Ana Botín, ya que sus adjudicados netos representan un 0,79% de su activo total, pequeño porcentaje que logra gracias a sus elevadas provisiones, ya que las correcciones de valor por deterioro llegan al 61%.

Sin embargo, la ventaja que le sacará su eterno rival a partir de la próxima primavera mete presión al equipo de Francisco González, el cual ya está manteniendo contactos para analizar una posible venta de su inmobiliaria Anida.

Los bancos catalanes, perjudicados

Mayor es el agobio para CaixaBank y Sabadell, cuyas elevadas cifras de adjudicados brutos (13.024 y 9.623 millones, respectivamente), unidas a sus menores provisiones (47,5% y 36,5%), hacen que el peso de los adjudicados netos sobre el activo total se sitúe en el 1,8%, en el caso de la entidad presidida por Isidre Fainé, y en el 2,8% para el banco dirigido por Josep Oliu.

Bankia sale mejor en la foto que las entidades catalanas, con unos adjudicados netos que representan el 1,18% de su activo, aunque juega con la ventaja de haber transferido el grueso de su ladrillo a la Sareb hace casi cinco años, con lo que su cifra de adjudicados se nutre de los inmuebles que se han ido quedando desde entonces, o de aquellos tasados por debajo de 100.000 euros en 2012.

De hecho, el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, junto a Liberbank, es el único que en los últimos seis meses ha visto incrementarse la cifra de terrenos adjudicados, un 14,4%, aunque los totales, tanto en bruto como en neto, descienden en torno al 5%.

Mención aparte merece Bankinter, cuya exposición inmobiliaria tradicionalmente ha sido la menor de la banca española, lo que le permite situarse hoy con la cifra más baja en proporción a su tamaño (0,34%). Además, aunque sus provisiones se sitúan en el 22,3% del valor al que sus adjudicados entraron en balance, si se toma como referencia la evolución histórica (incluyendo la parte del préstamo que se quedó sin cobrar antes de ejecutar el inmueble). la cobertura total llega al 44%.

EntidadAdj. brutos (mill. €)Correcciones de valor (mill. €)Nivel saneamiento (%)
Santander*27.32016.23859,5%
BBVA14.4098.80161%
CaixaBank13.0246.18947,5%
Sabadell9.6233.51536,5%
Bankia3.2591.11234,1%
Bankinter315,470,522,3%
Unicaja2.4501.53262,5%
Liberbank3.6331.37837,9%

Liberbank, el que tiene más exposición

La otra cara de la moneda corresponde a Liberbank. La menor de todas las entidades cotizadas españolas es la que tiene un mayor peso de activos tóxicos inmobiliarios en proporción a su tamaño, ya que estos representan el 5,75%. Además, en términos totales, los 3.633 millones brutos, o los 2.255 millones netos, que reconoce tener en adjudicados lo sitúan en los niveles de Bankia, entidad que es casi cinco veces mayor.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que buena parte de estos activos cuentan con la garantía del esquema de protección de activos (EPA) concedido por el Fondo de Garantía de Depósitos para la compra de CCM, algo que también ocurre en el caso del Sabadell con los adjudicados de la CAM.

Unicaja, por su parte, destaca por el elevado nivel de provisiones (62%), tras haber destinado 1.532 millones a correcciones de valor, hasta situar la cifra neta en 918,2 millones. Este ejercicio permite que sus activos ya saneados representen el 1,6% de su activo, cifra inferior a la arrojada por CaixaBank, Sabadell y Liberbank.

Además, sumado al riesgo ya tangible que suponen los adjudicados para las entidades, debe tenerse en cuenta que todas ellas cuentan con importantes volúmenes de créditos ligados al sector inmobiliario que pueden seguir elevando su cifra de ladrillo en balance, lo que las presiona para tener que ir aligerando el peso de los mismos.

NOTA: información elaborada sobre las cifras de exposición inmobiliaria que la CNMV obliga a publicar a todas las entidades de forma homogénea. Las cifras corresponden a activos adjudicados en España y al valor de los activos adjudicados cuando entran en el balance.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios