SEGÚN DEUTSCHE BANK

Las alzas de tipos no aliviarán a los bancos, y además deberán elevar los saneamientos

La solución a los bajos márgenes de la banca no será la ansiada subida de tipos, según la experiencia de EEUU. Es más, las provisiones empezarán a subir de nuevo en breve

Foto: Nubes negras se ciernen sobre las torres bancarias en Fráncfort. (Reuters)
Nubes negras se ciernen sobre las torres bancarias en Fráncfort. (Reuters)

La banca europea espera como agua de mayo el inicio de las subidas de tipos del BCE para mejorar unos márgenes que ahora se encuentran muy deprimidos (al trasladar estas alzas a los créditos). Pero, aparte de que este movimiento cada vez se aplaza más —y la escalada del euro también presiona en esa dirección—, la experiencia de Estados Unidos muestra que no es la solución a los problemas de los bancos. Deutsche Bank añade otro elemento de preocupación para el sector: los saneamientos (provisiones) para los activos improductivos como préstamos morosos e inmuebles, que por fin han empezado a bajar tras la crisis, tendrán que volver a crecer en breve.

En un informe sobre el estado de la banca europea 10 años después del estallido de la crisis financiera, la entidad alemana recuerda en primer lugar que las alzas de tipos en la zona euro, cuando comiencen, serán muy graduales y acabarán muy por debajo del nivel anterior a la crisis. En segundo lugar, asegura que el margen de intereses —que mide la diferencia entre los intereses que pagan los bancos a depósitos y acreedores y los que cobran por los créditos— es bastante más estable y resistente de lo que parece.

En tercer lugar, utiliza la experiencia de los bancos de EEUU, que van entre tres y cuatro años por delante de los nuestros en el ciclo, para intentar predecir qué va a pasar aquí. Allí, las bajadas de tipos suelen tener un efecto inicial muy positivo en los márgenes (bajan los tipos de los depósitos antes que los de los créditos), pero después el impacto se torna muy negativo, sobre todo si el precio del dinero se mantiene bajo mucho tiempo. Y las alzas de tipos no tienen un impacto claro; y si acaso, es más bien negativo (basándose en la experiencia de 1987-89, 1994-95, 1999-2000 y 2004-06).

El presidente del BCE, Mario Draghi. (Reuters)
El presidente del BCE, Mario Draghi. (Reuters)

"A la luz de la experiencia de EEUU, la respuesta a la pregunta de si las subidas de tipos van a resolver el problema de ingresos de los bancos europeos tiene que ser un rotundo no", concluye Deutsche. Ahora bien, matiza que "al menos podrían evitar un mayor deterioro del margen y posiblemente respaldar unos márgenes más altos a largo plazo". Pero también hay otro elemento negativo, que los tipos más altos reducen el volumen de crédito, lo que también es negativo para los márgenes.

Las provisiones volverán a subir en breve

La otra gran preocupación de este análisis son las provisiones, es decir, el dinero que tienen que destinar los bancos a cubrir los créditos morosos, los inmuebles y las inversiones fallidas, y que fueron la causa del rescate de las cajas de ahorros en España (no tenían suficiente capital para absorber las pérdidas generadas por estos saneamientos). Después de la crisis y el rescate, el nivel de provisiones ha bajado mucho en Europa, e incluso algunas entidades las han liberado; es decir, no restan al beneficio sino que suman. Esto es lo que permite que crezca el beneficio del sector pese a los descensos de márgenes.

Sede central del Deutsche Bank en Fráncfort. (Reuters)
Sede central del Deutsche Bank en Fráncfort. (Reuters)

Sin embargo, el precedente norteamericano indica que esta situación no durará mucho. Históricamente, los saneamientos se incrementan unos años después del inicio de las alzas de los intereses porque la economía se enfría y acaba normalmente en una recesión (a veces provocada por el propio banco central). Allí, las provisiones han empezado ya a subir este año, pese a que las subidas de la Fed son casi imperceptibles de momento, probablemente en anticipación de la futura desaceleración de la actividad.

¿Va a ocurrir lo mismo en Europa? Aquí las provisiones se han mantenido en un nivel elevado durante más tiempo que en EEUU, en parte por la doble recesión y en parte porque los bancos europeos se han resistido a sanear muchos créditos y a mantener 'empresas zombis' (de esto sabemos mucho en España), y solo lo han hecho cuando no les quedaba más remedio. Además, como hemos visto, el inicio del endurecimiento de la política del BCE se está aplazando, lo que puede permitir que las provisiones no suban hasta 2020. Pero Deutsche considera que este no es un ciclo normal porque los tipos llevan bajos casi una década. "En resumen, hay unas cuantas razones para esperar un incremento de las provisiones en Europa relativamente pronto", concluye.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios