OBJETIVO INICIAL PARA LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS

Sareb lanzará un escaparate 'online' de venta de préstamos valorados en 4.000 millones

Sareb ha decidido echar las redes en el mundo de internet con todas las consecuencias y prepara una plataforma de publicación y venta de créditos para todo tipo de inversores

Foto: El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)

La Sareb, el llamado ‘banco malo’ de la reestructuración bancaria, quiere iniciar en los próximos meses una nueva y decisiva etapa destinada a soltar el lastre acumulado de préstamos en el sector inmobiliario, que serán ofertados vía 'online' entre un amplio grupo de inversores previamente seleccionados, tanto de carácter institucional como incluso particulares. El proyecto se orienta de partida con un horizonte de cuatro años, hasta 2020, y un objetivo de ventas escalonadas de manera creciente, hasta totalizar en dicho periodo un importe total mínimo de 4.000 millones de euros.

El plan de Sareb se estructura en dos fases, que contemplan la creación de una página web operativa a partir de mayo para acto seguido emprender la venta activa con una unidad de negocio que trabajará en colaboración con las cuatro plataformas inmobiliarias contratadas en calidad de 'servicers' externos, como son Altamira, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia. La propia sociedad contenedora de los activos traspasados por los bancos en crisis se encargará de definir el perímetro de los préstamos en venta, así como de identificar los colectivos de inversores potenciales y disponer la información necesaria para facilitar la decisión de compra.

Los 'servicers' que trabajan para Sareb tomarán el testigo de las operaciones, una vez reconocido el interés de los inversores, actuando en calidad de soportes para llevar a cabo la gestión y el cierre de las transacciones en relación directa con el cliente. Estas empresas vienen desarrollando a su vez canales propios de comercialización de préstamos adjudicados por el ‘banco malo’, si bien en estos casos las operaciones efectuadas se han destinado al mercado institucional, donde Sareb ha colocado a lo largo de 2016 activos por valor de 1.565 millones de euros.

El escaparate 'online' que ahora está en marcha tiene unos objetivos mucho más ambiciosos, cuando menos en lo que concierne al mercado potencial que trata de abrir la entidad que preside Jaime Echegoyen. El importe de los préstamos será relativamente pequeño, no más de cinco millones de euros, con el fin de asegurar un extenso espectro de eventuales compradores. En lo que resta de año, la mayor parte de inversores serán institucionales, pero la pretensión de Sareb consiste en facilitar el atractivo del producto hasta generar un canal alternativo de inversión inmobiliaria a través de la adquisición de deuda.

La comercialización centralizada de los créditos de Sareb puede ser el caldo de cultivo para un nuevo modelo de venta de deuda pública a escala nacional

A tal efecto, está previsto que a partir del próximo ejercicio los inversores de la plataforma 'online' incluyan asesores homologados que incorporen otros compradores más locales, creando así nichos adicionales de solicitudes de compra con una clara visión ‘retail’. Las plataformas inmobiliarias contratadas por Sareb estiman que este modelo de negocio permitirá un incremento paulatino de las ventas, desde una cifra mínima de 500 millones en 2017 a 1.000 millones en 2018, para luego aumentar hasta 1.200 millones en 2019 y terminar el año 2020 con una cuantía estimada en no menos de 1.500 millones de euros.

La iniciativa de Sareb tiende al establecimiento de un marco estándar de comercialización basado en la centralización de las decisiones, que luego se complementan con una actuación proactiva de gestión para fomentar el acceso a una plataforma 'online' y de carácter transversal en la que se ofrecen productos financieros adaptados a los perfiles de los diferentes inversores. En medios oficiales cercanos al Ministerio de Economía, aseguran que este mismo modelo puede ser replicado en un momento dado para constituir un mercado de deuda pública a nivel nacional con información centralizada.

El 'banco malo', nacido como una imposición de la Unión Europea para el rescate bancario en España, se constituyó en 2013 con una cartera de 200.000 activos por valor de 50.781 millones de euros, de los que un 80% eran préstamos y créditos al promotor inmobiliario y el 20%, inmuebles. De acuerdo con los últimos informes de actividades publicados por la entidad, en sus cuatro años de funcionamiento, Sareb ha cancelado deuda sénior por un total de 7.223 millones, lo que supone un 15,2% del total. Aunque el plazo de desinversiones se extiende a 15 años, el ritmo de ejecución protagonizado hasta ahora demuestra que Sareb va a tener que pedalear a piñón fijo si quiere cumplir su mandato institucional.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios