DIRIGIRÁ EL ÁREA DE ASESORÍA JURÍDICA

Botín rescata para el Santander al exdirector general de Sareb Óscar García Maceiras

Óscar García Maceiras es abogado del Estado y reportará directamente al hombre de confianza de Ana Botín y secretario general del Banco Santander, Jaime Pérez Renovales

Foto: El exdirector general de la Sareb Óscar García Maceiras. (EFE)
El exdirector general de la Sareb Óscar García Maceiras. (EFE)

El Banco Santander ha encontrado en Sareb una pequeña cantera para nutrir su propio equipo ejecutivo. Tras el fichaje a finales del pasado año de Belén Romana, presidenta fundadora del llamado banco malo, creado para absorber los activos tóxicos del sistema financiero, la entidad que preside Ana Botín ha incorporado ahora al antiguo director general y responsable del servicio legal de Sareb, Óscar García Maceiras. Abogado del Estado y con amplia trayectoria en el sector bancario, García Maceiras asumirá la responsabilidad del Área de Asesoría Jurídica de la primera institución de crédito en España, dentro de la división que encabeza Jaime Pérez Renovales, director general del Banco Santander que está al frente de la secretaría general y es también el secretario del consejo de administración.

García Maceiras vivió en primera persona las inclemencias políticas derivadas de la creación de la Sareb, una entidad de dominio público, pero de naturaleza privada por razones del guion pactado entre el Gobierno de España y la Comisión Europea. La puesta en funcionamiento del banco malo, como también es conocido dentro del sector, provocó no pocas reticencias entre el Ministerio de Economía y algunas de las instituciones financieras que de una u otra forma se vieron obligadas a participar en la constitución del proyecto. El BBVA se negó en redondo a pasar por la horca caudina del Gobierno, y fue el Banco Santander el que apadrinó con mayor diligencia la iniciativa, facilitando el acuerdo del resto de bancos participantes en el capital de la Sareb.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (Reuters)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (Reuters)

El nuevo director jurídico del Banco Santander decidió poner término a su experiencia profesional en el banco malo el pasado mes de abril, lo que propició una remodelación interna de la sociedad que ahora preside Jaime Echegoyen, sustituto de Belén Romana, que dimitió de la Sareb a principios de 2015 convirtiéndose en diciembre del mismo año en consejera del Banco Santander en calidad de independiente. García Maceiras no ha esperado tanto tiempo para formalizar su salto a la fama de la mano de Ana Botín y ha permanecido en el dique seco poco más de cinco meses, vacaciones de verano de por medio.

El proceso de designación que ha facilitado el tránsito del directivo procedente del banco malo al que está considerado el banco más bueno del país se ha llevado a cabo con suma cautela. La consigna era no generar suspicacias dentro del mercado que pudieran ser utilizadas como arma arrojadiza contra el Gobierno en funciones, en un momento de especial sensibilidad política. No conviene olvidar que los nuevos diputados electos de Unidos Podemos han situado a la Sareb en el centro de la diana de su ideario ideológico, afirmando su intención de convertir al banco malo del rescate financiero en el banco bueno del rescate ciudadano.

García Maceiras sigue los pasos de su antigua jefa en Sareb, Belén Romana, que fue nombrada consejera independiente del Banco Santander a finales de 2015

La peculiar condición de Sareb como una empresa de capital mayoritariamente privado facilita desde un punto de vista estrictamente legal el tránsito de sus primeros espadas al Banco Santander. En teoría, nadie puede acusar a los interesados de atravesar las célebres 'puertas giratorias', por cuanto que tanto García Maceiras como Belén Romana son contrataciones del mercado que Ana Botín ha realizado para reforzar su propio equipo de confianza. Curiosamente, el máximo exponente de ese grupo de directivos cercanos a la presidenta del Banco Santander es Pérez Renovales, aunque el actual secretario del consejo llegó a la entidad después de trabajar casi cuatro años como subsecretario de Presidencia del Gobierno.

La carrera de Óscar García Maceiras (1975) en el sector financiero ha sido fulgurante. Ascendió a la secretaria general del desaparecido Banco Pastor con 32 años, cargo que le permitió despuntar en el sector, hasta el punto de ser reconocido en 2011 como uno de los mejores abogados menores de 40 años. La fusión del Pastor con el Banco Popular le promovió dentro de la cúpula directiva que encabeza Ángel Ron con el cargo de vicesecretario general de la entidad resultante, lo que dio pie y facilitó después su salida a la Sareb, formando parte del equipo original de Belén Romana y Walter de Luna.

El paso por el banco malo de García Maceiras, como casi el del resto de altos cargos, ha sido bastante efímero. Tres años y medio después, el nuevo directivo del Banco Santander ha jugado sus bazas para ocupar una de las plazas mas cotizadas en el gremio de los abogados del Estado. La incorporación de García Maceiras a Banco Santander no ha tenido objeciones de incompatibilidad. Hay que recordar, sin embargo, que durante su mandato al frente de la Sareb (a finales de 2014) la gestora de activos inmobiliarios Altamira Real Estate, propiedad del fondo Apollo y el propio banco, se adjudicó un lote de 44.000 inmuebles del banco malo valorados en 14.000 millones de euros después de desembolsar 174 en concepto de fianza.

De todas maneras, este no ha sido el único movimiento del verano dentro de la 'familia' de los abogados del Estado. El pasado mes de julio, otro alto funcionario cambió la orilla de lo público por la del Ibex 35. En este caso, fue Irene Agúndez, adscrita a la Secretaría de Estado de Energía, quien protagonizó otro fichaje sonado al incorporarse a Iberdrola.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios