establecimientos cuatro y cinco estrellas

Caixabank vende a Apollo 20 hoteles de lujo adjudicados por impago por 700 millones

El casero del Santander se ha impuesto en una dura subasta en la que se ha quedado además con deuda vinculada al sector turístico por unos 350 millones

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (EFE)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (EFE)

Caixabank va a cerrar el año 2016 con un balance más saneado gracias a la última operación de desinversión que está a punto de concretar. Según aseguran fuentes financieras, la entidad bancaria dirigida por Gonzalo Gortázar ha alcanzado un acuerdo con Apollo Global Management para venderle 700 millones de euros de activos adjudicados vinculados al sector hotelero. El fondo estadounidense se va a quedar con 20 establecimientos vacacionales de cuatro y cinco estrellas que el banco tenía en su cartera por impago del cliente.

La transacción, que fue bautizada como 'Proyecto Sun', está solo pendiente de los últimos flecos por parte de Caixabank y de Apollo, el fondo oportunista que en España ha comprado, entre otras cosas, el 84% de la inmobiliaria del Banco Santander -Altamira- por 664 millones y Evo Banco, perteneciente a la antigua Novacaixiagalicia, por 80 millones. No obstante, el acuerdo entre el banco con sede en Barcelona y la firma neoyorquina se limita a dos terceras partes de la cartera que inicialmente se puso a la venta.

La entidad financiera española, que ha sido asesorada por Alantra, había tasado el Proyecto Sun en unos 1.000 millones de euros, al incorporar, por una parte, créditos impagados respaldados por 112 hoteles; y, por otra, 32 establecimientos que se había quedado por adjudicación de impagos. Según la documentación interna del cuaderno de venta, en total se ponían en el mercado 11.000 habitaciones, la mayor cartera hotelera del año. Pero a última hora ha decidido desprenderse de deuda por valor de unos 350 millones y de 20 hoteles por una cifra similar, por lo que ha dejado 12 inmuebles fuera del acuerdo con Apollo Global Management.

El motivo es que las ofertas que había recibido por esta docena de establecimientos vacaciones estaban muy por debajo de su valor en libros, por lo que han optado por no traspasarlas ahora para no malvenderla. La mayoría de los hoteles y los créditos estaban en Andalucía (37), Cataluña (22) y Canarias (19). Además de Apollo, que ha sido asesorado por Arcano, Aguirre Newman y Gustavo Gabardo, ex director general de NH Hoteles, por esta cartera de Caixabank se habían interesado también otros fondos denominados buitres como Starwood, Cerberus, Oaktree y Bank of America, que ya habían adquirido previamente activos a Bankia, Santander, Sareb y Sabadell.

Caixabank va a acabar el ejercicio con 2.400 millones menos de deuda morosa tras haber cerrado antes el traspaso de otros portfolios de créditos fallidos

Con esta transacción, Caixabank va a acabar el ejercicio en curso con 2.400 millones menos de deuda morosa tras haber cerrado con anterioridad el traspaso de otros portfolios de créditos fallidos. El pasado 30 de noviembre se desprendió de la cartera denominada 'Far', por la que vendió 700 millones de euros a Lindorff y D. E. Shaw. En julio hizo lo propio con un otro paquete de impagados por 900 millones ('Proyecto Carlit'), que fueron a parar a manos de Goldman Sachs y también D. E. Shaw.

Bajo las alfombras

Esta venta es la undécima operación de estas características que hace CaixaBank desde que comenzó a tratar de sacar de su balance todo el crédito tóxico. A finales del pasado año, también Goldman Sachs, en esa ocasión aliado con el fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG), se impuso en la subasta del proyecto Atalaya, una cartera de 900 millones en créditos impagados por promotores de Andalucía y Castilla-La Mancha, por la que el banco ingresó cerca de 240 millones.

Asimismo, hace justo un año, CaixaBank se quitó de encima otros 800 millones de euros vinculados a 271 promociones de obra terminada, 160 suelos y otras construcciones en desarrollo, situadas entre Madrid, Cataluña y Andalucía. Un bloque bautizado como Tourmalet, que acabó en manos de Blackstone, la filial 'distress' —fondo buitre— del fondo estadounidense que venció en la puja al propio Goldman Sachs y a Sankaty. Casi al mismo tiempo, el banco con sede en Barcelona vendió a Cerberus una cartera de 700 millones (More) entre créditos al consumo y créditos a pymes.

En total, en los dos últimos años, ha logrado desprenderse de créditos fallidos por casi 6.000 millones, una estrategia que le ha permitido rebajar la ratio de morosidad desde casi el 12% en el peor momento de la crisis financiera a apenas el 8,7%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios