Es noticia
El Ibex calla tras el 'desplante' de May durante su visita a España en pleno Brexit
  1. Empresas
Ninguna se posiciona

El Ibex calla tras el 'desplante' de May durante su visita a España en pleno Brexit

La primera ministra de Reino Unido dejó fuera de su agenda a las empresas con intereses allí. Estas, por su parte, guardan silencio públicamente, a pesar de su temor al Brexit duro

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto con la primera ministra británica, Theresa May. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto con la primera ministra británica, Theresa May. (Reuters)

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha dejado fuera de su agenda a las empresas españolas en su visita a Madrid. Sea esto un desplante o no, un acercamiento hubiera ayudado a limar asperezas ante sus últimos movimientos. Desde el 10 de Downing Street han escenificado un Brexit 'duro', el supuesto más traumático de divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea, lo que ha salpicado a las grandes cotizadas españolas en bolsa con exposición a las islas. Sin embargo, ni Telefónica, ni Banco Santander, ni Iberdrola, ni Banco Sabadell, ni Indra, ni IAG, ni Ferrovial han querido ofrecer su postura al respecto a El Confidencial.

El enfado lo verbalizaron esta misma semana a través de la Cámara de Comercio de España en Reino Unido, en el que reclamaban estabilidad regulatoria e institucional para operar en el mercado ante la emisión de mensajes preocupantes y contradictorios. Este comunicado llegaba después de que la propia May pusiera unos supuestos de ruptura con el mercado único y controles a la inmigración encima de la mesa.

Foto: Avión despegando del aeropuerto de Heathrow, que gestiona Ferrovial. (Reuters)

Ante la estampida de inversores de la libra, lo que castiga a las empresas españolas que ingresan en la moneda británica y consolidan en euros, May aflojó el tono y aceptó pactar con el Parlamento los términos en que se materialice el Brexit. A esto se añade la visita institucional que ha tenido este miércoles en Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo, en la agenda de su visita a España se han quedado fuera las empresas españolas, a pesar de que algunas tienen una parte importante de su negocio en las islas y han realizado inversiones por miles de millones de euros en los últimos años en Reino Unido, con su consiguiente creación de empleo.

Sea como fuere, todas guardan silencio de forma individual. Es más, en sus explicaciones, pretenden alejarse del Brexit lo más posible, a pesar de los agujeros en bolsa que les está generando la ruptura política a algunas de ellas. "Nuestro negocio es solo local, no va más allá del impacto divisa", comentan desde el Banco Santander y Ferrovial. "El Brexit no tendrá impacto en el largo plazo", dice IAG, que vale un 50% menos en bolsa hoy que en enero. "Damos servicio allí como en tantos otros países", añaden desde Indra. La mayoría de ellas directamente echan balones fuera. Evitan cualquier posicionamiento ante la visita de May, que ha decidido ignorar a unas compañías que mostraron su descontento con un comunicado de la Cámara de Londres esta semana. A ninguno de ellos les interesa un enfrentamiento con el Ejecutivo británico, por lo que mantienen las formas en público.

Ni la Cámara de Comercio de Reino Unido en España ni la embajada británica han programado encuentros entre empresas y autoridades con motivo de la visita

Lo cierto es que sí precupa la marcha de sus negocios allí, como demostró la visita urgente del presidente de Iberdrola a Londres ante las quejas sobre tarifas que señaló la propia primera ministra. Nadie sabe a ciencia cierta cómo quedará el tablero de juego para las empresas cuando las autoridades británicas ejecuten el artículo 50 del Tratado de Lisboa e inicien su carrera en solitario. Hay mucho en juego, pero ni la Cámara de Comercio de Reino Unido en España ni la embajada británica han programado encuentros entre empresas y autoridades con motivo de la visita. El movimiento de Galán para defender sus intereses en Reino Unido es solo una muestra del peso que tiene UK para muchas empresas españolas. Telefónica se juega gran parte de su 'rating' con O2; una salida a bolsa satisfactoria o una buena venta aliviarían a la compañía de telecomunicaciones ante las demandas de las agencias de calificación.

El Santander, que en 2015 obtuvo el 30% de su beneficio en Reino Unido, y el Sabadell, propietaria de TSB, se encuentran especialmente expuestas al mercado británico. Santander UK es depositario de entre el 10% y el 20% de las cuentas corrientes británicas, mientras que TSB tiene depositadas en torno al 5%.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

Ferrovial es otra de las empresas más expuestas a Reino Unido, donde obtiene el 26% de su facturación. El grupo tiene en el país varios contratos de construcción y una filial de servicios que generan el 64% del negocio total de esta división. Además, es el primer accionista del aeropuerto londinense de Heathrow y participa en otros tres aeródromos regionales (Aberdeen, Glasgow y Southampton).

Cualquier noticia negativa relacionada con el Brexit les impacta en bolsa. Pero además sufren en sus cuentas el deterioro de una libra en niveles mínimos desde 1985. Al margen de ello, continúa la incertidumbre económica. La economía británica aún lleva velocidad de crucero, pero todos los analistas creen que en algún momento notará las consecuencias del divorcio con Europa.

Prueba de ello fueron las medidas de estímulo que aprobó el Banco de Inglaterra. Sin embargo, sus efectos no son tan claros. Ya con el programa de compra de bonos de empresa en marcha (el Banco de Inglaterra anunció que compraría 10.000 millones de libras de bonos corporativos al mes), los precios han bajado y las rentabilidades medias han subido, informa este jueves 'The Wall Street Journal'. Esto evidencia que los inversores, por el momento, no ven el panorama para nada despejado.

Un encuentro "productivo"

Desde la embajada británica en Madrid han tildado de "productivo" el encuentro entre ambos dirigentes. "La primera ministra alabó la contribución de los españoles que vivien en el Reino Unido", señalan.

Sobre el estatus de los trabajadores extranjeros en territorio británico, ha asegurado que protegerá a los europeos en Reino Unido siempre y cuando los "derechos de los ciudadanos británicos" también sean salvaguardados.

Ambos dirigentes se comprometieron a mantener una "relación bilateral positiva" ya que a pesar de dejar la Unión Europea, Reino Unido se mantendrá muy pendiente de todo lo que ocurra en Europa.

Theresa May Inversores Banco de Inglaterra Embajadas Inglaterra Heathrow Salidas a bolsa Administraciones Públicas Moncloa Ibex 35 Cámara de Comercio Unión Europea Brexit Reino Unido IAG Noticias de Indra Noticias de Telefónica
El redactor recomienda