antonio portela dejará su cargo

Isolux acuerda el cese de su consejero delegado tras 'colaborar' con la banca

Antonio Portela ha pactado con Nemesio Fernández-Cuesta su marcha del grupo de ingenieria antes de fin de año, una vez se complete la reestructuración financiera

Foto: Foto: Isolux Corsán.
Foto: Isolux Corsán.

Isolux espera culminar a mediados de octubre la reestructuración que le ha permitido salir de su situación de insolvencia con la homologación por parte del juez del acuerdo de refinanciación alcanzado con los acreedores a finales de julio. La operación, que llevará asociada la venta de varios activos no estratégicos, irá acompañada de la salida del actual consejero delegado, Antonio Portela, según han confirmado fuentes próximas a la compañía controlada por CaixaBank y Santander.

Portela ha acordado con Nemesio Fernández-Cuesta, el presidente designado por los nuevos accionistas del grupo de ingeniería en sustitución de Luis Delso, su salida amistosa de Isolux. Su marcha se producirá antes de fin de año, una vez se completen todos los trámites legales de la reestructuración, que ya sido apoyada por cerca del 85% de la masa acreedora. Por tanto, no se espera un bloqueo por parte de los bonistas díscolos que legalmente impida el canje de parte de la deuda de 2.000 millones por capital.

El todavía consejero delegado ya ha comunicado a sus más íntimos su salida de Isolux, a la que llegó a principios de 2006 para convertirla en una de las grandes de España. Sin embargo, el grupo ha tenido que ser rescatado por la banca y los bonistas, que tras inyectar capital por cerca de 300 millones de euros, decidieron prescindir del presidente, Luis Delso, y de su hijo como director financiero. Quedaba la duda sobre la continuidad de Portela, al que el hombre puesto por los acreedores pidió quedarse durante unos meses de transición hasta la reordenación de la casa.

El presidente designado por los nuevos accionistas de Isolux, Nemesio Fernández-Cuesta.
El presidente designado por los nuevos accionistas de Isolux, Nemesio Fernández-Cuesta.

Según distintas fuentes, ese plazo se dará por finiquitado en cuanto se complete la reestructuración financiera y se cierren las ventas de T-Solar, la filial fotovoltaica, y los activos de infraestructuras en Brasil. La primera pasará a manos de I-Squared, el fondo americano que está dispuesto a pagar cerca de 120 millones por esta división, mientras que las líneas de trasmisión en el país latinoamericano serán adquiridas por Brookfield por unos 500 millones.

Conocer los detalles

Foto: Isolux Corsán.
Foto: Isolux Corsán.

A diferencia de la decisión fulminante adoptada contra Delso y su hijo, Fernández-Cuesta y la banca han sido muy condescendiente con Portela, al que le pidieron colaboración para conocer con exactitud la realidad de la compañía. El consejero delegado se prestó a ayudar a los nuevos dueños, que al mismo tiempo se comprometieron a no exigirle responsabilidades en el caso de que se descubriesen asuntos de los que pudiese deducirse que hubiera habido administración desleal. Las dos principales sospechas de la banca eran saber si, por una parte, Isolux y sus gestores habían actuado de acuerdo a la ley en la compraventa de unos terrenos en México a la familia Pujol, con un supuesto sobreprecio que ahora se traducirá en fuertes pérdidas para la empresa. La segunda era conocer si la compañía había realmente financiado al PP de forma irregular.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Santiago de Compostela, Portela (Vigo, 1953) fue director financiero y secretario del consejo de administración de Citroën Hispania hasta 1998, ejercicio en el que fundó Comunitel, compañía en la que fue consejero delegado hasta su venta en 2005 a Tele 2 por 257 millones. Hombre de máxima confianza de Delso, hasta la decisión de CaixaBank, segundo mayor accionista y principal acreedor, de intervenir en la gestión, Portela negó en reiteradas ocasiones, con comunicados oficiales inclusive a sus bonistas, que Isolux tuviese problemas financieros.

La realidad se impuso posteriormente a la contabilidad creativa tras las advertencias del auditor, Pricewaterhouse, que ya había encendido las alarmas por la incapacidad de la empresa de generar la caja suficiente para hacer frente a la deuda. Un cambio de escenario que llevó a Portela a ponerse del lado de la banca ante el inevitable rescate, lo que Delso interpretó como una traición del hombre que había sido su mano derecha. En un par de meses, los dos estarán fuera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios