tras 10 años en el cargo

La banca pone al CEO de Isolux en el disparadero por ocultar la quiebra técnica

Los acreedores del grupo de ingeniería han perdido la confianza en Antonio Portela, al que identifican como el responsable de una estrategia errónea que ha provocado graves pérdidas

Foto: Foto: Isolux Corsán.
Foto: Isolux Corsán.

El ajuste de cuentas en Isolux no va a acabar con la salida por la fuerza del presidente, Luis Delso, tal y como adelantó este martes El Confidencial. Según distintas fuentes próximas a la compañía, el siguiente en salir será Antonio Portela, el consejero delegado de la multinacional y la mano derecha del polémico primer accionista. La banca y, especialmente, los bonistas le señalan como el verdadero responsable de ocultar la grave situación del grupo, que va a derivar en una agresiva reestructuración y la pérdida del 85% de lo invertido y prestado.

Las mismas fuentes señalan que Portela había negado hasta hace muy poco a bancos y a bonistas la situación de quiebra técnica de Isolux al ser incapaz de continuar con sus actividades ordinarias por falta de liquidez. El consejero delegado, que se había reunido recientemente en Londres con algunos de los principales acreedores, les aseguró que la compañía encontraría salida a su difícil situación en cuanto pudiera vender su negocio de energía renovable (T-Solar), por el que esperaba ingresar 130 millones y quitarse 600 millones de deuda, y sus negocios de transmisiones en Brasil.

Foto: Isolux Corsán.
Foto: Isolux Corsán.

Pero lo cierto es que esa música ya les sonó a caduca porque Isolux llevaba cerca de un año trabajando con Rothschild para desprenderse de estos activos sin ningún éxito. Portela les garantizó que la venta de T-Solar estaba ya en la recta final, puesto que tenía dos candidatos para la compra que estaban en la fase de ‘due dilligence’ o análisis interno de las cuentas de la filial. Una aseveración de la que dudó más de uno, ya que las ofertas recibidas a la vuelta de Navidad, cuando expiró el plazo original de la subasta, habían estado por debajo de lo previsto por la empresa.

Entre otras estaba la de Saeta Yield, la subdidiaria de renovables de ACS, que ofreció 115 millones de euros por su competidor, propuesta que fue rechazada por Isolux. Florentino Pérez y otros interesados se retiraron de la puja al considerar que Delso les estaba haciendo perder el tiempo y que en realidad no quería vender, sino ganar tiempo ante los acreedores. Una situación de la que ha intentando aprovecharse Bruc Capital, el fondo constituido por Juan Béjar (exconsejero delegado de FCC) con el apoyo de George Soros.

El actual consejero delegado ha perdido la credibilidad ante los inversores y los acreedores al no ser capaz de ejecutar su estrategia de desinversiones en un añoPortela ha perdido la credibilidad ante los bonistas, que desde hace meses tenían serias dudas sobre la viabilidad de Isolux. Hace cerca de un año les garantizó que los 850 millones que habían invertido en la compañía con la suscripción de las dos emisiones de 2014 estarían a salvo. Sin embargo, el valor de estos títulos de renta fija refleja que en los últimos 12 meses se han desplomado hasta valer apenas 15 céntimos, es decir, un 85% por debajo de su precio de partida.

El futuro de Portela dependerá de Nemesio Fernández Cuesta, que será propuesto nuevo presidente de Isolux a finales de esta semana. Posteriormente, su nombramiento deberá ser refrendado en una junta extraordinaria de acreedores, que se celebrará aproximadamente en un mes. Entonces, el nuevo primer ejecutivo decidirá qué hace con el actual consejero delegado, que lleva en el cargo desde marzo de 2006. Las pérdidas de los últimos años y el descalabro del ebitda en 2015 -se redujo un 38% hasta el tercer trimestre- han erosionado su crédito como gestor. La rebaja en cadena de la calificación financiera de Isolux por parte de Standard & Poor´s y Fitch habla por sí sola, especialmente porque expone que el grupo está al borde de la insolvencia.

Natural de Vigo, Portela es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Santiago de Compostela. Fue director financiero y secretario del consejo de administración de Citroën Hispania hasta 1998. Ese año fundó la operadora de telecomunicaciones Comunitel, que compró Tele 2 en 2005 por 257 millones. Tras la entrada de esta multinacional, Portela salió de la compañía y ya entonces se declaró dispuesto a dirigir una empresa con proyecto, aunque no tuviera nada que ver con el mundo de las telecomunicaciones. Una aventura basada en cantidades ingentes de deuda, que ahora será ejecutada y pasará a manos de la banca y de los bonistas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios