ante el riesgo de suspensión de pagos

La banca releva a Delso de la presidencia de Isolux e impone a Fernández-Cuesta

Santander, Caixabank y el resto de acreedores han decidido la destitución del dueño de la compañía de ingeniería para evitar la entrada en concurso voluntario de acreedores

Foto: Luis Delso, presidente de Isolux.
Luis Delso, presidente de Isolux.

Involución total en Isolux. El comité de acreedores ha decidido dar un golpe encima de la mesa y proponer la destitución inmediata de Luís Delso, presidente y hasta hoy primer accionista del grupo de ingeniería. Los bancos, encabezados por Caixabank y Santander, junto con un grupo de bonistas han propuesto su relevo en favor de Nemesio Fernández-Cuesta, exdirector general de Repsol, compañía que abandonó hace un año para hacer una breve incursión en política.

La brusca medida responde a la decisión de los bancos y de los bonistas, a los que Isolux adeuda cerca de 4.000 millones de euros, de evitar que la empresa controlada por Delso y José Gomis -entre los dos son dueños del 52% del capital- se convierta en una segunda Abengoa. Los acreedores pretenden que la incapacidad del competidor de la empresa sevillana para financiar sus proyectos empeore hasta el punto de que tenga que solicitar el concurso voluntario de acreedores.

Como publicó El Confidencial el pasado mes de diciembre, Isolux tiene tensiones de tesorería que le han llevado a ampliar a 365 días los retrasos en los abonos de las facturas a los proveedores, lo que desató las alarmas en la banca y se tradujo en varias denuncias en tribunales de arbitraje. Ante tal situación, varias entidades extranjeras le cerraron el grifo y dejaron de prestarle dinero por el riesgo de cobro, lo que complica aún más el futuro del grupo. Uno de ellos es Bank of America Merrill Lynch, que ya en 2014 exigió el recobro de un crédito de 40 millones y rompió relaciones con Isolux.

La situación no ha hecho más que empeorar en 2016, lo que ha llevado al grupo a contratar a Rothschild y a Houlihan Lokey y a pedir un rescate financiero

Aunque la empresa consiguió refinanciar ciertas líneas de liquidez y un crédito sindicado por 263 millones hasta 2020, lo cierto es que su posición de caja a corto plazo se ha resentido notablemente. Según los datos del grupo a 30 de septiembre, Isolux disponía de líneas de financiación a corto plazo, incluido el 'factoring', por 118,91 millones de euros, frente a los 211 millones que contabilizaba un año antes. Es decir, contaba con casi un 45% menos de dinero para hacer frente a sus pagos más inmediatos.

La situación no ha hecho más que empeorar en el primer trimestre de 2016 por nuevos problemas en Argentina, Chile y Brasil, lo que llevó al propio grupo a contratar a Rothschild y a Houlihan Lokey y pedir un rescate financiero, como adelantó este periódico el 27 de abril. La operación consiste en un canje de la deuda por capital, una quita del pasivo y una inyección posterior de dinero nuevo para reforzar los recursos propios. Es decir, un esquema similar al de Abengoa, con la diferencia de que se intenta evitar la entrada en concurso voluntario de acreedores.

El cambio de presidente se producirá a lo largo de esta semana, momento en el que se prevé acordar las primeras medidas de reestructuración. En concreto, la primera aportación de capital de los acreedores para edulcorar la tensa situación de caja y esquivar la suspensión de pagos. La segunda será la convocatoria de una junta urgente de acreedores para aprobar el canje de la deuda por acciones, lo que supondrá de facto que Isolux pasará a manos de los bancos y de los bonistas.

Propietarios y acreedores

Actualmente, el capital del grupo se lo reparten Delso y Gomis, con el 52%; Hiscan Patrimonio (23,8%) –controlado por CaixaBank–, Inversiones Corporativas (11,74%) –en manos del Fondo de Garantía de Depósitos para Entidades de Crédito–, Cartera Perseidas (10%) –propiedad de CaixaBank y otros bancos como Unicaja, Banco Mare Nostrum e Ibercaja–, y Charanne (2,4%), de Luis Delso y José Gomis. 

Por su parte, entre los acreedores destacan Santander, con unos 640 millones, seguido de CaixaBank, con aproximadamente 350 millones. El podio lo completa Bankia, con 335 millones, al que le siguen Popular y Sabadell. Entre los prestamistas también se encuentran Société Générale, con cerca de 205 millones, y Natixis, con otros 130 millones. A este grupo de entidades habrá que sumar los inversores que suscribieron los 850 millones de bonos emitidos en la primavera de 2014. Todos ellos se convertirán en dueños de Isolux en una proporción que dependerá del porcentaje de la quita que se aplique a la deuda y de cuánto aporte cada uno en la posterior ampliación de capital.

El perfil del nuevo presidente

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y Técnico Comercial y Economista del Estado, Nemesio Fernández-Cuesta fue subdirector general de Petróleo y Gas, en el Ministerio de Industria, participó en las negociaciones para la entrada de España en el Mercado Común Europeo. También jugó un papel relevante en la adaptación del Monopolio Español de Petróleo (Campsa), así como en el desarrollo de la industria del gas en España. En 1987 se incorporó al INH, embrión de la actual Repsol, como director comercial. Tras la creación de Repsol y su primera salida a bolsa, se ocupó de desarrollar y consolidar el área comercial de la petrolera en un mercado abierto y competitivo.

Su trayectoria pública culminó con su nombramiento, en mayo de 1996, como secretario de Estado de Energía y Recursos Minerales en el Ministerio de Industria y Energía. cargo en el que permaneció hasta septiembre de 1998, en que fue nombrado presidente de Prensa Española, entonces editora del diario ABC. En este sector, Fernández-Cuesta ocupó también la presidencia de la Asociación Española de Editores de Diarios Españoles (AEDE).

En 2003, tras su vuelta a Repsol, fue nombrado director corporativo de Servicios Compartidos, y desde 2005 ha formado parte del Comité de Dirección de la compañía, primero como director general de 'Upstream', posición desde la que fue nombrado director general de Negocios y, posteriormente, como director general de Comercial, Química y Gas & Power.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios