enrique bardají

El Atleti ficha a un arquitecto próximo al PSOE para relanzar la operación Calderón

El club colchonero ha confiado a Enrique Bardají, gerente de Urbanismo con el PSOE y hombre cercano a la nuevas sensibilidad del Consistorio, su gran operación inmobiliaria

Foto: El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, con el entonces vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, en la presentación del nuevo estadio del club en 2011.
El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, con el entonces vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, en la presentación del nuevo estadio del club en 2011.

Sus credenciales y buena reputación profesional le preceden. Enrique Bardají es un reconocido arquitecto entre sus colegas españoles, galones suficientes para explicar que Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo, propietarios del Atlético de Madrid, le hayan elegido para elaborar el nuevo proyecto de la operación Calderón, según ha podido confirmar este medio con varias fuentes conocedoras.

Sin embargo, a nadie en el sector ha dejado impasible el pasado más político de Bardají que, entre otros cargos, fue gerente municipal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid entre 1982 y 1987 y consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) entre 1985-1987, es decir, cuando el Consistorio estaba en manos del Partido Socialista (PSOE), primero con Enrique Tierno Galván y, posteriormente, con Juan Barranco.

La buena sintonía que existe entre el equipo de gobierno actual de Ahora Madrid y el PSOE ya se ha dejado ver en la operación Chamartín, desarrollo que el Ejecutivo de Manuela Carmena ha puesto patas arriba al plantear un nuevo proyecto que solo ha gustado a la formación liderada por Pedro Sánchez, ya que enlaza con las propuestas de los socialistas, precisamente, en los años en los que Bardají era el gerente de Urbanismo.

El Atleti ficha a un arquitecto próximo al PSOE para relanzar la operación Calderón

Este buen entendimiento con los factótums del área en los años ochenta y noventa ayuda a comprender el extendido comentario de que el Atleti se ha puesto en brazos de un hombre próximo al actual aparato de Cibeles para desbloquear definitivamente su gran operación inmobiliaria, algo que, se espera, sea aprobado en cuestión de días.

De hecho, según afirman fuentes conocedoras, el propio Gil viajó la semana pasada a China para entrevistarse con Wang Jianlin, dueño del grupo Wanda, propietario del 20% del club colchonero y uno de los mayores dolores de cabeza de Carmena por la crisis abierta entre ambos por el Edificio España.

La decisión de Wanda de vender este edificio, ante la imposibilidad de arrancar al Ayuntamiento el permiso escrito para derribar la fachada principal, es solo la punta del iceberg de los conflictos que existen entre las dos partes.

Varios frentes abiertos

Como publicó este medio, más allá del emblemático rascacielos, los intereses de Wang Jianlin en nuestro país también pasan por Campamento y, sobre todo, por el Atlético de Madrid, el club de sus amores y un equipo donde está dispuesto a hacerse con la mayoría del capital, e incluso con la totalidad, si antes se desbloquea la operación Calderón.

Todo este mar de fondo pone en valor a Bardají que, entre otros, ha coincidido en el pasado con el propio Eduardo Leira, marido de Manuela Carmena, quien fue director de la oficina del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) de 1985, la columna vertebral que definía cómo debía crecer la capital, hasta que el PP lo cambió por el PGOUM de 1997.

Manuela Carmena y su marido, Eduardo Leira, en una recepción del Rey.
Manuela Carmena y su marido, Eduardo Leira, en una recepción del Rey.

Entre uno y otro plan había amplias diferencias respecto al suelo urbanizable (el primero apostaba por menos, y el segundo por más), exactamente lo mismo que está ocurriendo con todo el desarrollo inmobiliario proyectado sobre los terrenos del Calderón.

FCC y Mahou, que eran hasta principios de año los propietarios de los derechos de uso de los terrenos donde se ubican el Calderón y la antigua fábrica del grupo cervecero, respectivamente, encargaron a los arquitectos Carlos Rubio y Enrique Álvarez Sala el proyecto vigente hasta ahora.

Cambio de planes... y de protagonistas

Pero la paralización de todo el desarrollo en los tribunales, el cambio de mando en Cibeles y los problemas del Atleti para pagar a la constructora las obras que estaba llevando a cabo en su nueva casa de La Peineta convencieron a la empresa controlada por Carlos Slim de permutar sus derechos, que han vuelto al Atleti, y que sea directamente el millonario azteca quien conceda al club los 160 millones que necesita para terminar las obras del nuevo estadio.

Con este nuevo escenario, enrarecido por toda la crisis de Wanda, el Atleti decidió fichar a Bardají, hace dos meses, para que le asesore en un nuevo proyecto capaz de convencer al Consistorio, que exige reducir drásticamente la edificabilidad y no soterrar la M-30.

Proyecto de operación Calderón de Álvarez Sala.
Proyecto de operación Calderón de Álvarez Sala.

Esta segunda premisa es vista por muchos expertos como una auténtica aberración, ya que el único motivo por el que no se soterró este tramo en su momento fue, precisamente, porque estaba el Calderón, ya que se trata de la continuación natural de Madrid Río, proyecto en el que también participó el estudio Álvarez Sala.

También está por verse si se respetará como zona verde el espacio que actualmente ocupa el campo o si, por el contrario, para no levantar rascacielos como los diseñados hasta ahora, se harán viviendas en una superficie con gran carga simbólica para la ciudad.

Bardají es quien tiene ahora la respuesta y la llave que puede llevar a desbloquear definitivamente la operación Calderón (con permiso de la Justicia). 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios