Se queda con Parque Empresarial dEl Olivar

Trinitario Casanova se hace con el imperio de los accionistas rebeldes de Valdebebas

El empresario se ha convertido en uno de los grandes terratenientes de Valdebebas, al haberse hecho con el control de la sociedad Parque Empresarial del Olivar

Foto: Mapa de Valdebebas.
Mapa de Valdebebas.

Nueva jugada de Trinitario Casanova. El empresario levantino se ha convertido en uno de los grandes terratenientes de Valdebebas gracias a la quiebra de Parque Empresarial El Olivar, sociedad de la familia Cort Lagos, enfrentada a la junta de compensación de este desarrollo, que se declaró en concurso voluntario hace tres años, y que en 2014 entró en fase de liquidación.

En este mar revuelto, Casanova ha encontrado su particular ganancia de pescadores al haberse hecho con el control de la sociedad tras adquirir su deuda, según han confirmado a este medio varias fuentes conocedoras. Gracias a esta operación, el empresario ha conseguido convertirse en uno de los grandes terratenientes del principal desarrollo inmobiliario del norte de Madrid actualmente en marcha.

Parque Empresarial del Olivar suma terrenos con una edificabilidad de 114.000 metros cuadrados, repartidos en nueve grandes parcelas: ocho residenciales, que superan los 67.000 metros cuadrados, y una industria y comercial, que por sí sola alcanza los 46.000 metros cuadrados.

Promoción en Valdebebas.
Promoción en Valdebebas.

Los planes de Trinitario Casanova se centran, sobre todo, en esta última, un terreno donde quiere potenciar la actividad de su constructora Trabis. De hecho, la irrupción del empresario ha permitido que se desbloquee la subasta realizada el pasado septiembre sobre cinco parcelas residenciales, que se vendieron por más de 50 millones de euros, y con las cuales el administrador concursal de Parque Empresarial del Olivar esperaba salvar la situación financiera de la compañía.

Pero, seis meses después, estos terrenos siguen sin adjudicarse de manera definitiva. Los Cort Lagos han conseguido dilatar hasta hoy, con diversos recursos, la escritura definitiva a nombre de Grupo Amenábar, que se preadjudicó cuatro, y de Premier, que se impuso en el quinto. Un litigio al que Casanova ha puesto fin, tras tomar las riendas de la empresa, lo que permitirá levantar en breve el concurso, ya que se podrá escriturar la adjudicación definitiva.

Empresario del momento

Gracias a esta jugada a varias bandas, el empresario se convertirá en uno de los grandes terratenientes de Valdebebas, una codiciada zona donde el precio de repercusión del suelo está superando ya los 1.100 euros el metro cuadrado, y quedará libre de las millonarias cargas que recaían sobre la sociedad.

Los orígenes de la caída en desgracia de Parque Empresarial del Olivar se remontan a 2010, año en el que esta sociedad no atendió un derrama girada por la junta de compensación, que para tratar de cobrarla inició un procedimiento que llevó a la Agencia Tributaria a ordenar la subasta de varias parcelas.

Trinitario Casanova se ha convertido en uno de los mayores terratenientes de Valdebebas, uno de los desarrollos más codiciados del norte de Madrid

Para frenar esta embestida, la compañía declaró el concurso voluntario en marzo de 2011, dejando tras de sí una deuda superior a los 30 millones de euros con la junta de compensación y otros seis millones con el Ayuntamiento de Madrid, obligaciones que quedarán levantadas cuando se haga efectiva la subasta de septiembre.

Con esta operación, Trinitario Casanova se consolida como uno de los empresarios inmobiliarios más activos en la capital del Reino, como demostró hace apenas cuatro meses, cuando en cuestión de semanas se hizo con uno de los locales más codiciados de Gran Via, el número 44, y se lo vendió al gigante estadounidense Hines para abrir ahí el primer establecimieno de la cadena de hamburguerías Five Guys en Europa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios