CONVERTIRÁ LA DEUDA SUBORDINADA EN CAPITAL

Sareb volverá a dar pérdidas en 2015 y 2016, aunque niega que tenga que ampliar capital

La circular contable de Sareb que por fin ha aprobado el Banco de España impone provisionar todo el deterioro del valor de sus inmuebles en 2015 y 2016 con las consiguientes pérdidas en estos ejercicios

Foto: El presidente de la sociedad de gestión de activos, Sareb, Jaime Echegoyen (Efe)
El presidente de la sociedad de gestión de activos, Sareb, Jaime Echegoyen (Efe)

Con más de año y medio de retraso, el Banco de España ha aprobado por fin la circular que debe regir la contabilidad del banco malo, Sareb, que publica este viernes el BOE. Esta norma obliga a la sociedad que preside Jaime Echegoyen a valorar individualmente a precios de mercado todos sus inmuebles entre 2015 y 2016 (unos 250.000 inmuebles antes de final de año) y a provisionar el deterioro de dicho valor, lo que prácticamente garantiza nuevas pérdidas en los dos ejercicios, al igual que ocurrió en 2013 y 2014.

No obstante, Sareb vuelve a negar que estas pérdidas vayan a requerir una ampliación de capital con nuevas aportaciones de sus accionistas (el Estado a través del FROB y los principales bancos y aseguradores españoles salvo BBVA). Para evitarlo, pretende transformar en capital los 3.600 millones que tiene en deuda subordinada de forma que puedan asumir pérdidas. Ahora bien, dado que esa deuda está en manos también de sus accionistas, éstos sufrirán la pérdida correspondiente.

"Sareb dispone de 3.600 millones de euros en deuda subordinada, cifra más que suficiente para afrontar las nuevas necesidades de saneamientos que se pudieran producir sin recurrir a nuevas aportaciones de los accionistas", según ha explicado Echegoyen.

En total, Sareb deberá valorar periódicamente con esta metodología los más de 100.000 inmuebles propios, 400.000 en garantía, y unos 70.000 préstamos que recibió en el momento del traspaso, ejercicio que implicará a buena parte del sector de tasación, al que 'regará' con unos 25 millones de euros hasta 2017. La norma contable definida para Sareb establece la obligación de valorar individualmente sus inmuebles y préstamos a precios de mercado, frente al criterio utilizado en el momento del traspaso, en que se fijaron descuentos medios por tipos de activos.

El banco malo asegura que ya tiene avanzado el proceso, por lo que podrá cumplir a tiempo los nuevos requerimientos, que suponen valorar hasta final de este año unos 250.000 inmuebles propios o en garantía de los préstamos transferidos a la sociedad. La nueva metodología para valorar los activos establece el uso de tasaciones ECO y valoraciones automatizadas (AVM). Permite, además, la compensación de minusvalías con plusvalías dentro de cada categoría de activos, pero no entre unas y otras, lo que también incrementa las pérdidas.

Acumula pérdidas de 846 millones hasta 2014

Sareb ya ha efectuado con cargo a sus resultados de los dos últimos ejercicios saneamientos por importe de 978 millones de euros. En 2013 saneó 259 millones al valorar a cero los préstamos participativos, y la pérdida total se elevó a 261 millones. En 2014, los saneamientos fueron de 719 millones provocados por los préstamos sin garantía de promotores en concurso, y la pérdida fue de 585 millones.

.Aparte de las pérdidas ya sufridas y las que va a provocar la nueva circular contable, Sareb tiene encima la espada de Damocles del derivado de tipos de interés que contrató y que le ha generado una minusvalía de 2.700 millones. No obstante, la entidad aseguró en mayo que no debe provisionar ese importe y que, por tanto, no se reflejará en su cuenta de resultados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios