SE GARANTIZÓ UN EURIBOR AL 1,59% Y ESTÁ EN EN NEGATIVO

Sareb admite que habría ahorrado 6.150 millones sin su "prudente" cobertura de tipos

Sareb, el banco malo, ha reconocido que podría haber ahorrado 6.150 millones en gastos financieros sin la contratación del polémico derivado de tipos de interés que le ha costado una pérdida de 2.700

Foto: El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)

Los 6.150 millones son el impacto que habría tenido la caída del Euribor a tres meses en el coste de los bonos con los que pagó a las antiguas cajas por los activos traspasados, pero la cobertura de tipos de interés contratada en 2013 supone un coste de 2.700 millones, como adelanta este miércoles en exclusiva El Confidencial. Lo cual reduce dicho ahorro a unos 3.400 millones, según ha reconocido hoy dos directivos del banco malo en una conference call de urgencia tras el escándalo motivado por la información de este medio.

Esta pérdida (o menor beneficio) para Sareb y, en consecuencia, para el contribuyente -el Estado es su principal accionista con el 45% del capital- se deriva de un derivado de tipos de interés contratado en 2013 para garantizarse un tipo fijo para el 80% de sus costes financieros. Una medida de cobertura que Roberto Knop, director de riesgos, califica de "prudente", y añade que fue aprobada por las autoridades españolas y europeas. Esta política le garantiza un Euribor a tres meses del 1,586%, cuando este tipo de interés se encuentra en la actualidad en niveles negativos: el -0,08%. Esa es la causa de que el valor del derivado sea de -2.700 millones.

Además, el director financiero, Iker Beraza, asegura que esta minusvalía no debe reflejarse en la cuenta de resultados ni en el patrimonio neto según la normativa contable. Así, los 2.700 millones se reflejan con un pasivo no corriente y, además, esta cobertura genera una diferencia positiva en el activo de 677 millones que no explicó de dónde sale. Sí ha reconocido una pérdida de 113 millones por el "desahorro" que supone no poder aprovechar las caídas de tipos, es decir, por un mayor coste financiero. En todo caso, ambos directivos niegan que este impacto requiera pedir más dinero a los accionistas del banco malo mediante una ampliación de capital, aunque, si se reflejara en su patrimonio neto, Sareb estaría en causa de disolución.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Este derivado es un swap de tipos de interés que contrataó la entonces presidenta, Belén Romana, en agosto de 2013 con Santander, Société Générale, Cecabank, Crédit Agricole y Braclays. Sareb tenía una deuda de 50.781 millones que pretendía cubrir de las posibles subidas de tipos de interés, para evitar una fuerte volatilidad de sus gastos financieros. El tipo de interés de la deuda dependía de dos variables: el Euribor a tres meses y el diferencial del Tesoro a los plazos a los que emitió los bonos (1, 2 y 3 años). Este instrumento aseguraba el citado Euribor al 1,586% durante 10 años, entre 2013 y 2013, mientras que el 20% restante y el diferencial del bono del Tesoro sí quedaban expuestos a las variaciones del mercado.

El único instrumento con liquidez suficiente

Es el efecto benéfico de la bajada de estos dos últimos elementos el que permite el ahorro de 3.400 millones, que habrían sido 6.150 sin la contratación de este derivado. La reducción de tipos de la deuda en manos de las cajas rescatadas ha provocado un importante agujero en sus cuentas de resultados, en especial a Bankia y Abanca, como también adelantó en su día El Confidencial.

Preguntado sobre por qué no se contrató otro instrumento que permitiera a Sareb beneficiarse de las bajadas de tipos, como la compra de opciones, Knop ha asegurado que habría tenido un coste fijo muy alto y que habría sido prácticamente imposible asegurar una cartera de 50.000 millones, ya que este mercado es mucho menos líquido que el de los swaps. Hay que recordar que, cuando Sareb realizó esta operación, Mario Draghi ya había lanzado su mensaje de que haría "lo que fuera necesario" para mantener la estabilidad del euro, lo que auguraba tipos bajos durante mucho tiempo.

Los directivos de Sareb han reiterado que esta cobertura se contrató por prudencia y para dar certeza al coste financiero, no para especular con posibles subidas o bajadas de tipos. Y han insistido en que es "erróneo" asegurar que el derivado provoca una pérdida de 3.000 millones porque hay que ver el impacto total de la bajada de tipos en las cuentas. Asimismo, afirman que esta situación no interfiere en la actividad normal del banco malo ni en sus resultados, que dependen de la nueva circular contable que el Banco de España lleva dos años sin aprobar. Eso sí, la sociedad que preside ahora Jaime Echegoyen espera una reducción de los costes financieros de 250 millones en 2015.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios