PARA QUE CONOCIERAN SUS PREOCUPACIONES

El diputado Martínez Pujalte intercedió ante Sareb en favor de varias inmobiliarias

El portavoz de la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso ejerció como interlocutor para que fueran recibidas por el ministro Luis de Guindos y por la presidenta de Sareb, Belén Romana

Foto: El portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez Pujalte (EFE)
El portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez Pujalte (EFE)

El diputado Vicente Martínez Pujalte (PP) ha extendido su actividad como parlamentario más allá del Congreso de los Diputados. Durante el año 2013, el portavoz de la Comisión de Economía y Competitividad ejerció como interlocutor para que una serie de inmobiliarias fueran recibidas por el ministro de Economía, Luis de Guindos, y posteriormente por la presidenta de Sareb, cargo que entonces ocupaba Belén Romana, según han confirmado a este diario todos los protagonistas. Esas reuniones tenían por objeto que algunas de las promotoras con mayor actividad pudieran trasladar a los responsables políticos el impacto e incertidumbre que generaba en su actividad económica el desarrollo del conocido como ‘banco malo’.  

Las gestiones que dieron lugar a esos encuentros nacieron del contacto inicial entre el diputado Martínez Pujalte y el empresario Rafael González Cobos, presidente de Ferrocarril Grupo Inmobiliario. Una vez abierto el canal de comunicación, se conformó un reducido grupo de participantes compuesto por las inmobiliarias Vía Celere (Juan Antonio Gómez Pintado) y Hercesa (Juan José Cercadillo), además de la constructora Avintia (Antonio Martín Jiménez), según la versión ofrecida por todas las partes. “Era un clamor la desorientación existente entre Sareb y el sector inmobiliario”, explica uno de los participantes. “Queríamos explicar la problemática existente con la que nos encontrábamos en el día a día de nuestro negocio”.

En conversación con este diario, Vicente Martínez Pujalte reconoce que fue Asprima (Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid, de la que las tres compañías son asociadas) la que contactó con él para solicitar su mediación ante Economía y Sareb. “Efectivamente, les acompañé una vez”. En su explicación, el diputado popular afirma que forma parte de su actividad como portavoz de la Comisión de Economía atender las demandas que le hacen llegar agentes económicos de distintos sectores. “Fueron encuentros para hablar de forma genérica de la situación existente y de las incertidumbres a las que se enfrentaban en esos momentos”, después de que el Estado hubiera constituido el ‘banco malo’.

La expresidenta de Sareb, Belén Romana. (EFE)
La expresidenta de Sareb, Belén Romana. (EFE)

“Tratamos de vernos con Guindos para llegar a puntos de encuentro”, recuerda otro de los participantes. “Entonces, existía gran incertidumbre sobre cuáles podían ser los efectos de Sareb en el negocio de las inmobiliarias”. Después del primer encuentro, el mismo grupo de empresas accedió tiempo después a una reunión con la cúpula del banco malo, formada por su presidenta, Belén Romana, y por su director general, Walter de Luna, a la que también asistió como acompañante de las promotoras el diputado Martínez Pujalte. “Fueron encuentros muy asépticos y técnicos. Existían situaciones anómalas (subrogaciones de créditos promotores, por ejemplo) que estaban absolutamente bloqueadas”.

Tras la reciente controversia generada por la actividad profesional extraparlamentaria de Martínez Pujalte, que cobró de la constructora Grupo Collosa por su trabajo como “asesor verbal” un total de 75.000 euros a través de una sociedad compartida al 50% con la diputada popular Ana Torme en poco más de un año (2008), tanto el diputado del Partido Popular como las inmobiliarias involucradas han aclarado que su participación como intermediario para lograr dichas reuniones no estuvo remunerada. Además, como insisten en recalcar, dichos encuentros no tuvieron por objeto resolver asuntos sobre activos o créditos que afectaran directamente a ninguna de las inmobiliarias.

Martínez-Pujalte defiende la legalidad de su trabajo para una constructora

A pesar de ir en nombre de Asprima, de la que son asociados, en dichas reuniones no participó su presidente, cargo que entonces correspondía a José Manuel Galindo, y sólo el presidente de Hercesa, Juan José Cercadillo, formaba parte de la junta rectora de aquella época. Además, los participantes en estos encuentros no reportaron al órgano rector sobre el contenido de lo tratado ante Economía y Sareb. A pesar de la legitimidad que tendrían como colectivo para solicitar un encuentro con cualquier institución, la participación de Martínez Pujalte como interlocutor se justifica por la incapacidad de llegar al equipo de Romana para que atendiera a razones: “Eran poco permeables a las opiniones del sector”.  

Pese al aparente formalismo de las citas, la existencia de intereses particulares de alguna inmobiliaria terminó generando tensiones en su relación con Sareb. Por este motivo, con el transcurso del tiempo, la existencia de situaciones similares dio pie a que Sareb desarrollara, a mediados de 2014, un código de "relaciones con terceros y colectivos singulares". Bajo este concepto, la Sociedad de Gestión de Activos de la Reestructuración Bancaria articuló un reglamento por el cual pretendía garantizar que los procedimientos internos de trabajo no se vean influidos por las gestiones que "entidades y personas con relevancia pública, económica, mediática o social pretendan llevar a cabo en favor de terceros".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios