omitió también que tiene otra sociedad

Pujalte ocultó al Congreso que asesoraba a firmas con vínculos con la Administración

Martínez-Pujalte declaró al Congreso que sus asesoramientos no tenían ninguna relación con la Administración, pero toda la actividad de la constructora para la que trabajó depende del erario público

Foto: Pleno del El diputado del PP Martínez-Pujalte, compareció en el Congreso este jueves con su declaración de actividades en la mano EFE
Pleno del El diputado del PP Martínez-Pujalte, compareció en el Congreso este jueves con su declaración de actividades en la mano EFE

El diputado del PP por la Región de Murcia, Vicente Martínez-Pujalte, compareció este jueves con su declaración de actividades en la mano para demostrar que siempre dispuso de la autorización necesaria para compaginar su labor en el Congreso con la gestión de la firma Sirga XXI Consultores, la mercantil que investiga la Agencia Tributaria por haber ingresado 75.000 euros por supuestos trabajos de asesoría de los que no existe ningún tipo de soporte documental. Pero la Declaración que exhibió Pujalte no sólo no avala su argumento exculpatorio, sino que lo destruye.

En efecto, la Declaración que formuló el dirigente popular y que fue aprobada al comienzo de la actual legislatura recoge dentro del capítulo de Actividades privadas autorizadas que es “administrador único de Sirga XXI Consultores SL”. Pero, a continuación, asegura que la actividad de la firma no guarda “ninguna relación con la Administración Púnica ni con empresas públicas”, algo que ha quedado desmentido por la investigación de Hacienda.

Los inspectores de la Agencia Tributaria han concluido que, entre 2008 y 2009, mientras Pujalte ocupaba un escaño en las filas de la oposición, su mercantil facturó servicios de asesoramiento por valor de 75.000 euros a una empresa constructora con sede en Valladolid, Collosa (Corporación Llorente SA), cuya actividad depende precisamente casi por completo de la Administración Pública. La propia constructora admite que su negocio se concentra en la construcción de infraestructuras y edificaciones públicas, en la concesión de servicios públicos, en la conservación de obras públicas y en el impulso de parques eólicos que dependen de licencias públicas. El asesoramiento de Sirga obligatoriamente tuvo que afectar a los negocios de Collosa con la Administración.

Asesoramiento verbal

Con todo, Pujalte niega que exista ningún tipo de incompatibilidad. “No asesoré a la constructora, sino al holding, que no tiene relación con la Administración. En concreto, asesoré al consejero delegado del holding. Él ya lo ha reconocido. Yo no he hecho ninguna gestión ante la Administración para favorecer a esa empresa”, asegura el diputado popular en conversación telefónica con este diario.

Admite, en cambio, que toda su labor consistió en asesoramiento verbal y que, por tanto, no hay pruebas de que efectivamente se prestaran los servicios para los que teóricamente fue contratado. Las cuentas de la sociedad tampoco han sido presentadas nunca ante el Registro Mercantil.

Martínez-Pujalte defiende la legalidad de su trabajo para una constructora

Según consta en la base de datos oficial, Pujalte comparte Sirga XXI Consultores con M.J.M.C., antiguo asesor de José María Aznar, actual directivo de FAES y socio de Alejandro Agag en la mercantil Addax Team, entre otras actividades. Con anterioridad, Pujalte había sido socio de la diputada del PP Ana Torme, elegida curiosamente por la circunscripción de Valladolid, la misma en que Collosa concentra gran parte de su negocio. En estos momentos, es senadora por la misma demarcación.

Pujalte y Montoro ayer en el Congreso. EFE
Pujalte y Montoro ayer en el Congreso. EFE

Una sociedad fantasma

La declaración de actividades de Pujalte tiene otro punto conflictivo. Figura como administrador único desde el año 2003 de la firma Lihory Inversiones SL, con domicilio fiscal en Valencia. La mercantil tiene como objeto social “la compra y arrendamiento no financiero de un local sito en Mijas, Málaga”. Sin embargo, el político no mencionó la firma al inicio de la legislatura en su declaración de actividades ni tampoco la incluyó en la de bienes. Asegura que todo se debe a un simple olvido. “Esa sociedad se creó para una operación comercial que no llegó a cerrarse. Sinceramente, no sabía que esa sociedad seguía existiendo y voy a cancelarla en cuanto pueda, porque no ha tenido ningún tipo de actividad”, se excusa el diputado popular.

La investigación de la Agencia Tributaria, desvelada por El País, se centra en una larga lista de empresas que habrían estado involucradas en la concesión ilegal de licencias para la construcción de parques eólicos en Castilla y León. El escándalo ha terminado salpicando a Martínez-Pujalte por los supuestos servicios de asesoramiento que prestó a Collosa, una de las sociedades señaladas por Hacienda en el marco de la investigación.

No es el único dirigente del PP que recibió pagos de Collosa por supuestos asesoramientos verbales. El actual embajador de España en Londres, Federico Trillo, percibió otros 354.560 euros de la constructora entre 2006 y 2008. Los facturó a través de la mercantil Estudio Jurídico Labor SL. Durante los ocho años que el exministro de Defensa pasó en la oposición (2004-2011), esa firma ingresó un total de 4,5 millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios