La banca internacional rechaza tomar BPA y la deja en manos de las firmas andorranas
  1. Empresas
Desinterés internacional por la entidad

La banca internacional rechaza tomar BPA y la deja en manos de las firmas andorranas

El Gobierno andorrano ya se encuentra en busca de comprador para BPA y está sondeando a dos de sus entidades: Crèdit Andorrà y MoraBanc. La operación podría efectuarse antes de verano

Foto: Imagen de archivo de la fachada de la sede de Banca Privada d'Andorra. (Reuters)
Imagen de archivo de la fachada de la sede de Banca Privada d'Andorra. (Reuters)

El Gobierno andorrano se encuentra ante la disyuntiva de reescribir la doctrina Monroe en versión pirenaica: Andorra para los andorranos. O lo que es lo mismo, Banca Privada de Andorra (BPA) para la banca del Principado. La razón estriba en el desinterés de la banca internacional por la operación, según explican fuentes financieras locales.

En esta tesitura, el Ejecutivoandorrano ya está sondeando a dos de sus entidades para que se queden BPA, una vez segregados los depósitos problemáticos, que no se prevé que superen los 100 millones de euros.

Los dos candidatos que se barajan son Crèdit Andorrà, el mayor banco del país,y Mora Banc. En cambio, se ha descartado a Banco Sabadell d’Andorra, que opera sólo como banca minorista en el país,y también a Andbank, la entidad que preside Manel Cerqueda.

Los planes del Gobierno andorrano sonque la compra se lleve a cabo de una sola tacada, sin dividir la entidad, una vez que el banco malo se quede los pasivos problemáticos, lo que pasará antes del verano.

BPA no es mal un negocio, a excepción de que el sector ya asume que su marca no vale nada. De hecho, un banco en el que el activo valdrá más que el pasivo es un chollo desde un punto de vista de puridad financiera. Y ese es el caso de BPA, con unbalance de más de 3.000 millones.

La banca andorrana tendrá que asumir la operación por el desinterés de los grupos internacionales. No sólo es la banca española la que descarta de todas todas participar en un subasta en el país pirenaico, sino que lo mismo pasa en el resto del países. En la práctica, porque se desconfía del modelo financiero andorranocomo sistema: país pequeño, bancos muy grandes, sin divisa propia, sin acceso al BCE y sin una entidad central que ofrezca respaldo a sus entidades.

La marca Andorra

Con este panorama, cualquier mínima tensión de liquidez puede convertirse en un problema de solvencia, como ha pasado con BPA, que ha acabado con la entidad aplicando un corralito a sus clientes y dañando la credibilidad de todo el país. El problema no es BPA, sino Andorra como modelo financiero.

Dada la coyuntura sólo otro banco andorrano puede comprar BPA, algo que las entidades afectadas harán más por patriotismo que por necesidad financiera

Esta situación contradice lasúltimas declaraciones del Gobierno andorrano, que aseguraba que había mucho interés de entidades internacionales por BPA. Lo cierto es que estasupuesta buena disposición es más bien inexistente.Dada esta coyuntura, sólo otro banco andorrano puede comprar BPA, algo que las entidades afectadas harán más por patriotismo que por necesidad financiera.

El problema del personal

Mientras que el sector bancario y el Gobierno del presidente andorrano Antoni Martí asumen esta situación como mal menor, no hay acuerdo sobre el futuro del personal. El banco comprador quiere reducir la plantilla de BPA en más de 200 personas, el grueso de la plantillaque se dedica a servicios centrales y que es del todo redundante. Los empleadosde BPA suman 268 personas en total.

Pero el Gobierno pide al comprador que mantenga la plantilla o al menos la mayor parte. Más de 200 nuevos parados es un drama para un mercado laboral como el de Andorra, algo que el Ejecutivo del Principado pretende evitar a toda costa.

BPA Andorra Banca privada MoraBanc
El redactor recomienda