Escotet ataca a Castellano: perdió cuota en Novagalicia y nadie conocía la marca
  1. Empresas
pretende bajar la mora 9 puntos en tres años

Escotet ataca a Castellano: perdió cuota en Novagalicia y nadie conocía la marca

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, arremetió ayer públicamente contra su antecesor, José María Castellano, y se fijó como objetivo volver a la situación anterior a su mandato

Foto: El presidente de Banesco y vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. (EFE)
El presidente de Banesco y vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. (EFE)

El actual gestor de Abanca, la antigua Novagalicia, el venezolanoJuan Carlos Escotet, arremetió ayer contra la gestión de su antecesor,José María Castellano(exconsejero delegado de Inditex), al que acusó de dilapidar la envidiable posición de la entidad en Galicia: "En los cinco años en que estuvo bajo régimen de intervención la caja (sic), se realizó una gestión contractiva del riesgo con la que perdió 10 puntos de cuota de mercado y en nuestro primer año hemos recuperado casi 2 puntos",aseguró en el Encuentro Financiero organizado por Deloitte en Madrid.

Escotet añadió a que "era necesario, hasta por razones del agotamiento del proceso previo, ir a un cambio en la dirección general", lo que incluye al número dos de Castellano, César González-Bueno,responsable del lanzamiento de ING Direct en España. Según el actual vicepresidente de la entidad (el presidente formalmente esJavier Etcheverría),"para nosotros, el tema más riguroso y más importante en la actualidad es elde la gobernanza;por eso hemos apostado por una gerencia totalmente profesional e independiente, y consejeros también mayoritariamente independientes". Un principio que aplica al período de Castellano pero que no excluye en la actualidad el nombramiento del primo del propio Escotet como director general.

No contento con estos ataques, Escotet también cuestionó la gestión de Castellano en otro capítulo: la marca. "La gente no sabía cómo se llamaba la institución, todo el mundo hablaba dea caixa [la caja en gallego] pero no había identificación. Por eso aceleramos el proceso de cambio de marca por Abanca y eso ha permitido la recuperación de la confianza y de la cuota de mercado". A favor de la tesis del actual responsable hay que recordar quela fusión de Caixa Galicia y Caixanovacambió su nombre hasta en tres ocasiones: primero se llamó NovaCaixaGalicia pero, ante el poco afortunado acrónimo (Nocaga), pasó a denominarse Novagalicia, y aún volvió a cambiar de nombre otra vez porNCG Banco.

Preferentes y suelo, herencias "lamentables"

El propietario del grupo financiero Banesco, en el que se encuadra Abanca, también echó la culpa a la herencia recibida de otros dos problemas, si bien no son achacables directamente a Castellano. El primero es el de las preferentes, que calificó de "lamentable" pero del que aseguró que está resuelto en un 94% hasta la fecha. Uno de los primeros compromisos de Escotet tras la compra de Novagalicia fue devolver el dinero a todos los inversores aunque hubieran sido rechazados en el arbitraje por no cumplir los requisitos (teníanconocimientos financieros o una cartera con productos de riesgo, por ejemplo). Como es sabido, fue la Comisión Europea quien impuso las quitas a las preferentes en las cajas quebradas para que asumieran parte de las pérdidas y reducir así el importe de dinero público del rescate.

El segundo es el de las cláusulas suelo, ya que el Supremo condenó a Novagalicia, junto a BBVA y Cajamar, a eliminarlas para todos sus clientes por no ajustarse a la legalidad. Según Escotet, esta condena ha tenido un impacto de 122 millones en la cuenta de resultados. De hecho, es uno de los motivos de que la entidad esté en pérdidas antes de impuestos de 41 millones y de que su margen caiga un 67% (aunque varios conceptos contables le llevan a dar un beneficio de 2.571 millones, mayor que el de BBVA).El banquero venezolano puso los suelos como ejemplo de la mayor fortaleza de las plataformas de defensa de los usuarios y el endurecimiento de la normativa de consumo, que citó como un desafío para el sector junto al constante endurecimiento de la regulación y el nuevo modelo de supervisión del BCE.

Recuperar cuota y bajar 9 puntos la morosidad

El vicepresidente de Abanca también formuló sus objetivos para la entidad gallega de aquí a 2018, en un mensaje de que no pretende vender la entidad antes de esa fecha en contra de la opinión generalizada del mercado. El principal,recuperar las cuotas que sumaban las dos cajas antes dela fusión,dilapidadas por Castellano, es decir, el 45% en depósitos y el 36% en crédito en dicha comunidad autónoma. Esto implicará superar los 30.000 millones en préstamos, y llevará a Abanca a un beneficio antes de impuestos de 1.500 millones. Dado que pretende tener para entonces un nivel de capital de Basilea III superior al 15%, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) alcanzará el 10%, un objetivo que el resto del sector fija para el próximo año o incluso para este, como Bankia.

Estas previsiones se completan con un ratio de eficiencia por debajo del 50%, en línea con el grueso de la banca española, y con lo más sorprendente: una morosidad de sólo el 3%, lo que implica una reducción de 9 puntos desde el 11,9% actual. Para lograr estas metas, Escotet pretende expandirse por la cornisa cantábrica y las principales ciudades españolas con un modelo híbrido de red física y canales digitales, y en el resto de España sólo a través de internet. En este empeño considera crucial el apoyo de los sindicatos, a los que ya ha convencido para abrir por las tardes y a los que ahora pretende embarcar en una política de retribución que prime el componente variable.

Juan Carlos Escotet Noticias de Abanca Novagalicia Banco José María Castellano
El redactor recomienda