EN RUMBO DE COLISIÓN CON LA JUNTA ELECTORAL

Carmena y Errejón vuelven a topar con la ley electoral: la JEC vetó la 'publi' en balcones

Tras ser apartados de los debates y quedarse sin banderolas en las calles, Más Madrid pone publicidad en domicilios antes de la campaña. La Junta Electoral ha prohibido esta práctica

Foto: Errejón ha colocado carteles antes del inicio de la campaña
Errejón ha colocado carteles antes del inicio de la campaña

La campaña de Más Madrid, el partido de Manuela Carmena e Íñigo Errejón, sigue topando con la ley electoral. Después de que la Junta Electoral Central los excluyera de facto de los debates en Telemadrid y les prohibiera tener banderolas oficiales por ser un partido nuevo, la formación ha comenzado a distribuir carteles para que sus simpatizantes los cuelguen en los balcones privados, como ha comenzado a hacer el propio Errejón. Pero una instrucción de la Junta Electoral Central impide hacerlo antes de que empiece oficialmente la campaña, el próximo jueves, y el PP considera que ni en campaña se puede hacer publicidad fuera de los espacios designados. Más Madrid interpreta que cumple la ley y que no debe haber problema.

Manuela Carmena lanzó el viernes en Twitter su campaña para empapelar los domicilios privados con los carteles de Más Madrid. La decisión de la Junta Electoral de considerarlos un partido nuevo, algo que en Podemos y Más Madrid temían desde hacía meses, les dejaba sin espacios electorales en las calles y los mínimos anuncios en televisión. "Más de 100 balcones en tan solo un rato. Gracias a los madrileños y madrileñas que prestan su hogar para apoyar a Más Madrid. Qué ilusión y alegría. Súmate y te haremos llegar a casa banderolas y pancartas: queremos más Madrid y lo haremos juntos", tuiteó la alcaldesa.

El partido ha creado una web en la que distribuye sus propias banderolas para los vecinos y responsabiliza a la JEC: "La Junta Electoral Central no dejará que Manuela Carmena e Íñigo Errejón acudan a debates ni que haya ventanas y carteles de Más Madrid. Pues seremos las madrileñas y los madrileños los que empujemos esta campaña: calle a calle, balcón a balcón, local a local".

Íñigo Errejón, candidato a la Comunidad, anunció en la misma red social que el sábado había comenzado a distribuirlas y se fotografió colocando uno de los carteles. "Más de 2.800 peticiones de banderolas para balcones. Un total de 6.000 banderas pedidas. Nuestra campaña la levanta a pulso la gente: calle a calle, balcón a balcón, gesto a gesto. Madrid quiere Más Madrid".

Sin embargo, la medida tiene un problema. La campaña electoral de municipales y autonómicas comienza el jueves que viene. Hasta entonces, la ley electoral impide hacer propaganda. Los partidos interpretan a menudo que pueden hacer de todo salvo pedir el voto pero no es así. La Ley Orgánica de Régimen Electoral (Loreg) establece que "desde la convocatoria de las elecciones hasta el inicio legal de la campaña, queda prohibida la realización de publicidad o propaganda electoral mediante carteles, soportes comerciales o inserciones en prensa, radio u otros medios digitales, no pudiendo justificarse dichas actuaciones por el ejercicio de las actividades ordinarias de los partidos, coaliciones o federaciones reconocidas en el apartado anterior".

El artículo es bastante amplio, pero una instrucción de la JEC de 2011 sí detalló qué pueden y qué no pueden hacer los partidos antes de que empiece la campaña y prohíbe expresamente el uso de domicilios privados. "Tampoco se considera permitido en el período indicado el reparto con fines de propaganda de material diverso como llaveros, bolígrafos, mecheros, pines u otros objetos similares, que incluyan el nombre o la foto de los candidatos o la denominación o siglas de la formación política, ni la exhibición de fotos de los candidatos o de carteles con la denominación, siglas o símbolos de una formación política en el exterior de domicilios privados". La ley es estatal pero deja claro en una disposición adicional que artículos como ese que afectan también a las elecciones autonómicas.

Un portavoz de Más Madrid explica que el partido considera que sí está cumpliendo la ley porque no contratan nada y que es similar al uso de vehículos privados con la cara del candidato, algo que sí permite la instrucción de la JEC de 2011 sobre lo que se puede hacer y lo que no. Si la Junta ordenase esperar a la campaña pedirían a sus simpatizantes no colgarlos antes de la medianoche del jueves.

La valla de Cs que la Junta Electoral ordenó retirar en la precampaña de las generales.
La valla de Cs que la Junta Electoral ordenó retirar en la precampaña de las generales.

La ley limita mucho las campañas electorales para que los partidos no incurran en gastos excesivos. En la campaña de las generales, Ciudadanos ya incurrió en este error y fue sancionado por la Junta Electoral. Colocó una valla en un edificio del centro de Madrid contra Pedro Sánchez antes de que empezara oficialmente la campaña y la Junta Electoral de Madrid le obligó a retirarla.

El candidato del PP a la alcaldía de Madrid, José Luis Martínez Almeida, considera que Más Madrid ha cometido un fraude. "Ahora ningún partido que se presente a las elecciones puede hacer ningún tipo de publicidad electoral, pero en mi opinión tampoco se puede hacer así durante la campaña. La ley electoral establece claramente que solo se podrá hacer publicidad en los lugares designados al efecto por las juntas electorales, las banderolas de las farolas, las vallas, los 'mupis' de la ciudad, pero lo que están haciendo es un fraude porque colocan propagan electoral en lugares no autorizados al efecto por la junta electoral. Por tanto, ni ahora, porque ninguno lo podemos hacer; ni después, porque solo se puede hacer publicidad en lugares autorizados", explica a este diario. Almeida tuvo una campaña publicitaria en el Metro pero el partido la retiró cuando oficialmente se convocaron las elecciones. La Loreg establece que "los partidos, coaliciones, federaciones y las candidaturas solo pueden colocar carteles y otras formas de propaganda electoral en los espacios comerciales autorizados".


La Junta Electoral sí ha dado la razón a Izquierda Unida-Madrid en Pie y les ha dejado tener banderolas con la candidatura de Carlos Sánchez Mato al considerar que se ha presentado a las generales dentro de Unidas Podemos y ha obtenido un porcentaje de voto relevante en Madrid.

La Junta Electoral está marcando como nunca la campaña electoral. Primero ordenó retirar los lazos amarillos de los edificios públicos de Cataluña y acabó acusando a Quim Torra de desobediencia. Además, vetó la presencia de Vox en el debate de Atresmedia por la misma razón que ahora afecta a Más Madrid, con lo que trastocó la campaña de Pedro Sánchez. Los episodios con Más Madrid son los últimos.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios