tras el 10-N

¿Qué apoyos necesitan el PSOE y Unidas Podemos para sacar adelante la investidura?

Tras el preacuerdo entre los líderes del PSOE y UP, el siguiente paso será buscar una mayoría parlamentaria que le permita al candidato socialista obtener una mayoría en el Congreso

Foto: Pedro Sánchez el día que afrontó la segunda y definitiva votación de investidura, fallida. (EFE)
Pedro Sánchez el día que afrontó la segunda y definitiva votación de investidura, fallida. (EFE)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han firmado un preacuerdo con el que se atisba que la formación del Gobierno progresista que ha estado prometiendo el PSOE desde antes de que se celebraran las elecciones del 28 de abril está más cerca que nunca.

Sin embargo, este acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos no es suficiente para logar la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados (176 escaños), ya que, juntas, ambas formaciones solo suman 155 tras las últimas elecciones del 10 de noviembre. Eso es algo que ambos líderes tienen claro. Por eso, tal y como ha avanzado Sánchez durante su comparecencia con Iglesias en la firma del acuerdo, el próximo paso será buscar apoyos con las demás fuerzas y conseguir así una "mayoría parlamentaria estable".

[Este es el documento que han firmado los líderes]

¿Con qué formaciones deberán pactar los socialistas y los morados para poder sacar adelante una investidura ahora que a los 120 diputados del PSOE se unirían a los 35 de Podemos?

Los partidos susceptibles de poder llegar a un acuerdo con este bloque progresista serían Más País y Més Compromís (que se presentaba a estas elecciones bajo la marca de Más País), que aportarían juntos 3 diputados; PNV (6 escaños); Partido Regionalista Cántabro (1); ¡Teruel Existe! (1) y BNG (1). Coalición Canaria (2) ha asegurado este martes que el acuerdo es un buen "punto de partida", aunque fijaran su posición tras la ronda de contactos.

Estas fuerzas sumarían en conjunto 167 escaños, -169 con CC- que no supone una mayoría absoluta, pero sería suficiente para una investidura en segunda vuelta en la que solo se necesitarían más 'síes' que 'noes', y permitiría no tener que contar el apoyo de los nacionalistas catalanes.

¿Qué apoyos necesitan el PSOE y Unidas Podemos para sacar adelante la investidura?

Estos cálculos funcionarían para investir a Sánchez como presidente del Gobierno siempre que los 5 diputados de Bildu y los 13 de ERC se abstuvieran en esa votación y contando con el 'no' del PP (89), Ciudadanos (10), Vox (52), JxCat (8), Navarra Suma (2) y la CUP (2), que sumarían entre ellos un total de 163 escaños.

Así, en una primera vuelta, la suma de los votos de las formaciones susceptibles de apoyar a PSOE y Unidas Podemos no valdrían para obtener la mayoría absoluta necesaria (según estos cálculos, el bloque progresista se quedaría a 8 escaños), pero en la segunda vuelta, serían suficientes los 167 votos a favor contra los 163 en contra.

El miércoles se conocía que el PNV, que antes aportaba a la aritmética de pactos 7 diputados, había perdido uno en favor del PP tras el recuento del voto de electores residentes en el exterior que quedaba pendiente.

Posibles apoyos para una investidura

Hay algunos líderes que, tras conocerse los resultados de estos últimos comicios, ya se habían empezado a posicionar y a insinuar sus apoyos a un futuro Gobierno progresista. Entre ellos se encontraba Aitor Esteban, el portavoz parlamentario de PNV, ha tendido la mano este martes para facilitar la investidura de Sánchez tras el preacuerdo con UP, aunque ha exigido al potencial ejecutivo "un respeto al ámbito competencial". En el posible pacto en ese espectro político, el Partido Nacionalista Vasco aportaría 6 diputados.

El candidato de ERC en las elecciones generales, Gabriel Rufián, sin embargo, negó por ahora el apoyo de su grupo a un Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Misma línea ha seguido este martes, tras el preacuerdo, la portavoz republicana Marta Vilalta, que ha fijado su posición en el no "ahora mismo". "Si quieren alguna cosa de nosotros, lo que les exigimos es que se sienten a hablar. Lo decimos nosotros y lo dice la gente en la calle".

El Partido Regionalista Cántabro (PRC) sería otro apoyo en la política de pactos que deberán ahora emprender Sánchez e Iglesias. El candidato del PRC, José María Mazón, fue el único apoyo que consiguió Sánchez en su fracasada investidura de las elecciones de abril. El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha apuntado que su formación seguirá apoyando a Sánchez si se cumple lo acordado entonces.

El cabeza de lista al Congreso por Valencia de Més Compromís, Joan Baldoví, había reclamado al presidente en funciones que empezara "a preparar las conversaciones" para formar gobierno, porque "lo que no puede hacer el PSOE es dejar pasar el tiempo como lo dejó pasar de una manera absolutamente inútil la pasada legislatura".

En la parte del 'no', la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, enfatizó este martes que su formación votará no y criticó a los comunes por sumarse a ese pacto y entrar en el "marco mental del 155".

El portavoz nacional del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Ana Pontón, ha asegurado este martes, tras conocerse el acuerdo, que la formación nacionalista tiene “muy claro” que es “favorable a dialogar para que haya un Gobierno de progreso”, aunque su voto está condicionado “al compromiso con una agenda gallega que no puede seguir esperando más tiempo”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios